La Junta planifica obras en 88 colegios e institutos de Ciudad Real para el periodo 2019-2023

Belén Rodríguez Ciudad Real
La delegada de la Junta Carmen Olmedo con el director provincial de Educación Francisco Navarro, este jueves / Clara Manzano

La delegada de la Junta Carmen Olmedo con el director provincial de Educación Francisco Navarro, este jueves / Clara Manzano

La reforma integral del instituto del Torreón y de los colegios Ángel Andrade-Dulcinea y Cruz Prado en Ciudad Real, y de todos los centros de Puertollano, incluido el conservatorio, entre las más destacadas. “Si el segundo Plan de Inversiones no sale adelante no es porque no haya capacidad económica”, asegura el director provincial de Educación

El actual Gobierno de Castilla-La Mancha ha planificado obras directas  para los próximos cuatro años en ochenta y ocho colegios, institutos y centros educativos de la provincia de Ciudad Real, por un importe que supera los 29,5 millones de euros.

Ciudad Real, Puertollano, Tomelloso y Alcázar de San Juan captan buena parte de unas inversiones que incluyen reformas integrales y parciales de colegios e institutos como el Torreón del Alcázar o los colegios Ángel Andrade y Dulcinea (en el mismo edificio) en Ciudad Real capital.

La Consejería de Educación cuenta además con una partida de 6 millones de euros para nuevas instalaciones deportivas.

El director provincial de Educación desgranando las obras / Clara Manzano

El director provincial de Educación desgranando las obras / Clara Manzano

Complementario a inversiones corrientes

“Este plan no sustituye al de inversiones municipales con cargo a fondos europeos, sino que lo complementa”, ha explicado el director provincial de Educación Francisco Navarro.

Lo que a día de hoy no está garantizado es su desarrollo en caso de cambio de Gobierno, excepto en un par de centros en los que las obras planificadas forman parte de diferentes fases de actuación, como es el caso del instituto de Socuéllamos.

Sobre el particular Navarro ha hecho hincapié en que “si el segundo Plan de Inversiones Educativas no sale adelante o sufre alguna modificación no es porque no haya capacidad económica del Gobierno de Castilla-Mancha”. “Esto es algo que nosotros acometemos con ilusión y ganas”, ha apostillado la delegada de la Junta Carmen Olmedo.

Olmedo y Navarro han dado a conocer hoy las obras para Ciudad Real de un plan que supone una inversión de 286 millones en cuatro años en la comunidad autónoma, muy superior al de esta legislatura, de 100 millones de euros, y “nada que ver”, ha recalcado Olmedo, “con los 19 millones en infraestructuras educativas para toda la región que se invirtieron en la etapa de Dolores de Cospedal en la Junta”.

El plan de inversiones no contemplan la construcción de ningún colegio nuevo, aunque en muchos casos las obras suponen partir casi de cero. Muchas de las instalaciones deportivas sí son nuevas.

Puertollano, la población con más obras

En las ochenta y seis obras previstas (aunque afectan a ochenta y ocho colegios) quien se lleva la mayor partida presupuestaria es Puertollano. Prácticamente todos los centros educativos se van a reformar en los próximos cuatro años. De las obras destaca la reforma integral del colegio Severo Ochoa, las parciales de Menéndez Pelayo, Cervantes, Ángel Andrade y Vicente Aleixandre, y la construcción de instalaciones deportivas en el colegio Gonzalo de Berceo.

Conservatorios e institutos de Puertollano

En Puertollano también está prevista la reforma integral del conservatorio de música Pablo Sorozábal, la parcial del conservatorio de danza y obras en los institutos Virgen de Gracia (integral), Leonardo da Vinci y Fray Andrés.

Colegio Cruz Prado de Ciudad Real

Las obras en Ciudad Real afectarán a cinco colegios. Una de ellas es la reforma integral del colegio Cruz Prado además del edificio que alberga los colegios Ángel Andrade y Dulcinea del Toboso.

En poblaciones más pequeñas destaca la reforma integral del colegio Hijos de Obreros de Almadén o del Virgen del Monte de Bolaños de Calatrava.

Un plan vivo

Olmedo y Navarro han hecho hincapié en que se trata de “un plan vivo”, al que se pueden ir sumando más colegios o institutos según las necesidades.

En materia de infraestructuras en estos momentos Educación tienen en marcha en la provincia las obras del colegio San Isidro de Daimiel y para  el verano están previstas obras menores, “hay gestiones que podremos ir adelantando”.