Los camioneros lamentan el incremento del precio del diésel: “Trabajamos para arruinarnos”

Carlos Monteagudo Ciudad Real
El litro del combustible más utilizado por los profesionales del transporte se cotiza a 1,28 euros / J.Jurado

El litro del combustible más utilizado por los profesionales del transporte se cotiza a 1,28 euros / J.Jurado

Los transportistas amenazan con ir a la huelga por la continua escalada de los precios. "Si no lo hacemos así corremos el riesgo de desaparecer y que nuestros camioneros empiecen a trabajar como en el año 2008 para arruinarse".

“Estamos en una situación límite y el combustible es el 35% de nuestros costes”. Así describe Carlos Marín, presidente de la Federación de Empresarios de Transporte de Castilla-La Mancha (FETCAM) y presidente también de la Asociación Provincial de Empresarios de Transporte de Mercancías por Carretera, la situación que viven los camioneros de la provincia, de la región “y de toda España” a la hora de parar a repostar sus vehículos, debido a la escalada de precios del diésel en estas últimas semanas.

El litro del combustible más utilizado por los profesionales del transporte se cotizaba este sábado, de media en la provincia de Ciudad Real, a 1,28 euros. Es el coste más elevado en los últimos cuatro años. Además, es casi diez céntimos más caro que hace un año; y once más que en enero de este año.

“Si empiezan a subir los precios del gasoil de esta manera nos vamos a una situación como la de 2008, donde trabajábamos para arruinarnos”, ha señalado Marín en declaraciones a Lanza. Es por ello, que los transportistas amenazan con ir a la huelga por la continua escalada de los precios. “Si no lo hacemos así corremos el riesgo de desaparecer y que nuestros camioneros empiecen a trabajar como en el año 2008 para arruinarse”.

Carlos Marín, presidente de la Federación de Empresarios de Transporte de Castilla-La Mancha (FETCAM) y presidente también de la Asociación Provincial de Empresarios de Transporte de Mercancías por Carretera

Carlos Marín, presidente de la Federación de Empresarios de Transporte de Castilla-La Mancha (FETCAM) y presidente también de la Asociación Provincial de Empresarios de Transporte de Mercancías por Carretera

“Si necesitan recaudar más dinero y si a alguien se le está pasando mirar a las carreteras que tengan cuidadito porque paramos España. Nosotros no vamos a cortar carreteras, vamos a dejar los camiones en las campas y cuando no lleguen los alimentos a los supermercados, no lleguen los materiales a las fábricas y quede el 86% de la mercancía de este país sin llegar, lo mismo se dan cuenta de que las cosas hay que hacerlas de otra manera”, advierte Marín.

Sobre el coste que le supone a un camionero, a día de hoy, llenar su camión, Marín indica que la cifra asciende hasta los 5.000 euros mensuales. “Teniendo en cuenta que ese señor puede recaudar, si se mueve mucho, duerme poco y no le multan, quítale el sueldo, la amortización del camión… ¿Qué le quedan para él? ¿1.000 o 1.200 euros para un tío que está todo el día subido en el camión?”, lamenta el presidente de regional de la Federación de Empresarios de Transporte de Castilla-La Mancha.

Respecto a los camioneros de la provincia “la situación se agrava”, ya que como afirma Marín, el 88% de los camioneros son autónomos, micropyme y pyme, por lo que “es prácticamente imposible repercutir el aumento del gasoil al aumento de cualquier tipo de tarifa. Es muy complicado. Cada vez que el autónomo ve que suben dos o tres céntimos el litro de diésel, al final se le quitan esos dos céntimos a su bolsillo y alguno más. Así que la situación se está volviendo insostenible”.