Los enamorados no miran el bolsillo en San Valentín

Noemí Velasco Ciudad Real
El dulce de Enrypas vuelve asegurar el éxito un año más en San Valentín / Elena Rosa

El dulce de Enrypas vuelve asegurar el éxito un año más en San Valentín / Elena Rosa

El día de San Valentín amanece con toda su parafernalia y cursilería en Ciudad Real. Los corazones han invadido pastelerías, restaurantes, librerías, joyerías, hoteles y empresas de todo tipo de la provincia. Si hace un par de siglos las tarjetas postales eran el regalo por excelencia, hoy los enamorados disponen de una larga lista de regalos y propuestas para rascarse el bolsillo y tirar la casa por la ventana

La sabiduría popular dice que San Valentín fue un sacerdote que desafió al emperador romano Claudio II por casar en secreto a jóvenes cuando estaba prohibido. Aunque desde el llamado ‘Siglo de los bárbaros’ el 14 de febrero está dedicado al patrón de los enamorados, no fue hasta el XVIII cuando las gentes de Reino Unido y Norteamérica convirtieron las tarjetas de corazones en seña de identidad de este día.

Con raíces populares o no, lo cierto es que la fiesta de San Valentín llega en el febrero invernal con una fuerza arrolladora plagada de buenos sentimientos, pero sobre todo de ansias de consumo. Tras las rebajas, pastelerías, restaurantes, hoteles, mercerías, joyerías, librerías y empresas de todo tipo se frotan las manos dispuestas a enganchar alguna flecha de cupido.

Rosas y todas sus combin

Rosas y todas sus combin

“Cuando hay amor, la gente no suele escatimar”, dicen en Díaz Floristas Estrella de Puertollano. Para los enamorados, las floristerías esperan sorprender este viernes con rosas bañadas en chocolate, los hoteles ofrecen descuentos de hasta el 40 por ciento con bañera de hidromasaje, las pastelerías prometen endulzar los corazones con tartas de fresa hasta veganas y los restaurantes aseguran platos exóticos con nombres sugerentes.

Desde hace días, los corazones han invadido los escaparates de la capital y las grandes de poblaciones de la provincia. Señalan los “influencers” de la red que este San Valentín triunfarán como regalo los altavoces inalámbricos, las impresoras de fotografía y hasta el estimulador íntimo llamado “satisfyer”. Lo cierto es que las cenas, las noches de hotel, el dulce y las flores son apuesta segura para los más románticos. Viva la cursilería.

Rosas y chocolate al mismo tiempo

Rosas y peluches de hasta 1,5 metros de altura, las propuestas de El Jardín Botánico / Elena Rosa

Rosas y peluches de hasta 1,5 metros de altura, las propuestas de El Jardín Botánico / Elena Rosa

Regalos por excelencia en San Valentín, este año la rosa y el chocolate se mezclan para dar lugar a una de las propuestas más originales y quizás sorprendentes de 2020. Jana Lotca, propietaria de El Jardín Romántico de Ciudad Real señala que en la última semana ha triunfado la venta de “rosas enceradas en chocolate”.

En Díaz Floristas Estrella, de Puertollano también están, junto a las rosas preservadas con la cúpula de la Bella y la Bestia, “la rosa eterna”. La propietaria explica que las rosas bañadas vienen como un “cupcake”, aunque aclara que “son rosas naturales, que no se comen, y que son muy bonitas y duran mucho”.

Los enamorados más veteranos de la provincia regalarán ramos de 12, 24 y 36 rosas rojas y de colores, mientras que los más jóvenes repartirán detalles de madera personalizados, tazas, cojines, velas y peluches, de hasta un metro y medio de altura. Todos llevan mensajes y más de un “te quiero”.

Las floristas apuntan a una media de gasto por cliente de 35 euros. Jana confirma que “es una fecha muy importante, igual que la Navidad o el Día de la Madre”, y no solo para las floristerías, sino que “en general para todo el comercio”.

Chocolate y fresa en las pastelerías

Celiacos y veganos también celebran San Valentín, gracias a Doña Bolacha / Elena Rosa

Celiacos y veganos también celebran San Valentín, gracias a Doña Bolacha / Elena Rosa

Imposible no quedar prendado de los escaparates de las pastelerías de la capital cuando llega San Valentín, llenas de bombones de chocolate y tartas de fresa. Enrypas ha preparado cajas de corazón con 5, 8 o 10 bombones, de chocolate puro blanco, con leche y negro, piruletas y tartas de fresa con bizcocho.

