La residencia Santa Teresa Jornet de Ciudad Real pide material sanitario para sus trabajadoras

C.M. - Lanza Ciudad Real
Exterior de la residencia de ancianos Santa Teresa Jornet / J.Jurado

Exterior de la residencia de ancianos Santa Teresa Jornet / J.Jurado

Varios residentes presentan sintomatología propia del COVID-19, aunque la falta de test rápidos impide que puedan ser diagnosticados.

La residencia Santa Teresa Jornet de Ciudad Real, gestionada por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados y ubicada en la calle Calatrava de la capital provincial, precisa de material sanitario para los empleados y empleadas del centro residencial ante la escasez de este tipo de materiales para poder lidiar con el COVID-19.

La directora de la residencia, Encarnación Álvarez, ha asegurado a Lanza que «están muy mal de material sanitario», aunque imagina «que así estarán todas». Tienen escasez y necesitan urgentemente guantes de latex, mascarillas, gorros, batas de protección y botas de agua, dado que cada vez que atienden a un residente las desechan para intentar no expandir el virus, en caso de que lo hubiera.

Cartel a la entrada de la residencia / J.Jurado

Cartel a la entrada de la residencia / J.Jurado

Desde la residencia también echan en falta los ansiados test rápidos, dado que hay varios residentes que presentan sintomatología propia del COVID-19, pero no pueden saber, «a ciencia cierta», si estas personas padecen el virus o no, por lo que extreman las medidas de precaución con todos ellos.

Además, hay alguna baja entre los distintos empleados y empleadas de la residencia al haber estado en contacto con infectados de COVID-19 en su ámbito familiar, aunque tampoco se les ha diagnosticado que sean positivos por la falta de test.