La importancia de las rehalas en la montería: cerca de un centenar de perros de la provincia se dan cita en Fercatur

Julia Yébenes Ciudad Real

La exposición se ha realizado en la zona exterior de la feria han participado las rehalas de Cabezarrubia del Puerto, Almadén, Viso del Marqués, Puebla de Don Rodrigo, Villarrubia de los Ojos, Puertollano, Abenójar, y Arroba de los Montes.

El importante papel de las rehalas en la montería tradicional española ha vuelto a ponerse de manifiesto este sábado en Ciudad Real, con la presencia en la Feria de la Caza, la Pesca y el Turismo (Fercatur) de cerca de un centenar de perros pertenecientes a ocho rehalas de la provincia de Ciudad Real, cuyos propietarios han defendido esta modalidad de caza.

Perros podencos esta mañana en Fercatur / J. Jurado

Perros podencos esta mañana en Fercatur / J. Jurado

Titulares de rehalas como José Romero y Emilio Montilla se han referido a los usos tradicionales de la participación de los perros, sobre todo podencos (puros o cruzados con mastines), en el arrastre y agarre de las especies cinegéticas de caza mayor (sobre todo jabalíes y ciervos), a la hora de abatir las piezas. Su contribución es “indispensable”, han señalado.

También han comentado las normativas que han de cumplir referidas a la sanidad y bienestar animal, y el “gran coste” que suponen los cuidados de los perros a lo largo de todo el año. “Hay que atenderlos cada día”, mientras que se trata de una “afición” y no “un trabajo”, dado que sólo acuden a las monterías en periodo de la temporada, entre octubre y febrero, periodo que se han de dar de alta como autónomos.

Otros canes que participan en la exposición / J. Jurado

Otros canes que participan en la exposición / J. Jurado

La exposición se ha realizado en la zona exterior de la feria han participado las rehalas de Cabezarrubia del Puerto, Almadén, Viso del Marqués, Puebla de Don Rodrigo, Villarrubia de los Ojos, Puertollano, Abenójar, y Arroba de los Montes.

Por la tarde algunas de estas rehalas, como la de Romero, participarán en el Concurso Nacional de Colleras, donde un jurado valorará a los ejemplares.

Igualmente, dentro de las actividades técnicas la feria ha acogido un monográfico de trabajo y pruebas de aptitudes naturales del Perdiguero de Burgos y el Concurso Nacional de esta raza de perro.