La estrecha conexión y complicidad de perro, cazador y naturaleza

A. Ruiz Ciudad Real
Se quedaron quietos cuando sus adiestradores se marcharon / J. Jurado

Se quedaron quietos cuando sus adiestradores se marcharon / J. Jurado

El Club Deportivo Respeto al Vuelo ofreció una exhibición de muestra en Fercatur con seis “encantadores” deutsch drahthaar

Eli, Marvel, Moris, Moro, Su y Peque fueron los seis deutsch drahthaar que mostraron sus cualidades y habilidades en la exhibición de perros de muestra que ofreció este domingo el Club Deportivo Respeto al Vuelo en el Auditorio de La Granja dentro del marco de actividades de Fercatur.

Permanecieron sentados aunque se acercaran otros cuidadores y sus perros / J. Jurado

Permanecieron sentados aunque se acercaran otros cuidadores y sus perros / J. Jurado

Organizada por Gestycaz y la Feria y presentada por el adiestrador Amando Diego, la exhibición contó con varios ejercicios de obediencia básica, la cual es “fundamental para el bienestar del perro y la unidad entre el can y la persona”, reporta estabilidad emocional al animal y para ella es fundamental el orden y la rutina. Los seis perros se quedaron sentados cuando sus adiestradores les indicaron que permanecieran quietos, incluso al perder la referencia visual de sus conductores, y fueron hasta ellos cuando fueron llamados de manera individual por sus cuidadores.

Se incidió en la importancia de la rutina y el orden para lograr correctas reacciones y respuestas / J. Jurado

Se incidió en la importancia de la rutina y el orden para lograr correctas reacciones y respuestas / J. Jurado

También se realizaron ejercicios de cobro, simulando el público con una palmada el ruido de un disparo, tras el que Eli recogió la pieza, se la mostró orgullosa la mar de contenta al resto de perros y se la entregó a su conductor. Eli lo hizo con trofeos de varias dimensiones y una pieza real muerta, un pato, mientas que en el ejercicio de muestra Mono y Marvel se quedaron tiesos, expectantes y eléctricos como flechas suspendidas en el trayecto ante la jaula de una codorniz tapada con paja, algo que también hizo Peque ante una codorniz viva.

La exhibición se realizó en el Auditorio de la Granja / J. Jurado

La exhibición se realizó en el Auditorio de la Granja / J. Jurado

Con estos ejercicios, se mostró la estrecha conexión, feeling y complicidad con la naturaleza y entre el perro con los adiestradores y cazadores, comentó Diego, que resaltó que los deutsch drahthaar, similares a los bracos pero de pelo largo y “encantadores para trabajar con ellos”, son perros polivalentes y se usan para caza mayor y menor.

El público disfrutó con la habilidad de los perros para encontrar el rastro y las piezas / J. Jurado

El público disfrutó con la habilidad de los perros para encontrar el rastro y las piezas / J. Jurado

Estos perros tienen “muy buenos vientos, son completos, duros, fáciles de manejar, con mucho aguante, tan pronto te pueden entrar en el agua para desalojar patos y aves acuáticas y cobrarlas como hacer un rastro en caza mayor”, agregó Diego, que indicó que también se utilizan en Alemania como protección y guarda, son “muy buenos con los niños”, no tienen generalmente miedo a las detonaciones y la cría de estos perros “no ha sido tocada mucho” como las de otras razas que para sacar más rendimiento económico “las han mezclado tanto que en algunos casos están muy deterioradas”.