Los funcionarios del Estado también quieren su equiparación salarial con las comunidades autónomas

Aurora Galisteo Ciudad Real
Concentración CSIF frente a la Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real / Elena Rosa

Concentración CSIF frente a la Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real / Elena Rosa

Más de 50 personas se han manifestado este miércoles en la puerta de la Subdelegación edl Gobierno para denunciar que los empleados públicos de la Administración General del Estado (AGE) cobran entre 5.000 y 8.200 euros anuales menos que los que trabajan en el mismo puesto para las administraciones autonómicas

El sindicato CSIF se ha movilizado este miércoles para pedir la equiparación salarial de los trabajadores de la Administración General del Estado con los de las comunidades autónomas. Más de 50 personas se han congregado en al puerta de la Subdelegación del Gobierno para denunciar que los empleados públicos de la Administración General del Estado (AGE) cobran entre 5.000 y 8.200 euros anuales menos que los que trabajan en el mismo puesto para las administraciones autonómicas. En la concentración han estado presentes, también, el presidente regional de CSIF, Ángel Retamosa, y el provincial, Lorenzo Dominguex.

Más de 50 personas se han concentrado en la puerta de la Subdelegación, convocadas por CSIF, para exigir la equiparación salarial de la AGE con las comunidades autónomas/ Elena Rosa

Más de 50 personas se han concentrado en la puerta de la Subdelegación, convocadas por CSIF, para exigir la equiparación salarial de la AGE con las comunidades autónomas/ Elena Rosa

Ángel Muñoz, coordinador del sector de AGE de CSIF, ha asegurado que en términos porcentuales los funcionarios del Estado en Castilla-La Mancha cobran entre un 15 y un 25% menos que los de las plantillas de la comunidad autónoma. Además, ha destacado que a lo largo de los años se ha ido generando este agravio comparativo y que ahora es el momento, con una previsión de crecimiento del 3%, de acabar con esta discriminación.

“Desde CSIF hemos mantenido reuniones con todos los partidos políticos que están de acuerdo con esta reivindicación. Además, el Ministerio de Hacienda se ha mostrado permeable a nuestras pretensiones y estamos en la vía del diálogo y de la consecución de este objetivo”, ha explicado Muñoz a los medios de comunicación.

Se da la circunstancia, ha indicado, de que en Castilla-La Mancha las diferencias son más que notables con una horquilla de 8.225-5.000 euros más de salario para los empleados públicos de la región repecto a los de AGE dependiendo del nivel de funcionariado, así como de 2.788-512 euros en lo que se refiere a personal laboral y cuyo convenio único está denunciado a nivel estatal.

El coordinador del sector de AGE de CSIF ha comentado también que para el 24 de febrero hay convocada otra movilización en Madrid en la que participarán también los empleados de instituciones penitenciarias y de la administración de Justicia, sectores en los que los contrastes son aún más evidentes si se comparan con Cataluña, en el caso de los empleados de prisiones.

Así, el personal funcionario de AGE puede llegar a cobrar un 20 por ciento menos que los empleados públicos de Castilla-La Mancha; el personal laboral cuenta con un 16 por ciento menos de salario, y los trabajadores de instituciones penitenciarias alcanza un porcentaje del 30%.

Justicia y prisiones

En el ámbito de la Administración de Justicia, Castilla-La Mancha no tiene competencia de gestión de medios materiales y personales a diferencia de otras comunidades. Así, y dependiendo de los diferentes cuerpos que integran este sector (Gestión Procesal Administrativa, Tramitación Procesal y Administrativa, y Auxilio Judicial), la pérdida retributiva en la región oscila entre 570 y 383 euros mensuales respecto a País Vasco, territorio donde el complemento específico es mayor, informa CSIF.

La campaña reivindicativa de CSIF se desarrolla bajo el lema ‘A igual trabajo, igual salario’, y en ella CSIF recuerda a Hacienda que los empleados públicos de la Administración General del Estado también reclaman una equiparación salarial, como Policía y Guardia Civil, con los que ya se está negociando.

De manera paralela, CSIF reclama la negociación de oferta de empleo público para 2018 y la jornada de 35 horas semanales en las administraciones que así lo acuerden con sus sindicatos, para evitar conflictos institucionales como ha ocurrido recientemente en Andalucía. CSIF es partidario de articular fórmulas similares a las de esta administración en el reparto de jornada.