La dispensación de gafas de presbicia pregraduadas en las farmacias, nueva conferencia del COF

Lanza Ciudad Real
La conferencia tuvo lugar en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real

La conferencia tuvo lugar en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real

Una treintena de profesionales de la provincia asiste a esta nueva acción formativa del colegio ciudarrealeño impartida por el farmacéutico y óptico Jesús Echarri

El 80% de los españoles mayores de 45 años tiene presbicia o vista cansada, una evolución natural de la visión que tiene diferentes soluciones, entre ellas las gafas pregraduadas, un producto sanitario de clase 1 que se dispensa en farmacias. Por este motivo, el Colegio de Farmacéuticos de Ciudad Real celebró recientemente una nueva acción formativa dirigida a profesionales de la farmacia al objeto de mejorar sus conocimientos y capacidad de atención a sus clientes en esta materia.

El vocal de Óptica y Ortopedia del COF ciudadrealeño, José Manuel Sánchez Valdivia, aseguró que esta conferencia obedece al interés del Colegio por ofrecer formación a sus colegiados en un producto que cada vez se vende más fuera del canal Farmacia, a pesar de que éste es el que ofrece mayores garantías. “El conocimiento es lo que nos permite diferenciarnos a la hora de vender este producto que cada vez es más necesario debido, sobre todo, a los efectos del uso de dispositivos móviles”, dijo. “Qué es la presbicia, cómo se trata, qué lentes son las adecuadas y cómo saber si estas gafas premontadas valen para una persona y no para otra, siendo conscientes de que como profesionales sanitarios la recomendación es lo más importante y no la venta por la venta es nuestro objetivo”, destacó.

La conferencia, bajo el título “Dispensación de gafas de presbicia pregraduadas en la oficina de farmacia” fue impartida por Jesús Echarri, diplomado en Óptica Oftálmica, licenciado en Farmacia y Técnico Responsable de Productos Loring, y reunió a unos 30 profesionales interesados en refrescar sus conocimientos básicos sobre la visión, así como sobre los diferentes tipos de lentes oftálmicas de contacto, especialmente para presbicia, en la estructura y partes de una montura y en la dispensación de este tipo de gafas en la oficina de farmacia.

Según Echarri, lo fundamental para que la oficina de farmacia pueda prestar un buen servicio respecto a la dispensación de gafas de presbicia es que los profesionales sepan cuándo se puede aconsejar su uso y por lo tanto su venta y cuándo es necesario derivar al paciente al oftalmólogo o al óptico. “Lo importante es que el farmacéutico esté concienciado de que esto es un producto de uso ocasional, que no es personalizado y que no vale para todo tipo de personas”, explicó.

En este sentido, el usuario tipo de este producto, según el formador de Loring, sería una persona que utiliza gafas personalizadas pero que necesita tener otras de emergencia para situaciones puntuales, o aquellas personas que sin usar gafas tienen vista cansada y las necesitan también para momentos ocasionales y las adquieren en farmacia debido a su bajo precio.

Loring es un laboratorio español que fabrica gafas de farmacia desde hace más de 25 años con todas las garantías de cumplimiento de los estándares de calidad exigidos por la ley española y con precios muy competitivos. Además es una empresa comprometida con la moda española que acaba de lanzar al mercado dos colecciones de diseño.