Los siete detenidos por el tiroteo del barrio del Pilar pasan este jueves a disposición judicial

Belén Rodríguez Ciudad Real
Refuerzo policial en los juzgados este miércoles, jornada en la que iba a pasar por el juzgado al menos uno de los detenidos / J.Jurado

Refuerzo policial en los juzgados este miércoles, jornada en la que iba a pasar por el juzgado al menos uno de los detenidos / J.Jurado

Entre los arrestados está un hijo del fallecido que llevaba dos pistolas y munición en un vehículo que la Policía interceptó saliendo de la zona al poco de la riña. La comparecencia, prevista en principio para el miércoles, se retrasó por decisión de la jueza

Las Policía Nacional, que mantiene a su plantilla movilizada al máximo con refuerzos exteriores de Toledo (UPR) y Madrid (Científica), y en prevención los policías del resto de comisarías locales desplegará este jueves en los juzgados de Ciudad Real otro dispositivo para asegurar que no haya incidentes en la puesta a disposición judicial de los detenidos por el tiroteo del lunes en el barrio del Pilar.

Todo estaba previsto para que algunos de ellos (se pensó hacer de forma escalonada), pasaran por el juzgado este miércoles, pero la jueza titular de instrucción número 6, de guardia esta semana, que lleva el caso, ha decidido otra cosa. “Estamos a disposición de la autoridad judicial”, ha explicado el comisario Alberto Camacho sobre este complejo trámite en una investigación con una muerte violenta y familias enfrentadas, en la que cualquier toma de medidas preventivas (libertad, ingreso en prisión) podría acarrear más conflictos.

Presencia policial en los juzgados este miércoles, jornada en la estaba prevista la puesta a disposición judicial de al menos uno de los detenidos / J.Jurado

Presencia policial en los juzgados este miércoles, jornada en la estaba prevista la puesta a disposición judicial de al menos uno de los detenidos / J.Jurado

Un hijo del muerto en el tiroteo, entre los detenidos

La mayoría de los siete arrestados por la “riña tumultuaria”, como ha descrito el comisario lo ocurrido en el barrio el lunes, son de la familia Cádiz o vinculados a ella, pero también está uno de los hijos del fallecido, que fue detenido esa noche con dos pistolas y munición en un coche, intentando salir del barrio.

Este joven, como el resto de detenidos, lleva desde el lunes en los calabozos de la Policía Nacional, un trance especialmente duro teniendo en cuenta que no ha podido ni velar ni despedirse de su padre.

En principio se investiga a la mayoría de detenidos como autores de un delito de homicidio.

Este jueves se cumplen las 72 horas

Este jueves por la tarde noche se cumplen las setenta y dos horas que estipula la ley como tiempo máximo que puede durar una detención por las cuerpos y fuerzas de seguridad antes de pasarlo a disposición judicial.

La Policía Local de Ciudad Real, que coopera “desde el minuto uno”, remarcó ayer el comisario, con la Policía Nacional desde el tiroteo también participará en el despliegue en los juzgados.

En vísperas de Semana Santa, otro altercado entre familias que podrían tener que ver de nuevo con este caso, acabó con un herido leve por apuñalamiento en la puerta de los juzgados de Ciudad Real.