Los niños se convertirán en grumetes durante las aventuras de ‘Magallanes-Elcano. Primera vuelta al mundo’

A. Ruiz Ciudad Real
La obra se basa en el texto de Benito Rodríguez

La obra se basa en el texto de Benito Rodríguez

La Compañía Teatro de Sombras de Nicolás Mallo estrenará el espectáculo en La Sensación

La compañía Teatro de Sombras de Nicolás Mallo estrenará el domingo 24 de marzo, con funciones a las 12.30 y 18 horas, en el Teatro de La Sensación el espectáculo ‘Magallanes-Elcano. Primera vuelta al mundo’, una pieza que pretende acercar a los más pequeños el quinto centenario del inicio de la travesía llevada a cabo por las naves españolas.

Para ello los artistas se valen de sombras y sonidos para recrear las penurias que soportaron los marineros durante los tres años de viaje en búsqueda de especias en forma de tempestades, frío, enfermedades o muerte de sus tripulantes.

En el año 1519, cinco naves con 237 hombres a bordo zarparon del puerto de Sevilla en busca de la isla de las Especias. Al mando de la flota de las Molucas iba el portugués Magallanes. Durante el viaje, soportaron todo tipo de penalidades: tempestades, frío, hambre, motines, deserciones…, y la muerte de la mayoría de los tripulantes incluida la de Magallanes.

Se trata de una propuesta escénica muy sensorial

Se trata de una propuesta escénica muy sensorial

Después de casi tres años de periplo, una nave, La Victoria, arribó en el puerto de Sevilla cargada de especias y con 18 valientes a bordo, los primeros en dar la vuelta al mundo. Al mando de la nao iba el capitán Juan Sebastián Elcano.

Para rememorar este acontecimiento, el Teatro de Sombras organiza una expedición a la isla de las Especias al mando del capitán Nicolás Mallo.

Habrá funciones por la mañana y por la tarde

Habrá funciones por la mañana y por la tarde

Durante la travesía, el músico Iván Ruiz tocará la guitarra y otros extraños instrumentos: palo de lluvia, tambor de agua, tormentero…, y al llegar a la isla se podrán oler las especias.

El viaje tiene una duración de una hora y los niños a partir de 3 años pueden embarcarse como grumetes en esta peligrosa y audaz aventura. Se celebrará la llegada a casa tocando los instrumentos y recreando sobre las paredes del teatro la temible tormenta del paso del cabo de Buena Esperanza.