Licenciados en ‘fovismo’

Julia Yébenes Ciudad Real
Foto de familia de los niños con sus diplomas / Elena Rosa

Foto de familia de los niños con sus diplomas / Elena Rosa

Los alumnos participantes en los cursos de Pintura Manuel López-Villaseñor para adultos y niños recibieron este martes los diplomas

Los alumnos participantes en los cursos de Pintura Manuel López-Villaseñor para adultos y niños recibieron este martes los diplomas de la actividad extensiva que desarrolla durante nueve meses el Ayuntamiento de Ciudad Real.

Han sido 180 adultos y 23 niños los que han asistido a las clases de Jesús Arévalo, licenciado en Bellas Artes, que ha centrado el curso en el fovismo, el movimiento artístico de principios de siglo XX qeu cultivaron Moreau o Matisse, entre otros.

Momento de la entrega de dipomas / Elena Rosa

Momento de la entrega de dipomas / Elena Rosa

Arévalo explicó que les ha enseñado las técnicas de este movimiento que siguió al postimpresionismo, con el uso de colores complementarios “para que sean vibrantes y a la vez armónicos”.

También han trabajado, señaló, con modelos naturales, y han estudiado las proporciones humanas y la anatomía.

Igualmente, como trabajo fin de curso, les encargó la plasmación de una ventana vista desde el exterior y dentro “lo que quisieron, una escena interior o una figura asomada”, tal y como puede verse en la exposición de los trabajos estos días en el Museo López Villaseñor.

Convivencia

En la entrega de diplomas de los niños también asistió el concejal de Promoción Económica, Cultural y Turística, José Luis Herrera, quien agradeció la labor de los técnicos y del profesor.

Sostuvo que el éxito de la convocatoria se refleja en la “alta demanda”, así como se mostró “especialmente contento” por la colaboración con el Hospital de Ciudad Real para que los trabajos de estos alumnos decoren las habitaciones. “Me llena de orgullo la iniciativa”, manifestó.

En el caso de los niños, el edil destacó que “además de los fundamntal, que es aprender a pintar”, los más pequeños “aprenden a compartir, a saber que no todos tienen la misma habilidad, a conocer otros estilos, así como  aprenden lo más importante, que es atender y escuchar a los profesores”.