lanza_logo_81
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
16 julio 2024
ACTUALIZADO 14:37
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Blogs
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
  • Galerías
  • Teatro Almagro 2024El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro es un acontecimiento cultural que se celebra en Almagro, anualmente durante el mes de julio. Está considerado el mayor centro mundial de creación teatral y pensamiento de los siglos XVI y XVII en el mundo hispano, lo que se conoce por nuestros Siglos de Oro. Sigue en Lanza Digital toda la actualidad y programación de la 47ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que este año se celebra del 4 al 28 de Julio de 2024.
  • FERCAM 2024FERCAM 2024 se desarrolla del 26 al 30 de junio de 2024 Feria nacional multisectorial que se celebra anualmente desde 1960. Exposición de maquinaria agrícola y riegos. Sectores agroalimentario y ganadero, además de obra pública, energías renovables, automoción, etc. Se desarrolla cada año en el Recinto Ferial FERCAM, en Manzanares (Ciudad Real), que consta de un espacio al aire libre de 120.000 m2 y un Pabellón Cubierto de 3.000 m2, ambos completamente equipados de todos los servicios y dispone de unos aparcamientos asfaltados en su totalidad, con capacidad para 3.000 vehículos aproximadamente. En paralelo a esta muestra se celebran concursos de habilidad con tractor, calidad de vinos, conferencias y simposios relacionados con las distintas facetas del campo.
  • Imágenes del día
  • Vídeos
  • Toros
  • Suscríbete a nuestra newsletter
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Mejores notas de la EBAU

La historia de sacrificio para sacar un 13,9 en la EVAU

Uno de los mayores sacrificios que Lucía tuvo que hacer fue abandonar la gimnasia rítmica, un deporte que practicaba desde los siete años

Lucía Alonso, la estudiante del Colegio San José que ha sacado un 13,9 en la EBAU / Clara Manzano
Lucía Alonso, la estudiante del Colegio San José que ha sacado un 13,9 en la EBAU / Clara Manzano
J.M. Beldad / CIUDAD REAL
Su nota en la EBAU le servirá para estudiar Medicina en la Facultad del Campus de Ciudad Real de la Universidad de Castilla-La Mancha

Lucía Alonso, estudiante del Colegio San José de Ciudad Real, ha obtenido una de las notas más altas en la provincia y una de las más destacadas a nivel nacional al obtener una nota de 13,9 en la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU). Con ella, consigue acceder a la carrera que considera su vocación, Medicina, y la estudiará en la Facultad del Campus de Ciudad Real de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

Lucía comparte su recorrido, los desafíos enfrentados y las claves de este resultado, ofreciendo una visión profunda y personal de lo que significa alcanzar la excelencia académica en tiempos tan convulsos para su generación.

Los primeros pasos hacia su sueño

Desde muy joven, Lucía mostró una inclinación notable hacia el aprendizaje y una determinación férrea para alcanzar sus objetivos. “A mis estudios les he dedicado mucha importancia en mi vida desde que era muy pequeña”, afirma Lucía. Desde el inicio de su educación, tuvo claro que su meta era estudiar medicina en Ciudad Real, una carrera que considera totalmente vocacional. “No me interesa hacer ninguna otra carrera”, declara con firmeza. Este objetivo definido fue una fuente constante de presión, pero también una motivación inquebrantable.

Lucía Alonso, la estudiante del Colegio San José que ha sacado un 13,9 en la EBAU / Clara Manzano
Lucía Alonso, la estudiante del Colegio San José que ha sacado un 13,9 en la EBAU / Clara Manzano

El Colegio San José ha sido un pilar fundamental en su formación. Lucía ha sido estudiante de este centro desde la educación infantil, y su experiencia ha sido enriquecedora y formativa. “He estado en el Colegio San José toda la vida y la familiaridad y el apoyo de los profesores han sido esenciales para mí”, comenta. Contrario a algunas creencias, Lucía asegura que las altas calificaciones obtenidas no fueron un regalo, sino fruto de un esfuerzo constante y una enseñanza rigurosa: “La gente se cree que nos lo regalan, y no es así”, asegura.

Un camino de sacrificio y esfuerzo

El bachillerato, especialmente el segundo año, fue un periodo de intenso esfuerzo para Lucía. “Sabía que primero de bachillerato y sobre todo segundo iban a ser la cumbre de mi esfuerzo”, recuerda. Desde el inicio, tuvo que equilibrar la carga de estudiar arduamente con sus responsabilidades diarias y su vida personal. El apoyo de sus profesores fue crucial durante este tiempo. “Los profesores eran muy cercanos a nosotros. Cualquier preocupación en cuanto a estrés y ansiedad, siempre estuvieron atentos”, dice.

A lo largo del bachillerato, Lucía tuvo dominar el temario, y también gestionar la presión emocional. “Lo viví como una cuenta atrás hacia lo definitivo, que era entrar en la quería que fuera mi carrera”, explica. La gestión del tiempo y el enfoque en sus estudios fueron esenciales. Aunque no seguía un horario fijo, su dedicación era inquebrantable. “Sencillamente, mi horario de estudio fue hacer todo lo que podía cada día y así continuamente a lo largo de las semanas”, explica.

Lucía Alonso, la estudiante del Colegio San José que ha sacado un 13,9 en la EBAU / Clara Manzano
Lucía Alonso, la estudiante del Colegio San José que ha sacado un 13,9 en la EBAU / Clara Manzano

Uno de los mayores sacrificios que Lucía tuvo que hacer fue abandonar la gimnasia rítmica, un deporte que practicaba desde los siete años. “Vi que el tiempo era limitado y, para mis capacidades, era necesario sacrificar una de las dos y yo elegí sacrificar el deporte”, comenta ya con cierta melancolía, a pesar de su juventud. Aun con tristeza, reconoce que era una decisión necesaria para alcanzar su meta.

