La Policía Local de Ciudad Real acota el edificio Zoco Real en la carretera de Porzuna por el desprendimiento de una cornisa

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Restos del desprendimiento en el suelo / Clara Manzano

Restos del desprendimiento en el suelo / Clara Manzano

El edificio, prácticamente en ruinas, ha sido objeto de quejas de numerosos vecinos de la zona por la presencia de roedores en las inmediaciones del mismo.

La Policía Local de Ciudad Real ha acotado este jueves el edificio conocido como Zoco Real, situado entre las carretera de Porzuna y la calle Santo Tomás de Aquino, a consecuencia del desprendimiento de una cornisa.

El edificio acumula años de estar en desuso / Clara Manzano

El edificio acumula años de estar en desuso / Clara Manzano

Los servicios de Urbanismo del Ayuntamiento de Ciudad Real han sido los encargados de dar la voz de alarma tras su desprendimiento para su posterior precinto por la Policía Local a fin de evitar nuevos desprendimientos.

El edificio, en el que antes estaba la discoteca Rocas y todavía perdura otro local de ocio nocturno, se encuentra prácticamente en ruinas. De hecho, en numerosas ocasiones los vecinos de la zona, a través de las redes sociales, se han quejado de la presencia de roedores en las inmediaciones del mismo.

El edificio continuará precintado hasta que se subsanen las posibles deficiencias y se constate que no existe riesgo de nuevos desprendimientos.