La lluvia impide la salida procesional de Santa Teresa en Ciudad Real

Eduardo Muñoz Martínez Ciudad Real
Imagen de la santa abulense en el convento de las carmelitas / E. Muñoz

Imagen de la santa abulense en el convento de las carmelitas / E. Muñoz

La lluvia y las adversas previsiones meteorológicas han impedido la salida procesional de Santa Teresa, prevista para la tarde de este sábado, que tenía previsto realizar el recorrido por el itinerario habitual sobre un trono profusamente engalanado con claveles en tono rosa, además de dragones blancos y paniculata, y que lo hubiese hecho artísticamente iluminada por cuatro candelabros de guardabrisa.

Este impedimento no obscureció, eso sí, la brillantez de otros cultos, tales que el último día del solemne quinario que cada día ha concluido, hoy también, con la celebración de la Santa Misa, presidida por el padre carmelita Fray Javier de María, natural de Almodóvar del Campo, que actualmente ejerce su ministerio en la ciudad de Granada. Durante la Eucaristía ocuparon lugares de excepción miembros de la junta de gobierno de la Hermandad de Santa Teresa, así como los ediles populares Rosario Roncero y Enrique Belda. Con un templo repleto de fieles, se ocuparon del acompañamiento musical las propias Madres Carmelitas.

Fieles asistentes a la Santa Misa / E. Muñoz

Fieles asistentes a la Santa Misa / E. Muñoz

Homilía

En su homilía, que comenzó el sacerdote presidente con un resumen de los temas tratados en los anteriores días del quinario, y que fueron la Oración, en todo lugar y siempre; San José, compañero de camino; la relación entre Santa Teresa y San Juan Bautista de la Concecpión, y Santa Teresa y la vida de Virtud, Fray Javier se centró en la figura de María, la Virgen, que junto con su Hijo presidieron siempre la vida de la santa abulense. En su vida personal, en la labor fundacional, a la hora de realizar sus escritos,… y es que María es la madre de la Iglesia, de Jesucristo. Por eso Santa Teresa fue “josefina”, por su devoción a San José, pero profundamente mariana.

Fray Javier de María durante la misa / E. Muñoz

Fray Javier de María durante la misa / E. Muñoz

Hay que favorecer, decía el predicador en otro momento, la devoción y el amor a la Virgen. Y nos exhortaba a pedirle a ella que nunca nos falte su protección, y acreciente en cada uno de nosotros la devoción que por nuestra parte se merece.

Mini concierto

Banda de cornetas y tambores Santo Tomás de Villanueva / E. Muñoz

Banda de cornetas y tambores Santo Tomás de Villanueva / E. Muñoz

Tras la eucaristía, que concluyó con el canto de la Salve Regina, la banda de cornetas y tambores “Santo Tomás de Villanueva”, que hubiese sido la encargada del acompañamiento musical durante el desfile procesional, ante la imposibilidad de hacerlo, ofreció un breve concierto dentro del templo, interpretando escogidas piezas cómo las tituladas “Cerca de ti”; “Ansiosa de verte”, que era un estreno; “Sanctus”; “Oh, pecador”, que también se estrenaba; “La Reina de los barrios”,… etcétera. Al término de cada una de las composiciones, fueron notablemente ovacionados.