Enrique Cruz, propietario de la popular pastelería de la plaza Mayor, destaca que en estas fechas “es imprescindible la fresa, los adornos de corazones y el chocolate”, aparte de un buen “te quiero” en el decorado.

El viernes será el día fuerte, sobre todo porque los hombres suelen recurrir a los bombones “a última hora”, pero durante la semana el goteo de mujeres ha sido incesante “para ver y elegir”. “Ellas compran al detalle”, señala Enrique, que apunta que los precios van desde los 12 a los 35 euros.

En el negocio del chocolate, la crisis económica o la recesión “no se ha notado mucho”, porque, según destaca Enrique, “son regalos de poca cuantía”. “No nos podemos quejar, en estas fechas tan señaladas, la gente se anima a comprar, y qué mejor que unos bombones para quedar bien en el día de los enamorados”, confiesa.

Para los amantes celiacos, veganos o alérgicos a la lactosa, Doña Bolaña tiene preparadas tartas con forma de corazón y postres de fruta. La gente tira al formato pequeño “para compartir”, y este San Valentín ser vegano no será un problema, pues hay dulces sin proteínas de la leche.

Menús inspirados en el amor en Ciudad Real

Plato en el

Plato en el "restobar" Carmen Carmen de Ciudad Real / Lanza

En el paréntesis invernal entre Navidad y Carnaval, el Día de San Valentín rompe la rutina de sofá, película y manta. Es el momento perfecto para salir a restaurantes, bares y hoteles, que esperan sumar números durante todo el fin de semana en la provincia. Ofertas y menús especiales son la clave del éxito.

‘Tengo una corazonada’, ‘Campo de besos’ y ‘Dulce de amor’. El romanticismo inspira cada plato en el restaurante Carmen Carmen de Ciudad Real, que ha preparado un menú especial de 35 euros con exquisiteces tales como el tartar de pulpo con algas y la ensalada de flores y frutas tropicales, de tintes afrodisiacos.

Fran Cañamero, encargado del popular “restobar” de Ciudad Real, confirma que “el viernes y el sábado” va a estar todo el local completo. De hecho, las reservas están hechas desde hace días. “Es un día muy bueno para la hostelería de Ciudad Real, aunque todo el invierno se está dando bien”, confiesa.

Noches de ensueño en hoteles de la provincia

Restaurante del Palacio de la Serna / Lanza

Restaurante del Palacio de la Serna / Lanza

Cenas y noches de ensueño han preparado los hoteles de la provincia en un día en el que las parejas buscan entornos rurales en ambientes íntimos que las permita salir de la rutina. El Palacio de la Serna, en Ballesteros de Calatrava, ha preparado un paquete de cena, desayuno y alojamiento para dos personas, con bañera de hidromasaje por 199 euros.

Si la celebración del Día de San Valentín podría llevar a un aumento de precios, Eugenio Bermejo, el propietario de este hotel de cuatro estrellas, lo desmiente. En su caso, la oferta supone un ahorro de “entre un 30 y un 40 por ciento”. El objetivo es “tener una ocupación aceptable”.

Lejos ha quedado aquella época en la que “la gente buscaba la habitación más bonita y no regateaba precio”. Desde la crisis, los clientes buscan “las ofertas, lo más barato”, y no es lo único con lo que tienen que lidiar, pues Eugenio confiesa que las campañas de promoción turística promovidas por las grandes capitales han hecho daño al sector.

La venta de billetes de Renfe para ciudades como Barcelona, Madrid o Valladolid a 5 y 10 euros ha sido la última puntilla para las empresas que viven del turismo de interior. Eugenio confiesa que ese tipo de campañas ejercen “una competencia desleal salvaje”.

Por ello, insiste en la posibilidad que ofrece el Palacio de la Serna, “un sitio muy especial” para cualquier pareja que quiera “huir de la ciudad”, como estaba de moda hace unos años. Parejas de entre 25 y 40 años suelen estar entre sus principales clientes en esta noche de color de rosa.

Noche en Pago del Vicario / Archivo

Noche en Pago del Vicario / Archivo

En esta región que tiene el viñedo más grande del mundo, el vino tiene que ocupar un lugar privilegiado en San Valentín. En el Pago del Vicario, no solo el vino regará las viandas del menú especial, sino que han preparado un paquete para dos personas que incluye alojamiento, media pensión, y visita a bodega con degustación de vino, por 150 euros.

Como la seda iban las reservas el martes, cuando había “un 65 por ciento” de la ocupación cerrada. Lola Turrillo confirma que este año al caer el Día de San Valentín en viernes, ha favorecido el número de reservas. Ahora bien, confiesa que “el entorno que rodea al hotel merece la pena en cualquier época del año”, no solo en primavera.