Los sindicatos de la región celebran que Castilla-La Mancha vaya a acoger a parte de los refugiados del Aquarius

Julia Yébenes Ciudad Real
Los secretarios provinciales y regionales de CCOO y UGT / Elena Rosa

Los secretarios provinciales y regionales de CCOO y UGT / Elena Rosa

Los dirigentes regionales de CCOO y UGT han confiado en que el nuevo Gobierno exija a la Unión Europea una política de migraciones "radicalmente diferente"

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Francisco de la Rosa y Carlos Pedrosa, respectivamente, han celebrado el ofrecimiento del Gobierno de Castilla-La Mancha para acoger a parte de los más de 600 refugiados del barco Aquarius tras haber sido rechazados por el Gobierno de Italia.

Así lo han comentado este martes en Ciudad Real a preguntas de los periodistas minutos antes de participar en una asamblea de delegados sindicales.

Francisco de la Rosa / Elena Rosa

Francisco de la Rosa / Elena Rosa

De la Rosa ha aplaudido que la comunidad sea “una de las que pueda acoger a parte de estos seres humanos”, así como espera que el nuevo Gobierno de España “impulse en Europa el apretón de tuercas para que realice una política de migraciones radicalmente diferente” ante “la tendencia fascista, xenófoba y racista de algunos gobiernos como el de Italia”.

En su opinión, más allá de un “acto de buena fe”, debería ser “el pretexto para que la Unión Europea tomara cartas en el asunto” ante “el absolutamente insoportable tufo fascistoide del Gobierno italiano de cerrar puertos a los ciudadanos que diariamente pierden su vida en el mar”.

Es una situación “más que preocupante”, y por ello el Ejecutivo de Sánchez ha de ser, a su juicio, “el motor que funcione en el sentido contrario”.

Carlos Pedrosa / Elena Rosa

Carlos Pedrosa / Elena Rosa

Por su parte, Pedrosa también se ha mostrado de acuerdo con su homólogo y se ha mostrado convencido de que “España tiene que ser el ariete y la punta de lanza para que Europa vuelva a ser ejemplo de solidaridad y comportamiento humanitario”.

Tras mostrar su alegría por el anuncio nacional del acogimiento y porque el Gobierno castellano-manchego haya hecho pública su intención de colaborar en esta acción, ha apostado por “ser capaces de desterrar comportamientos y políticas xenófobas e intolerantes”, como el propio Brexit en Inglaterra, porque “ese no es el camino”.

También ha confiado en que los ciudadanos “vayamos en esa dirección” en las elecciones europeas que se celebrarán dentro de un año.