Los cuatro foto rojo de Ciudad Real ‘cazan’ a 1.600 conductores en cuatro meses, más de 13 cada día

Julia Yébenes Ciudad Real
El foto rojo de la Puerta de Toledo es

El foto rojo de la Puerta de Toledo es "el campeón" en número de sanciones / J. Jurado

El de la Puerta de Toledo es el que más infracciones ha registrado hasta abril, con el 33% del total, mientras que el del Parque Gasset ha copado el 28% de las sanciones, el de ITA ha contabilizado el 19%, y el del IES Santa María de Alarcos ha contado con el otro 18%. El edil de SEguridad lamenta estos resultados y la "irresponsabilidad" de algunos conductores, que han sido denunciados hasta seis veces

Los cuatro sistemas de detección de infracciones de vehículos por superar el semáforo en rojo -conocidos como foto rojo-, en funcionamiento desde hace siete meses y medio en Ciudad Real, “han cazado” a 1.600 conductores en los primeros cuatro meses de 2018, según el balance facilitado por el concejal de Seguridad y Policía, David Serrano.

El edil lamenta la alta cifra de sanciones, más de 13 cada día, a través del dispositivo instalado en cuatro puntos “muy sensibles” de la ciudad, que conllevan 200 euros de multa y la pérdida de cuatro puntos del permiso de conducir.

El sistema es similar al de las calles peatonales, con una cámara que fotografía al vehículo que traspasa la línea de detención y cruza el semáforo en rojo, ya que el dispositivo solo capta la imagen de los coches y sus matrículas en esta fase y no con el disco en ámbar.

Los cuatro fotos-rojos de la capital empezaron a funcionar, tras la fase de prueba, el 16 de octubre de 2017, y se instalaron en el semáforo de Puerta de Toledo -en el paso peatonal entre el parque del cementerio y el colegio San Francisco de Asís-, en el del la Puerta de Alarcos y el parque de Gasset -cruce con el colegio Ferroviario-, en el de la Ronda de Granada con Carlos Eraña –zona donde se ubican varios centros educativos de Primaria y Secundaria-, y en la Ronda de Calatrava, cerca de la Escuela de Ingeniería Técnica Agrícola (ITA).

Según Serrano, el de la Puerta de Toledo es el que más infracciones ha registrado hasta abril, con el 33% del total, mientras que el del Parque Gasset ha copado el 28% de las sanciones, el de ITA ha contabilizado el 19%, y el del IES Santa María de Alarcos ha contado con el otro 18%.

En cuanto a las horas del día con más infracciones, el periodo “punta” está entre las 12 y las 13 horas.

El edil se ha mostrado sorprendido por los resultados, dado que los dispositivos se ubicaron “en zonas de tránsito de menores y cercanos a espacios verdes de la ciudad”, y hay conductores reincidentes, con “hasta cinco y seis sanciones”.

“Los datos son preocupantes y muy malos”, ha lamentado Serrano, que al menos ha advertido una bajada positiva en la comparativa mensual, pues de las 423 sanciones de enero, en abril se registraron 367.

El proceso de multa, desde que se capta la infracción, es validada por la Policía Local y notificada al infractor, que también puede recurrir, está regulado por la empresa SCI, que gestiona las multas en el Ayuntamiento capitalino.

“La verdad es que no esperábamos estas cifras”, y suponen “una gran irresponsabilidad” por parte de quienes “aceleran cuando ven el semáforo en ámbar”, incluso “se lo saltan en fase roja, sin medir las consecuencias”

Ha indicado que estos dispositivos complementan al multacar y el rádar de la Policía Local para “garantizar la seguridad ciudadana”, aunque “la mejor seguridad es que la que se consigue cuando todos los elementos que participan en la circulación, bicicletas, peatones y coches, respetan sus respectivas normas”.

“En ningún caso, ha aclarado, la pretensión del Consistorio es la recaudación”, pero “es que no nos queda otra que poner en marcha estos dispositivos para garantizar la seguridad”.

Serrano ha indicado que no tienen previsto instalar nuevos foto rojo, tan solo en un futuro podrían estudiar “cambiarlos de localización”.

Llamamiento

El edil de Seguridad y Policía ha querido hace un llamamiento a todos los ciudadanos “para respetar las condicones y reglamentaciones”, para que en el caso de los peatones “crucen con el semáfono en verde”, las bicis “circulen por las zonas habilitadas como vehículos que son y no por las aceras” y los coches “cumplan las norma de tráfico”.

Igualmente, ha recordado que desde el área de Movilidad han decretado la limitación de la velocidad de circulación a 30 km/hora en todo el interior de rondas para “favorecer la coexistencia entre bicis y vehículos”.

Asimismo, la ordenanza de movilidad ciclista, actualmente en rodaje y a falta de campañas de sensibilización, pretende “integrar” este modo de transporte con todos los demás (peatonal y otros modos no motorizados, transporte público y colectivo y el tráfico privado rodado motorizado), al objeto de favorecer una correcta convivencia entre todos.