La tormenta de pedrisco daña cientos de coches, provoca inundaciones y ‘poda’ Ciudad Real

Belén Rodríguez Ciudad Real

Bomberos y Policía Local achicando agua en la zona de Santo Tomás de Villanueva tras la tormenta de pedrisco / Clara Manzano

El recuento de daños materiales es cuantioso tras las el paso de la tormenta de las seis de la tarde. Las hojas derribadas de los árboles han provocado inundaciones en muchas zonas

El recuento de daños materiales tras el paso de la tormenta de pedrisco que ha ‘bombardeado’ Ciudad Real capital esta tarde, con granizo del tamaño de pelotas de ping pong, de entre 4 y 7 centímetros de grosor, es cuantioso pero lo peor se lo han llevado los cientos de vehículos aparcados al aire libre: pocos se salvan de haber sufrido daños, y los hay con todas las lunas rotas.

Coche con la luna completamente destrozada / Lanza

Coche con la luna completamente destrozada / Lanza

coches rotos1

coches rotos1

Lo mejor es que no parece que haya ninguna persona herida grave, han confirmado fuentes del servicio regional de Emergencias 112. La tormenta de esta tarde y en general las de toda la jornada del martes estaba anunciada por la Agencia Estatal de Meteorología, que había avisado desde primera hora de la mañana de que podía caer granizo en algún punto.

Bomberos destapando sumideros atascados por las hojas y el granizo / Clara Manzano

Bomberos destapando sumideros atascados por las hojas y el granizo / Clara Manzano

Intervención por inundaciones en la iglesia de Santo Tomá de Villanueva / Clara Manzano

Intervención por inundaciones en la iglesia de Santo Tomá de Villanueva / Clara Manzano

La lotería del granizo, en Ciudad Real

Pronosticar dónde cae el granizo y su grosor es una lotería con la que no se atreven los servicios meteorológicos. Esta 11 de agosto le ha tocado de lleno a Ciudad Real capital, y en vez cosechas, las víctimas han sido el mobiliario urbano, vehículos particulares, cornisas de edificios y objetos domésticos.

Ciudad Real, tras el paso de la tormenta de granizo / Clara Manzano

Ciudad Real, tras el paso de la tormenta de granizo / Clara Manzano

Las zonas verdes y el arbolado se han llevado lo suyo. El pedrisco, que apenas ha durado seis minutos, ha podado literalmente decenas de árboles, las hojas han caído al suelo y entre el hielo y el agua han provocado atascos en imbornales que ha habido que desatascar.

Un Policía Local hablando con un vecino de la zona de Santa Tomás de Villanueva / Clara Manzano

Un Policía Local hablando con un vecino de la zona de Santa Tomás de Villanueva / Clara Manzano

Las tormentas de este 11 de agosto han dejado 10,6 litros por metro cuadrado en la capital, buena parte de ellos, entre seis y siete, durante los seis minutos en los que ha llovido piedras del cielo.