Las visitas a Correos crecen un 7,7% en Castilla-La Mancha

Lanza Ciudad Real
Camión de reparto de Correos / Archivo

Camión de reparto de Correos / Archivo

Las visitas a las 2.400 oficinas de Correos crecieron un 6,71% respecto a 2017. El 60% de clientes acudieron para realizar envíos y comprar productos y servicios. En Castilla-La Mancha, las visitas crecieron un 7,7 % respecto al año anterior, hasta los 3.786.334 millones de visitantes

Las 2.400 oficinas de Correos en España recibieron más de 93,5 millones de visitas en 2018, lo que supone un incremento del 6,71% respecto a 2017.

En Castilla La Mancha, las visitas a las oficinas de Correos en 2018 crecieron un 7,7 % con respecto al año anterior, con 3.786.334 millones de visitantes. Por provincias el crecimiento fue de un 6,94% en Albacete, con 671.182 visitantes; 4,34% en Ciudad Real, con 1.035.992 visitantes; 2,56% en Cuenca, con 349.149 visitantes; 15,36% en Guadalajara, con 538.368 visitantes, y 9,31% en Toledo, con 1.191.643 visitantes.

El 60% de las visitas recibidas corresponde a clientes que acudieron a las oficinas postales para realizar envíos o adquirir otros productos o servicios.  En concreto, las oficinas han admitido más de 382 millones de envíos en 2018, lo que supone un crecimiento del 3,32% respecto al ejercicio anterior.

En las oficinas de Correos de Castilla La Mancha, los envíos admitidos por provincias han sido 5.864.165 en Albacete; 6.249.473 en Ciudad Real; 1.845.955 en Cuenca; 2.170.837 en Guadalajara y 3.960.070 en Toledo; lo que supone más de 20 millones de envíos en la comunidad autónoma.

Nuevos servicios

El 40% de las visitas son de clientes que se dirigen a las oficinas para recoger sus envíos, muchos de ellos porque las eligen como el punto de entrega de sus compras online, por su buena ubicación y amplitud horaria. Ello indica el creciente potencial de la red de oficinas postales como canal de venta, gracias a su gran capilaridad y total cobertura territorial.

Además, Correos ha diversificado su oferta en las oficinas postales, más allá de los servicios de admisión y entrega, con la incorporación de nuevos productos y servicios cuya demanda sigue creciendo.

En las oficinas de Correos se pueden pagar recibos, adquirir tarjetas prepago, recargar móviles, comprar entradas, lotería, etc. y, en 2018, ha destacado la distribución de distintivos ambientales de la DGT: gracias a la extensión de la red se han podido hacer llegar 773.800 unidades a los ciudadanos de forma fácil y cómoda y a un precio asequible.

En Castilla La Mancha, Correos ha hecho llegar a los ciudadanos un total de 67.995. Por provincias, 2.757 etiquetas han sido vendidas en la provincia de Albacete, 10.373 en la de Ciudad Real, 5.583 en la de Cuenca, 15.850 en Guadalajara y 33.432 en Toledo.

En cuanto al tiempo de atención a los clientes, según la información de las oficinas que disponen de gestor de turnos, el 70% de los clientes fue atendido en menos de 5 minutos y el 88% en menos de 10 minutos.

Nuevo concepto de oficinas: 537 oficinas transformadas

La transformación que está viviendo Correos también se refleja en las oficinas. En 2018 ya hay 537 oficinas en España en las que se ha implantado un nuevo modelo comercial, cuyo objetivo es mejorar la experiencia de los clientes, con una atención más cercana y personalizada.

Todas ellas cuentan con muebles expositores de productos y venta en autoservicio, que facilitan la decisión de compra, con nuevos productos ordenados por áreas temáticas (productos de conveniencia, paquetería nacional e internacional, embalajes prepagados, etc.).

El mobiliario de la nueva imagen actual de las oficinas postales va en línea con el nuevo concepto de atención al cliente, el nuevo modelo de venta y el nuevo estilo de comunicación que favorece la participación activa del cliente en la adquisición de productos.

La implantación de este nuevo modelo agiliza las gestiones, reduce significativamente los tiempos de espera y permite desarrollar campañas comerciales y de colaboración.  Además, son oficinas totalmente accesibles para personas con movilidad reducida pues están libres de barreras arquitectónicas.

Muchas de ellas cuentan con el asesoramiento personalizado a través de la figura del “embajador postal”, un empleado que orienta al cliente desde su llegada a la oficina, para detectar sus necesidades, ofrecerle las soluciones de Correos y ayudarle en lo que necesite, y otras ponen a su disposición tabletas digitales en las que pueden rellenar el formulario que corresponda a su envío y así agilizar el proceso.

Correos seguirá trabajando para impulsar y desarrollar la actividad de su red de oficinas, un activo clave que garantiza el acceso al servicio público postal a todos los ciudadanos y contribuye a la cohesión territorial y al desarrollo económico de ciudadanos y empresas, tanto en ámbitos urbanos como en las zonas rurales de España.