Los trabajadores de la biblioteca pública de Ciudad Real reclaman mejoras en sus condiciones de trabajo

Lanza Ciudad Real
Concentración a las puertas de la biblioteca

Concentración a las puertas de la biblioteca

Recuerdan que en los últimos ocho años se han perdido dos plazas por jubilaciones de personal laboral, además de cinco plazas de personal bibliotecario que existen en la relación de puestos de trabajo (RPT), que estuvieron cubiertas hace ocho años pero ahora están sin dotación económica.

La plantilla de la biblioteca pública de Ciudad Real, con el apoyo de CCOO, se ha concentrado hoy a las puertas de su centro de trabajo para reclamar la mejora de sus condiciones de trabajo.

Los trabajadores recuerdan en un comunicado que la biblioteca es “una institución que debe contribuir a la mejora y transformación de la sociedad a la que sirve”, aunque sin embargo “viene sufriendo una pérdida progresiva de personal que repercute en el trabajo y sobre todo en el servicio a los ciudadanos”.

La plantilla ha elaborado una relación de peticiones a la Consejería de Educación y Cultura, entre la que citan como más urgente que “se cubran las bajas y las vacantes así como completar las plantillas”.

Recuerdan que en los últimos ocho años se han perdido dos plazas por jubilaciones de personal laboral, además de cinco plazas de personal bibliotecario que existen en la relación de puestos de trabajo (RPT), que estuvieron cubiertas hace ocho años pero ahora están sin dotación económica. Los trabajadores añaden que también hay cuatro bajas de larga duración sin cubrir.

Mejores horarios

En otro orden de cosas, piden que la Consejería tenga en cuenta también otras reivindicaciones “olvidadas durante años”: el derecho a una carrera profesional; una subida de niveles, estancados en los últimos 20 años; la mejora de los horarios por la discriminación laboral que se produce al trabajar entre 13 y 15 días más al año en sábados y para que sea posible la conciliación familiar.

Por último, expresan su preocupación por los interinos, que “llevan trabajando en las bibliotecas durante muchos años y afrontan las oposiciones con un reconocimiento insuficiente en la fase de concurso”.