La fiscalía de Ciudad Real recurre la absolución del acusado de abusar de su sobrina

Belén Rodríguez Ciudad Real
El pacto ha evitado el juicio que se iba a celebrar hoy / Clara Manzano

El pacto ha evitado el juicio que se iba a celebrar hoy / Clara Manzano

El ministerio público acude al Supremo contra esta sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial. La familia de la adolescente también lo ha hecho

La fiscalía de Ciudad Real ha recurrido en casación ante el Tribunal Supremo la última sentencia absolutoria de la Audiencia Provincial en un caso de abusos a menores.

La denunciante es una adolescente de un pueblo de la comarca de Valdepeñas que en 2015 denunció a su tío -marido de la hermana de su madre- por haber estado abusando de ella durante cinco años.

En el juicio, que se celebró el mes pasado a puerta cerrada, la chica volvió a reiterar la denuncia, y su relató contó con el apoyo del equipo psicosocial del los juzgados, pero la Sección Primera de la Audiencia entendió que no había delito, en todo caso “una falta de vejaciones” (un tipo penal destipificado en la última reforma del Código Penal).

La fiscalía de Ciudad Real, que pedía cinco años de prisión para el acusado, mantiene que hubo delito y ha recurrido en casación el fallo de la Audiencia, algo poco frecuente.

También ha presentado recurso la familia de la víctima, representada por la abogada Concha Marín, del programa Revelas-m de apoyo a menores víctimas de abusos sexuales.

La chica relató al tribuna que su tío estuvo abusando de ella más o menos a partir de los diez años y hasta que cumplió 16, en 2015, cuando decidió contar lo que le estaba pasando.

La tocaba cuando se quedaba a solas

Detalló que su tío la manoseaba cuando se quedaba a solas con ella. Al principio los tocamientos eran leves, por encima de la ropa, pero a medida que fue cumpliendo años se agravaron, hasta el punto de que empezó a prevenirse contra él y le pidió a su hermano pequeño, de unos 9 años, que nunca la dejara a solas con el tío.

Una relación familiar estrecha rota

A sus padres no les dijo nada porque no quería estropear la estrecha relación que existía entre las familias, completamente rota a raíz de esta denuncia. La menor contó en febrero del año 2015 lo que supuestamente le pasaba en una carta por correo electrónico a su padre, que fue a denunciar a su cuñado en ese mismo momento y rompió relaciones.