“Si la mujer no es visible en el campo, se va la vida”

Julia Yébenes Ciudad Real
Carmen Quintanilla, Esperanza Orellana, Juan José Jiménez / lanzadigital

Carmen Quintanilla, Esperanza Orellana, Juan José Jiménez / lanzadigital

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Esperanza Orellana, subraya el papel estratégico de las mujeres en la dinamización y vertebración de los territorios rurales

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Esperanza Orellana, puso en valor este miércoles el papel de la mujer en la vertebración de los territorios rurales, a través del emprendimiento, para frenar la despoblación y crear oportunidades profesionales.

Así lo dijo en Ciudad Real en la clausura de la Jornada sobre emprendimiento de la mujer rural organizada por la Red Rural Nacional, con la colaboración de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (Afammer), en la que han participado un centenar de personas, entre empresarias rurales de toda España y responsables de entidades y administraciones implicadas en el desarrollo rural.

Orellana destacó el valor estratégico de las mujeres a la hora de  dinamizar y vertebrar los núcleos rurales, y su implicación en proyectos vinculados al territorio para frenar el proceso de envejecimiento y masculinización. “Si la mujer no es visible, es la primera que abandona el campo y con ella se va la vida”, señaló la directora, dado que la mujer “es vital para mantener vivo y vertebrar estas zonas”.

Por ello, es preciso impulsar mecanismos para visibilizar la “actividad de la mujer en la agricultura, que desarrolla con un trabajo intenso”, pero que no tiene un reconocimiento jurídico, económico y social.

“La mujer representa la mitad de la fuerza laboral, aunque existe una brecha importante en relación a los hombres”, reconoció Orellana, dado que el entorno agroganadero “está masculinizado”.

Por ello, habló de las nuevas oportunidades de emprendimiento que ofrece un medio rural “con muchas necesidades”, a través de  ideas “que no tienen que ver con la actividad agraria”, enfocadas a nuevos medios de comercialización y empresas de servicios, que se suman a los trabajos tradicionales de estos entornos agrícolas, ganaderos y agroalimentarios.

En este sentido, Orellana puso como ejemplo de esa “representatividad” a las impulsoras de los proyectos galardonados en los Premios de Excelencia a la Innovación para Mujeres Rurales que en este mismo foro dieron a conocer sus experiencias. “Han abierto oportunidades interesantes que son enriquecedoras e inspiradoras”, sostuvo, a la vez que valoró la cualificación de las mujeres, “cada vez más formadas”, a la hora de enfrentarse al emprendimiento.

Estrategia nacional

Ante este escenario, Orellana ha aprovechado para comentar las líneas de la Estrategia Nacional de Modernización y Diversificación Rural el Mapama, como instrumento de apoyo al medio rural, en consonancia con la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, con el objetivo “de identificar las necesidades de las mujeres y los jóvenes agricultores a la hora de permanecer en su territorio, y plantear aquellas medidas que puedan convertir a las zonas rurales en centros de crecimiento, emprendimiento e innovación”.

Del conjunto, destacó la cuarentena de medidas del ‘Paquete Joven’ para luchar contra el envejecimiento y la despoblación y para ofrecer a los jóvenes diferentes herramientas de prospección económica y profesional en el medio rural y complementarlas con otras nuevas.

En el caso de las mujeres, habló de la revisión actual de la Ley de Titularidad Compartida, a través de grupos de trabajo entre responsables nacionales y regionales de diferentes organizaciones para alcanzar “ese reconocimiento económico y social de las mujeres que trabajan en el campo”, dentro de los principales objetivos de esta norma, que promueve y favorece la igualdad real y efectiva de las mujeres en el medio rural.

Sin embargo, Orellana llamó la atención sobre el bajo número de mujeres inscritas como cotitulares de explotaciones, con un total de 299, aunque Castilla-La Mancha y Castilla y León son las comunidades autónomas, recalcó, donde más altas hay registradas.

Por ello, avanzó que en los próximos meses el Mapama acometerán diversas iniciativas para impulsar la efectiva aplicación de la cotitularidad.

Desarrollo rural

De la misma manera, esta responsable del Mapama se refirió a los programas de Desarrollo Rural, dotados para el actual periodo 2014/2020 con más de 12.380 millones de euros, financiados entre un 60% y un 80% por la Unión Europea, y el resto por las comunidades autónomas y el propio Ministerio de Agricultura.

