La Revoltosa: aventuras y desventuras de una Corrala

Joaquín Muñoz Coronel Ciudad Real
La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

Los ‘Clásicos de la Lírica’ encandilan en el Quijano

El Teatro Quijano acogió el jueves una de las zarzuelas más conocidas, La Revoltosa, que como La Verbena de la Paloma o La Gran Vía, es una de las que refleja más cómicamente el ambiente típico madrileño, de la castiza vecindad de los siglos XVII al XIX en la Corrala. Un tipo de vivienda característica del viejo Madrid, diseñada como casa de corredor cuyos balcones daban a un patio interior. De su versión masculina, el Corral, tenemos la mejor y más genuina muestra en Almagro. Pero en este caso se trata de un teatro público permanente, y no de casas de vecindad como en el caso de Madrid, cuyo protagonismo en La Revoltosa es decisivo.

El escenario del Quijano se llenó de cantos y danzas -seguidillas manchegas incluidas-​ y de una puesta en escena muy acertada, con la participación de selectas voces de la lírica, y de la orquesta formada por casi una veintena de profesionales. El espectáculo nos sonó cercano y familiar, y nos hizo lamentar que no se representen zarzuelas con una mayor frecuencia en nuestros escenarios.

Casi sesenta personas entre músicos, actores, cantantes y técnicos, que comenzaron su gira en Ciudad Real, estarán en Soria el 25 de abril con Marina (se cumplen 125 años del fallecimiento de su autor, Emilio Arrieta), y continuará la gira con Revoltosa por Torrente, Ribarroja, Alicante, Miranda de Ebro y Guadalajara. En donde es de esperar que cosechen el mismo éxito obtenido en Ciudad Real, tras dos divertidas horas de actuación.

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

RUPERTO CHAPÍ

El autor de La Revoltosa, Ruperto Chapí Lorente, nació en 1851 en la localidad alicantina de Villena y, siguiendo la tradición familiar, Ruperto y sus hermanos comenzaron a estudiar solfeo desde muy pequeños con su padre y primer maestro, José Chapí. Nuestro futuro compositor aprendió a tocar el flautín y el cornetín, y con sólo nueve años entró a formar parte de la banda ‘Música Nueva’, actual banda municipal de Villena.

Al cumplir los doce años compone su primera zarzuela: Estrella del Bosque. Y es cuando sus padres, conscientes de las aptitudes musicales de su hijo, envían a Ruperto a Madrid cuando contaba dieciséis años. En la capital de España ampliará sus horizontes y completará su formación, ingresando en el Conservatorio donde, con el maestro Arrieta, logrará en 1872 el Primer Premio de fin de carrera, junto con su condiscípulo Tomás Bretón, otro zarzuelista notable.

Estudia armonía y composición, y para sufragar sus gastos ingresa en 1870 como profesor de cornetín en la orquesta del Teatro Circo de Rivas, donde también tocaba Tomás Bretón. En este lugar estrena su primera zarzuela, Abel y Caín, sin demasiado éxito. Pensionado en Roma, estrena luego en el Teatro Real de Madrid, contrae matrimonio y llega a ser padre de seis hijas y tres hijos. En 1878, comienza su carrera como compositor de zarzuela triunfando en 1880 con la zarzuela chica Música clásica, que le anima a probar con la zarzuela grande, alcanzando gran éxito con obras como: La tempestad (1882), La bruja (1887) y El rey que rabió (1891), El tambor de granaderos (1896), La Revoltosa (1897), o El puñao de rosas (1902)

Escribió un largo centenar de obras, la mayoría zarzuelas, aunque también media docena de óperas, música religiosa y música instrumental, siendo sus cuatro obras esenciales del siglo XX: La patria chica, La venta de Don Quijote, Circe (1902) y Margarita la Tornera (1909). Ruperto Chapí fue igualmente maestro de Manuel de Falla, y el fundador (1893) de la Sociedad General de Autores y Escritores (SGAE). Murió en Madrid en 1909, si bien sus restos descansan en Villena desde 2003.

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

LA REVOLTOSA

Quizá La Revoltosa sea la obra más representada de Chapí, compuesta bajo libreto de Carlos Fernández Shaw (1865-1911) y José López Silva (1861-1925), que se estrenó el 25 de noviembre de 1897 en el Teatro Apolo madrileño. La obra se desarrolla en un patio de vecinos de Madrid y posee un ambiente profundamente castizo.

