Los funcionarios de prisiones temen una desgracia si Interior no aborda mejoras en las cárceles

Belén Rodríguez Ciudad Real
Miembros de la plataforma Prisiones en Huelga este viernes en Ciudad Real / Clara Manzano

Miembros de la plataforma Prisiones en Huelga este viernes en Ciudad Real / Clara Manzano

Denuncian desde Ciudad Real que la falta de personal sanitario obliga a trabajadores no cualificados a repartir medicación a los reclusos, con consecuencias letales en algún caso, aumento de las agresiones, persecución sindical e injusticias salariales por las que podrían ir a la huelga indefinida este año

Con 3.400 plazas vacantes sin cubrir (pocos quieren este destino), sin oferta pública de empleo relevante desde el 2000 (la que ha salido es de 831 plazas), una plantilla envejecida de 55 años de media, y una población reclusa cada vez más joven, violenta y con enfermedades mentales derivadas de adicciones, la cárcel no sirve en España para cumplir con esa labor de reinserción social que recoge la Constitución.

María José Muñoz, delegada sindical de prisiones de UGT en Ciudad Real / Clara Manzano

María José Muñoz, delegada sindical de prisiones de UGT en Ciudad Real / Clara Manzano

Es lo que dicen los funcionarios de los centros penitenciarios de Ciudad Real (Herrera de La Mancha, en Manzanares, y Alcázar), cuyos representantes sindicales temen “una desgracia” si el Ministerio del Interior no aborda las mejoras por las que vienen peleando en la última década, en especial en el último año.

Muertes evitables por el reparto de medicación

“A instituciones Penitenciarias no le gusta que lo digamos pero la falta de personal sanitario está obligando a trabajadores no cualificados a repartir medicación, muchas veces para cinco días. Estamos en una situación tan crítica que esperamos que no haya una desgracia”, explica María José Muñoz, delegada sindical de UGT, que con el resto de sindicatos de la plataforma Prisiones en Huelga (Acaip, CCOO, CSIF y CIGA) han salido este viernes a la calle en Ciudad Real para explicar cómo es su día a día.

“Lo que pedimos no una cuestión de dinero”, recalca la sindicalista, que culpa al actual Gobierno del PSOE de seguir la línea de arbitrariedades e injusticias salariales introducidas en los años del gobierno de Mariano Rajoy (seguridad privada en las cárceles y reparto discrecional de la productividad).

Agentes de la autoridad

Los funcionarios de prisiones ni siquiera han conseguido tras las huelgas del pasado otoño que les reconozca como agentes de la autoridad, “algo que ya tienen hasta los conductores del transporte público”.

Mesa informativa en la calle General Aguilera este viernes / Clara Manzano

Mesa informativa en la calle General Aguilera este viernes / Clara Manzano

El asesino de Laura Luelmo agredió a un funcionario

No se trata de un asunto menor. Bernardo Montoya, el asesino confeso de Laura Luelmo agredió a un funcionario de prisiones y fue condenado por un delito de lesiones. Si ese funcionario hubiese sido agente de la autoridad el delito habría sido de atentado y habría condenado una pena mayor, por lo que la reflexión que hacen es que no hubiera estado libre a finales del año pasado.

Los funcionarios de prisiones, repartiendo octavillas para visibilizar su penoso trabajo / Clara Manzano

Los funcionarios de prisiones, repartiendo octavillas para visibilizar su penoso trabajo / Clara Manzano

Sin recursos en Herrera y Alcázar

La mala situación general es especialmente grave en las cárceles de la provincia, “que carecen completamente de recursos para actividades”, asegura Joaquín García, de CCOO. Este veterano funcionario de prisiones ha visto cómo en los últimos años ha ido variando el perfil d de la población reclusa, “con las últimas reformas penales estamos viendo cómo personas condenadas por delitos de tráfico tienen que compartir celda o módulo con asesinos o violadores”, “la cárcel no reinserta a nadie ahora y desmotiva al funcionario que ejerce de carcelero”.

Los funcionarios de prisiones, un colectivo relativamente pequeño (24.000 en toda España) están dispuestos a ir a la huelga indefinida en este 2019.

¿Sois un nuevo partido?

Todavía tienen mucha pedagogia ciudadana por hacer. Este viernes algunos viandantes se han acercado a la mesa informativa instalada en el centro de Ciudad Real, “¿vosotros sois un nuevo partido político?”, les ha preguntado un transeúnte, “no, somos funcionarios de prisiones y estamos muy abandonados”. Continuará.