Lanza Digital

La Junta y La Caixa fomentaron el voluntariado de 500 mayores en 2017

El Gobierno de Castilla-La Mancha y la Obra Social de La Caixa fomentaron en 2017 el voluntariado de 500 personas mayores de la región que realizaron 53 actividades en el marco del proyecto ‘Acciones Locales’, en colaboración con 29 centros de mayores de la región.

Esta actividad es fruto del convenio de colaboración firmado entre el Gobierno regional y la Obra Social de La Caixa. El objetivo es fomentar un envejecimiento activo y saludable, así como dar una oportunidad de desarrollo personal y participación social a las personas mayores.

Los mayores de Castilla-La Mancha participan en actividades altruistas en favor de las personas más vulnerables de su entorno más cercano: en escuelas infantiles, hospitales, prisiones, centros de personas con discapacidad o centros de mayores.

En concreto, las actividades más frecuentes son aquellas relacionadas con la educación y la cultura (el 49,2%), seguidas de las relacionadas con la salud y la vulnerabilidad (30%) y, después, con la exclusión social (16%).

Como ejemplo, destaca ‘Adivina, adivinanza’, una acción en la que las personas voluntarias del Centro de Día de Personas Mayores de Campo de Criptana realizan juegos cooperativos en torno a adivinanzas y representaciones de cuentos con los estudiantes de 2º de Primaria de los colegios locales.

Beneficios para los mayores

Según el estudio ‘Personas mayores y voluntariado’, realizado por el Programa de Mayores de la Obra Social de La Caixa y la Fundación Pilares, la realización de estas actividades es enriquecedora a nivel personal, pero también resulta socialmente útil.

Sentirse valorado es el beneficio principal para los mayores (39,5 puntos), seguido del fomento de las relaciones y habilidades sociales (30 puntos), dar salida a su vocación solidaria (21 puntos), el aumento de la autoestima, la seguridad y la confianza (18,4 puntos) y mantenerse activos (14,4 puntos). Además, realizar voluntariado en la comunidad refuerza, para la mayoría de personas mayores, su interés en lo que ocurre en la comunidad.

Por otro lado, para los beneficiarios el bien principal es la autorrealización y adquisición de conocimientos (26,7 puntos), además del fomento de las relaciones y habilidades sociales (24,1 puntos) y la mejora de su calidad de vida (15,9 puntos).

En total, desde que se puso en marcha este programa hace seis años, se han realizado 2.253 actividades de voluntariado toda España con más de 3.300 voluntarios mayores de 65 años.