La dueña del coche emergido del Vicario dice que se lo robaron, pero no lo denunció

Belén Rodríguez Ciudad Real
El Renault 21 emergido del Vicario sigue en la orilla a la que espera de que lo retire la CHG / Elena Rosa

El Renault 21 emergido del Vicario sigue en la orilla a la que espera de que lo retire la CHG / Elena Rosa

La policía no da crédito a esa versión pero no ve delito y ha remitido el caso a la Subdelegación del Gobierno por si cabe sanción administrativa

La Policía Nacional ha dado por esclarecido el misterio del Renault 21 que el bajo nivel del pantano del Vicario de Ciudad Real ha hecho aflorar a la superficie este mes, y descarta cualquier relación con un hecho delictivo.

La propietaria, a la que han localizado e interrogado, ha explicado que hace catorce años le robaron el vehículo pero que no lo denunció, una versión a la que los investigadores dan poco crédito, pero que en sí no supone un delito, por lo que han remitido el informe a la Subdelegación del Gobierno por si la acción es objeto de sanción administrativa.

La investigación también ha incluido un examen del vehículo para descartar la existencia de restos humanos o cualquier otro indicio de criminalidad.

El coche sigue varado en la orilla

El coche, que todavía se puede contemplar varado en la orilla, en espera de que la Confederación Hidrográfica del Guadiana lo retire, lo avistaron unos piragüistas el sábado 3 de octubre. El viernes 9 voluntarios de la agrupación de Protección Civil de Ciudad Real del Grupo Especial de Rescate Acuático y Subacuático (Geras) en colaboración con la Policía Nacional, lo sacaron del fondo y lo arrastraron hasta la orilla, situación en la que sigue una semana después.

El pantano del Vicario, un embalse de la cuenca alta del Guadiana para riego y deportes  a pocos kilómetros de Ciudad Real, inicia el año hidrológico con apenas dos hectómetros cúbicos de agua embalsados, el 6% de su capacidad. La sequía prolongada de los últimos años lo ha llevado a uno de sus peores momentos.