Dichos programas comprenden, incidió,  diversas medidas orientadas a favorecer el emprendimiento y el autoempleo de las mujeres y los jóvenes.

En materia formativa, la directora general subrayó las diferentes acciones dirigidas al emprendimiento de mujeres y jóvenes, como las que se otorgan a las asociaciones de mujeres rurales de ámbito nacional, para las que en 2017 han contado con ayudas por valor de 400.000 euros.

También se refirió a los Premios de Excelencia, creados para visibilizar experiencias innovadoras de mujeres emprendedoras del medio rural, y cuyo plazo para la presente edición está abierto.

Futuro

De su lado, Carmen Quintanilla, presidenta nacional de Afammer, aseguró que el mundo rural “tiene futuro”, tal y como lo pusieron de manifiesto en la jornada con sus proyectos mujeres “valientes, que han roto estigmas y roles”.

Quintanilla se hizo eco “de la gran evolución” del medio rural en España desde que hace 35 años fundó Afammer, en unos tiempos en los que “la sociedad urbana era deudora de la rural” y en los que el campo “era invisible”.

Y fue, según rememoró, a través del activismo de asociaciones civiles como la que dirige que hayan conseguido “poner de moda los pueblos de España y la sociedad rural”.

Quintanilla aseguró que “ha merecido la pena”, pues han logrado hitos como los planes para la promoción económica de la mujer rural, la lucha contra la violencia de género, además de favorecer la lucha contra la despoblación y el envejecimiento.
La presidenta de Afammer puso en valor, igualmente, el papel de los grupos de acción local para favorecer el emprendimiento y el empleo femenino y poder alcanzar, así, “el equilibrio hacia la igualdad y la justicia social”.

Proyectos emprendedores

En cuanto a las ponentes de la jornada, la primera de otras que organizará el Ministerio, se expusieron, en primer lugar, enriquecedoras e inspiradoras experiencias prácticas de emprendimiento de los proyectos galardonados en los Premios de Excelencia a la Innovación para Mujeres Rurales como el de ‘Clisol turismo agrícola’ de Almería, encabezado por Dolores A. Gómez Ferrón, que ha revolucionado la proyección social de los invernaderos; el de ‘Salvad a la oveja guirra’, ideado por Regina Monsalve Mayans para explotar una raza “resistente”; ‘Masía Ana: Agroecología inter-generacional’, en el que Susana Gordo y otra socia han apostado por los productores estrictamente ecológicos y así tener más margen económico y “recuperar sabores antiguos”; ‘El Kirynal Ecológico’ para la producción ecológica de huevos y aceite en Albacete, liderado por Susana Sánchez.

En otra mesa se intercambiaron experiencias entre emprendedoras y participantes en grupos de acción local “Montes Norte” de Ciudad Real, y “Arco” de Granada, además de las iniciativas profesionales de emprendedoras, como Mercedes Salvador con ‘Agroturismo Beas de Granada’ que se ha convertido en agente dinamizador de su comarca a través de su restaurante y el vino y aceite que produce; la ciudarrealeña María Ascensión Escobar habló de ‘El Jardín Marly C.B. Ludoteca’ en Almadén, una iniciativa privada apoyada por un plan europeo; ‘Arte Gaia’ fue “vendido” por Juana Teresa Gil, en base a un atractivo proyecto vinculado a la naturaleza, así como Ana María Romero presentó su residencial geriátrico San Blas en Agudo, un proyecto a base “de trabajo y trabajo” y que se ha convertido en un servicio oportuno en una comarca envejecida.

Se expusieron enriquecedoras e inspiradoras experiencias prácticas de emprendimiento por parte de mujeres

También intervinieron portavoces de administraciones y entidades que trabajan para apoyar el emprendimiento de la mujer en el medio rural como el Programa ImpulsaMujerRural. DipuEmpleaPlus Emprendimiento de la Diputación de Guadalajara; el papel de las cámaras de comercio; los nuevos modelos de negocio de la Fundación Andanatura, o la introducción de este tipo de emprendimiento en el sistema educativo, tal y como defendió un portavoz de Valnalón.