La llegada masiva de ‘Menas’ dispara los casos de desamparo de menores en Ciudad Real

Belén Rodríguez Ciudad Real

Los casos de menores extranjeros no acompañados tutelados por la Junta han pasado de 12 a 52 en el año 2018. La delincuencia juvenil sigue bajando

La llegada masiva de lo que se conoce como ‘Menas’, menores extranjeros no acompañados a Ciudad Real, disparó en 2018 el número de expedientes de desamparo en los que intervino la Fiscalía de Menores. En un año se ha pasado de 12 casos de adolescentes y niños tutelados por la junta a 52, según ha dado a conocer la fiscal delegada de Menores en Ciudad Real Carmen López de la Torre.

En 2018 también hubo que recurrir a la investigación para determinar si cinco supuestos menores extranjeros no acompañados (esa condición les hace pasar directamente a entrar en el sistema de protección) lo eran. Resultó que dos eran mayores de edad.

Un hogar de protección para ‘Menas’

El elevado número de menores extranjeros no acompañados que llegan a la provincia se mantiene en este 2019. Incluso se ha creado un hogar de protección especifíco para ellos.

El doble de expedientes de protección

Como en estos casos, la protección de menores es cada vez más importante en el trabajo anual de la fiscalía, de hecho los expedientes de protección que se abrieron el año pasado casi doblaron a los delictivos. En concreto 418 para proteger a chavales de su entorno y garantizar su buen desarrollo, frente a los 241 por delitos cometidos por chavales.

Baja la criminalidad

Con 241 expedientes de reforma la delincuencia juvenil en Ciudad Real en 2018 experimentó una bajada respecto al año anterior, en el que se abrieron 319. Robos y hurtos siguen siendo los delitos que más cometen los menores, pero se considera “preocupante” en palabras de la fiscal los casos de violencia filio parental: 22 casos, dos de ellos de violencia de género (en 2017 hubo 28).

Violencia intrafamiliar en menores de 14

El año pasado  hubo cuatro denuncias de violencia intrafamiliar, es decir, hijos que pegan a sus padres que se archivaron porque los autores tenían menos de 14 años y por tanto son inimputables desde el punto de vista penal.

La memoria de la fiscalía de menores 2018 también deja además 25 diligencias de investigación abiertas sobre absentismo escolar, de las que 12 terminaron en denuncia a los padres por dejación de sus funciones y el resto con archivo.