La Fiscalía de Ciudad Real redistribuye el trabajo para adaptarse a la nueva oficina fiscal

Belén Rodríguez Ciudad Real
El fiscal jefe de Ciudad Real, Luis Huete, este lunes en la oficina de la Fiscalía de Ciudad Real conversando con una de las funcionarias / Elena Rosa

El fiscal jefe de Ciudad Real, Luis Huete, este lunes en la oficina de la Fiscalía de Ciudad Real conversando con una de las funcionarias / Elena Rosa

A partir del 26 de febrero habrá una funcionaria coordinadora de la secretaría, otra encargada del seguimiento de la estadística y una tercera hará las veces de secretaria del fiscal jefe Luis Huete. Los cambios no implican contratar más personal por el momento

La Fiscalía de Ciudad Real estrenará oficialmente “la nueva oficina fiscal” el martes 26 de febrero, una nueva redistribución del trabajo que persigue avanzar en la adaptación tecnológica al expediente digital, en marcha desde hace un año.

“La mayor innovación es la designación de una funcionaria coordinadora con categoría de gestora, que hará las veces de jefa de personal, sin llegar a eso, pero con atribuciones para controlar el trabajo de la propia secretaria”, explica el fiscal jefe Luis Huete.

Encargada de la estadística

Otro de los cambios es el nombramiento de otra funcionaria (ya se sabe quienes son las personas de las nuevas atribuciones) con categoría de gestora para controlar la estadística digitalizada de la fiscalía, “que mantenga un control exacto de las aplicaciones para que la estadística sea real y buena”.

Secretaria del fiscal jefe

El tercer cambio es la designación –también es funcionaria- de una persona que hace las funciones de secretaria personal del fiscal jefe. Además habrá funcionarios de la fiscalía provincial, una plantilla de 17 por 22 fiscales, asignados a las diferentes especialidades que llevan los fiscales.

“En Ciudad Real ya llevamos funcionando así un tiempo, aunque con esta nueva decisión del Ministerio de Justicia lo hacemos de una forma oficial”, subraya Huete en declaraciones a Lanzadigital.com, unos días después de la presentación oficial de la nueva oficina fiscal de Castilla-La Mancha en el Tribunal Superior de Justicia de Albacete.

“Necesitamos 3 funcionarios más”

Los cambios no implican la contratación de más funcionarios, como pidió Huete en la última memoria fiscal, “en esta fiscalía no tocamos ni a un funcionario por fiscal, necesitamos al menos tres personas más, tenemos déficit de funcionarios y fiscales”, subraya, pero por el momento no hay opción a que lleguen refuerzos.

No obstante, el fiscal jefe confía en que este cambio en la organización suponga una descarga para los fiscales respecto al control de la actividad administrativa, y puedan agilizar el trabajo de investigación, “no parece concebible que el fiscal tenga que asumir el control de la actividad administrativa, eso siempre resta algo de tiempo”, recalca.

Huete, con otra funcionaria de la Fiscalía de Ciudad Real / Elena Rosa

Huete, con otra funcionaria de la Fiscalía de Ciudad Real / Elena Rosa

Funcionarios “bastante expertos”

Huete también elogia la capacidad de los empleados públicos de la fiscalía de Ciudad Real, “por lo general tenemos funcionarios bastante expertos que trabajan de una forma autónoma, y creo que muy consciente y fenomenal. No me quejo”.

Expediente digital en la fiscalía

En cuanto a la implantación del expediente digital en la fiscalía, reconoce que hay cosas que han mejorado bastante, como el visor digital, pero otras espera que puedan seguir mejorando. “Tenemos algunos inconvenientes serios porque todavía hay expedientes que no están totalmente digitalizados, porque las aplicaciones no terminan de estar coordinadas entre los juzgados y fiscalía. También nos sería muy útil que el expediente digital se pudiera consultar como cuando pasas folios en papel, o que se transcriban las declaraciones que ahora simplemente se graban”, añade.

Aunque a la Fiscalía de Ciudad Real, como todas, sigue llegando mucho papel, el fiscal jefe asegura “que ya casi todo lo que sale con firma es en digital”, “estos cambios siempre son un poco costosos para todos, pero sabemos que esto es el futuro”, remata.

Este nuevo modelo de trabajo en las fiscalías de Castilla-La Mancha, incluida la superior se presentó la semana pasada en Albacete. La Fiscalía General del Estado lo ha presentado como “un cambio que cataloga las distintas funciones, tiene un reparto racional de las mismas y permite distribuir mejor el trabajo”.