Los funcionarios de justicia de Ciudad Real, dispuestos a parar la reforma de la Ley del Poder Judicial

Belén Rodríguez Ciudad Real
Concentración de protesta previa a la huelga del 16 de funcionarios de justicia en Ciudad Real / Clara Manzano

Concentración de protesta previa a la huelga del 16 de funcionarios de justicia en Ciudad Real / Clara Manzano

"Destruirá empleo”, han denunciado esta mañana en los juzgados de la capital en una movilización previa a la huelga del 16 de noviembre convocada en toda España

En un clima de indignación general los funcionarios de justicia de Ciudad Real han protestado esta mañana ante los juzgados de la capital contra la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) que tramita el poder Ejecutivo (ya se ha aprobado en el Congreso).

“Destruirá empleo”, han denunciado los representantes de los sindicatos UGT, CCOO, STAJ y CSIF que han convocado huelga para el 16 de noviembre en toda España, y una gran manifestación en Madrid que saldrá desde el Ministerio de Justicia hasta el Senado (último trámite para su aprobación).

Varias funcionarias han exhibido carteles denunciando la politización de la justicia / Clara Manzano

Varias funcionarias han exhibido carteles denunciando la politización de la justicia / Clara Manzano

Y la semana que viene ante la Audiencia

La protesta de hoy en Ciudad Real, similar a otras en el resto del país, tendrá continuidad la semana que viene ante la Audiencia Provincial.

Los funcionarios dicen que la reforma contiene “los más graves ataques a todo el personal de la administración de justicia que se han producido en la historia” y se han marcado como objetivo frenarla.

Antes del cambio de Gobierno ya se opusieron a una serie de cambios introducidos por el anterior Ejecutivo con su mayoría en la tramitación del texto, que ya ha superado el trámite del Congreso con el visto bueno, según dicen, de PSOE y Podemos. Que llegue al Senado es una pésima señal y piden que se retire o se deje en suspenso como la reforma que afecta al Registro Civil.

Los artículos más polémicos para los funcionarios de justicia son los relativos a la unificación en un solo centro de destino a cada municipio, “se aprueba la movilidad forzosa a cualquier puesto de trabajo de la misma localidad, a criterio del gestor”, denuncian.

La reforma de la LOPJ que se está tramitando se ha considerado como el mayor ataque de la historia a los funcionarios judiciales / Clara Manzano

La reforma de la LOPJ que se está tramitando se ha considerado como el mayor ataque de la historia a los funcionarios judiciales / Clara Manzano

No habrá incremento de plantilla

Afirman que la ley frenta de hecho el incremento de plantilla y la asignación de más medios materiales, cuando se designen jueces de refuerzo, una práctica muy común en comunidades como Castilla-La Mancha y Ciudad Real, con graves carencias de jueces y órganos judiciales, que se suplen con personal de refuerzo (se contrata por seis meses).

No se suplen las bajas de interinos

Se quejan de que en caso de ausencia del funcionario que no suponga vacante (baja) su sustitución transitoria sólo se producirá si se trata de ausencia de personal titular, pero no si trata de interinos.

Según dicen la reforma supone un obstáculo para el incremento de medios materiales y personales que reclaman desde hace años para mejorar la calidad del servicio.

Hace 8 años que no se crea un juzgado

En provincias como Ciudad Real hace ocho años que no se crea un juzgado nuevo, pese a la grave situación que se está viviendo en partidos judiciales como Puertollano, Tomelloso y Valdepeñas. Las carencias se van tapando con refuerzos que en algunos casos se han consolidado en plantilla, si ahora eso no se permite no se entiende en qué consiste la modernización de la justicia en la que supuestamente se está trabajando, con proyectos como el expediente digital y el papel cero.