Mari Pepa (La Revoltosa) es una chulapona guapa y coqueta que tiene revueltos a todos los hombres de la vecindad, lo que enfada a las vecinas y llena de celos a Felipe… Que está colado por ella, aunque presume de ser el único que resiste a los encantos de Mari Pepa. Igual le ocurre a ella, que siente celos de Felipe cuando le ve con dos chulapas… Lo cierto es que, aunque ambos están enamorados mutuamente, simulan un desprecio que no sienten.

Todos los vecinos se marchan a la verbena, quedándose solos Mari Pepa y Felipe que vuelven a tirarse pullas hasta que finalmente reconocen su amor. Sin embargo, las vecinas, hartas del comportamiento de sus maridos hacia Mari Pepa, deciden escarmentarlos. Para ello les hacen creer que Mari Pepa los ha citado a cada uno a solas… Pero lo cierto es que se juntan todos a la misma hora y en el mismo lugar… Pretenden quedarse a solas, pero no lo consiguen. Finalmente, tras descubrirse el engaño, Felipe confiesa su amor a Mari Pepa, y ésta acaba arrojándose definitivamente a sus brazos.

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

ANÉCDOTAS Y FRAGMENTOS

Ruperto Chapí pidió a los empresarios del Teatro Apolo, actores y músicos, que no desvelaran el contenido de la obra hasta el día del estreno. Un objetivo que logró, consiguiendo el día del estreno toda una sorpresa y una gran aceptación.
Esa misma noche del estreno, fue el propio Chapí quien salió a dirigir la orquesta, y los espectadores se entusiasmaron ya desde los primeros compases del preludio. Un preludio que, naturalmente, hubo de repetirse.

Curiosamente, entre los asistentes al estreno se encontraba el célebre compositor francés Camille Saint-Saëns (Sansón y Dalila, El Carnaval de los animales), quien después de oír el famoso dúo entre Felipe y Mari Pepa comentó: “¿Cómo es posible que en España llamen a esto género chico?”. Lo que ignoraba Saint-Saëns, es que lo de género chico se refiere únicamente a la duración de la obra, y no cuestiona para nada la calidad de la misma.

 Fragmentos más populares

  • Dúo de Felipe y Mari-Pepa, “¿Por qué de mis ojos los tuyos retiras?
  • Dúo de Felipe y Mari-Pepa, “Ay Felipe de mi vida
  • Dúo de Felipe y Mari-Pepa, “La de los claveles…

LA COMPAÑÍA

La ‘Compañía Teatral Clásicos de la Lírica’, según su director artístico Luis Roquero, “nace en Madrid en 2015 del empeño de un grupo de jóvenes profesionales, intentando solucionar aspectos de la situación laboral en este campo. Y combina a los nuevos y jóvenes valores de la escena, con figuras ya consagradas. Cuentan, por tanto, los componentes, con una larguísima experiencia en el sector, con amplias carreras en el mundo del espectáculo”.

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

La actuación es lo que da sentido a su trabajo, y el primer objetivo de la compañía es hacer música y teatro. Manteniendo la esencia clásica de las obras y el mensaje de los autores, aunque con un enfoque renovado, e intentando siempre que la calidad artística de músicos, cantantes y actores esté al máximo nivel.

La compañía teatral ‘Clásicos de la Lírica’ trata de acercar sus montajes a nuevos públicos, gente joven, y espectadores renovados ansiosos por disfrutar de un gran espectáculo… “así como conservar y cuidar al público de siempre, fiel conservador del género lírico en nuestro país”.

Trata de cuidar al máximo todos los aspectos estéticos de cada puesta en escena (vestuario, escenografías, utilería…), y lleva en su repertorio zarzuelas como Katiuska, Agua, azucarillos y aguardiente, La Corte de Faraón, La magia de la zarzuela (Antología), o la ópera española Marina.

EL REPARTO

-ANA MARÍA RAMOS (MARI PEPA). Mezzosoprano

-ANTONIO TORRES (FELIPE). Tenor

-ANDRÉS MUNDO (FELIPE). Tenor

-ENRIQUE RUIZ DEL PORTAL (CANDELAS). Tenor

-MARTA MORENO (GORGONIA). Actriz

-PEDRO JAVIER (CÁNDIDO RUIZ). Actor

-ELVIRA PADRINO (SOLEDAD). Soprano

-MIGUEL FERRER (ATENEDORO). Tenor

-MARGARITA MARBAN (ENCARNA)

-DARIO GALLEGO (TIBERIO). Barítono

-HECTOR PANTOJA (CHUPITOS). De 12 años

-MARIO SÁNCHEZ (NIÑO). De 7 años

Decorados: Readecor S.L.

