La Policía de Ciudad Real atrapa a una culebra bastarda en la calle San Isidoro

Belén Rodríguez Ciudad Real
El policía que la ha capturado, con el ejemplar antes de liberarlo en el campo / Policía Local

El policía que la ha capturado, con el ejemplar antes de liberarlo en el campo / Policía Local

El vecindario atemorizado llamó a los agentes que la capturaron y la liberaron después. La mordedura de este reptil es dolorosa pero no peligrosa

La Policía Local de Ciudad Real cerró la jornada festiva del lunes, fiesta local por la romería de la Virgen de Alarcos, este año suspendida por la pandemia, con la captura de una culebra bastarda (son agresivas y de gran tamaño) que se aventuró a deambular por la ciudad, en un patio vecinal de la calle San Isidoro.

Vecinos asustados avisaron al 112 y este a la Policía Municipal sobre las siete de la tarde. Un agente la capturó y la liberó poco después en el campo, aunque antes posó con el ejemplar, tal y como ha dado a conocer el cuerpo en su cuenta de Twitter.

La culebra bastarda, la mayor de la península Ibérica, “es agresiva y si es molestada se erguirá como una cobra y hará notar su enfado con un siseo penetrante”, explica la web especializada faunaiberica.org.

Su mordedura es dolorosa, pero no peligrosa

Es venenosa, pero su veneno, de efectos locales, “es inoculado por unos colmillos posteriores que sólo llegan a morder cuando su presa ya está bastante dentro de su boca, por lo que su mordedura, aunque puede ser dolorosa, no es peligrosa para el hombre», afirman las mismas fuentes.

La tortuga africana del mes de octubre

Las intervenciones con animales de la Policía Municipal -más allá de perros y gatos-  no son habituales, pero tampoco infrecuentes. La última sonada fue el rescate de una tortuga africana de más de 20 kilos, en octubre del año pasado, que varios conductores vieron en una rotonda cuando circulaban por la carretera que une Ciudad Real con Aldea del Rey.

El animal, una especie exótica (de la especie sulcata) que alguien tenía como mascota, acabó sana y salva con dueño que tenía los permisos en regla.