Preparación meticulosa para la EBAU

La preparación de Lucía para la EBAU fue un proceso riguroso que comenzó mucho antes del mes de junio. Su estrategia de estudio fue meticulosa y bien planificada. “Prioricé las asignaturas que más me costaban, como lengua y literatura, inglés, matemáticas y filosofía, desde el principio”, explica. A pesar de los nervios y la presión, Lucía encontró la manera de mantener la calma y la constancia. “Al principio estaba muy agobiada, pero con el tiempo logré establecer un horario de estudio que funcionó para mí. Me hice una lista con todo el temario y fui tachando lo que iba estudiando”, cuenta.

Durante la semana de exámenes, los nervios fueron una constante. “Los nervios esa semana fueron a más, eso sí que es cierto. Sentía una cuenta atrás, el tic-tac del reloj todo el rato”, recuerda. Sin embargo, al llegar el día de la EBAU, Lucía se sorprendió por la calma que sintió. “A pesar de haber ido súper nerviosa a los exámenes de segundo de bachillerato, el primer día de la EBAU no tenía ni un solo nervio”, revela.

Un logro extraordinario

El resultado de su esfuerzo fue una nota que superó sus expectativas. “Sabía que se me había dado bien, pero no tan bien hasta ese punto”, admite. Obtener un 13,9 fue para Lucía “como un sueño cumplido”. Este logro le permite acceder a la carrera de medicina en Ciudad Real. Pero, sobre todo, es un testimonio de su capacidad de superar desafíos y retos. “La adaptación al medio de Lucía ha sido clave”, afirma Braulio, su tutor.

Fachada de la Facultad de Medicina de Ciudad Real/ J. Jurado
Fachada de la Facultad de Medicina de Ciudad Real/ J. Jurado

Lucía reflexiona sobre lo que significa haber alcanzado esta meta. “Es una sensación de alivio tremenda. Todo mi trabajo ha dado fruto. Todavía sigo en una nube, sin poder asimilarlo del todo”, confiesa. Además, subraya la importancia de mantener una buena salud mental durante el proceso. “Es esencial cuidar la salud mental. No tenía sentido estar agobiada todos los días por la EBAU. Aprendí a mantener la compostura y a ser constante”, añade.

Mirando hacia el futuro

Con la nota en la EBAU ya asegurada, Lucía mira hacia el futuro con esperanza y emoción. “Espero que medicina sea verdaderamente mi vocación. Siempre he sentido que lo es, pero lo sabré con certeza cuando esté allí,” reflexiona. Está preparada para enfrentar los desafíos que vengan y está decidida a dar lo mejor de sí en esta nueva etapa de su vida.

Lucía también reflexiona sobre la importancia de las oportunidades. “Me siento muy agradecida por tener la oportunidad de estudiar. No todo el mundo tiene esta suerte hoy en día. Esta perspectiva me ha ayudado a valorar lo que tengo y a darle la importancia adecuada”, comenta.

La historia de Lucía puede ser una fuente de inspiración para otros estudiantes. Su éxito demuestra que, con determinación y apoyo, es posible alcanzar metas ambiciosas, aunque sólo sea en el principio del camino. “Quiero que otros estudiantes sepan que, si desean algo, deben trabajar por ello, siempre cuidando su salud mental. Se puede lograr más de lo que uno piensa”, aconseja.

La trayectoria de Lucía Alonso es un ejemplo de cómo el trabajo duro, la planificación y el apoyo pueden conducir al éxito. Su logro en la EBAU es motivo de orgullo para su familia, su colegio y toda la provincia de Ciudad Real. Con su nota de 13,9, Lucía se asegura su futuro académico, y puede servir de inspiración a toda una generación de estudiantes a perseguir sus sueños con pasión y dedicación.

El agradecimiento a los que han estado con ella

Lucía atribuye gran parte de su éxito al apoyo incondicional de su familia, amigos y profesores. “Es gracias a esas personas que me han apoyado incondicionalmente, mi familia, mis amigos, mi pareja”, recalca. El Colegio San José también jugó un papel fundamental en su formación. “Como he dicho anteriormente, he estado toda la vida en el Colegio San José, entonces fue un poco esa sensación de familiaridad la que me hizo quedarme allí para el bachillerato”, explica.

La historia de Lucía Alonso es un relato de determinación, esfuerzo y éxito, como comenta su tutor en el Colegio San José. Su logro en la EBAU no solo marca un hito en su vida, sino que también es un ejemplo inspirador para muchos. Con su dedicación y pasión, Lucía ha demostrado que es posible alcanzar, por lo menos, la puerta de entrada a los sueños, y su historia seguirá motivando a otros a luchar por sus metas.

Publicado en:
Publicidad Lanza Digital
Publicidad Lanza Digital
Noticias relacionadas:
Tercero y Navarro en Tomelloso
Imagen de la EvAU extraordinaria de 2024 en el campus de Ciudad Real/ Clara Manzano
La diputada autonómica del Partido Popular de Castilla-La Mancha, María Gil, ha defendido el modelo de EBAU común / PP CLM
Paco Núñez en un acto de partido / Europa Press Photo
Un conjunto de exámenes de la EBAU
Adrián Garrigós Esteve, ciudarrealeño que ha sacado un 14 en la EBAU a través del Bachibac / Clara Manzano
Cerrar