Iluminación: José Luis Llorente

Sastrería: Amparo Lobato

Atrezzo: Propio de la Cía

Coordinación orquesta: Sancho Sánchez

Producción: Drao Producciones S.L.

-ENRIQUE G. REQUENA (Director Musical)

Formado en el Conservatorio de Madrid, ha dirigido numerosos títulos del repertorio lírico nacional como La del Manojo de Rosas, El Barbero de Sevilla o La Verbena de la Paloma, dirige la Orquesta de pulso y púa de la Universidad Complutense, la Rondalla lírica Manuel Gil, y ha realizado composiciones para el Coro Nacional de España.

-LUIS ROQUERO (Director Artístico)

Formado en Arte Dramático en la E.S.A.D. de Málaga y Murcia, ha estudiado Didáctica del Teatro en la Universidad Complutense, y Artes Escénicas en la Universidad Rey Juan Carlos. Ha producido zarzuela y ópera para el Teatro Carrión de Valladolid, y ha dirigido comedia musical con títulos como “Judas, el musical” o “Chicago”. Responsable de Arte y Vestuario en teatro para diversas compañías, y para el cortometraje “Últimos Días”.

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

MAGNÍFICO ESPECTÁCULO

En el espectáculo que aplaudimos el jueves, la compañía apuesta por unir tradición y modernidad. Con una puesta en escena muy cuidada en todos los detalles. “Se trata de una estampa costumbrista de finales del siglo XIX, pero con la modernidad del naturalismo de cualquier comunidad de propietarios en nuestros barrios”, afirma Roquero.

El montaje ha intentado darle importancia a todo aquello que ocurre en la vida de unos personajes que sienten, sufren, se divierten, trabajan; mujeres que urden sus engaños para poner a prueba a sus parejas… hombres que se desviven por conquistar a una mujer… discusiones de rellano de escalera donde los vecinos sacan a relucir todos sus trapos sucios… “Y entre toda esta revuelta, la historia de una mujer -Mari Pepa- y la de un amor: el de la Revoltosa”.

Es la producción de un espectáculo ciertamente original, con único título de zarzuela, pero donde se recogen además de las notas escritas por Ruperto Chapí, otros temas antológicos en el repertorio de la zarzuela. “Otros momentos madrileños en la vida de la Corrala, como el instante en que el joven fotógrafo ‘Fermín Película’ retrata con su cámara una preciosa estampa de todos los vecinos antes de salir camino de la verbena… con la música escrita por Federico Chueca para la polka del fotógrafo de la obra El Bateo…”.

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

La Revoltosa en el Teatro Quijano de Ciudad Real / JMC

O cuando el ‘señor Candelas’, animado durante la fiesta, deja volar su imaginación y se ve como única autoridad de la ciudad mientras los vecinos se dedican al cotilleo de escalera, al compás del ‘Tango del Wamba’ de la misma obra de Chueca. También Mari Pepa, que coquetea con todos los hombres de la vecindad, y hasta con el ‘señor Candelas’… con quien usa sus armas de mujer y le encandila con la música del ‘Tango de la Menegilda’ (El año pasado por agua, Federico Chueca).

O incluso cuando Encarna –magnífica soprano-, junto a las chicas de la Corrala que arreglan sus ropas, utiliza la ‘Canción del Ruiseñor’ para contar la historia de Felipe y Mari Pepa. Un fragmento rayano en el virtuosismo, digno de las mejores interpretaciones como ‘La reina de la noche’ (La Flauta mágica, Mozart)… En fin, un elenco de altísimo nivel, bien compenetrado, y con una alta sensibilidad que enganchó al casi completo patio de butacas del Quijano. Recordamos especialmente a Margarita Marbán como Encarna; al actor de carácter Enrique del Portal, que cumplía años y fue felicitado y cantado por sus compañeros –excelente coro-, o la simpática pareja cómica de Gorgonia y Cándido (Marta Moreno y Pedro Javier).