Marín cree que en esta legislatura “podríamos ver en España una Ley de Eutanasia para los enfermos terminales y gravemente discapacitados”

A. Ruiz Ciudad Real
Marín impartió una conferencia sobre 'Muerte voluntaria: eutanasia y suicidio asistido' / Clara Manzano

Marín impartió una conferencia sobre 'Muerte voluntaria: eutanasia y suicidio asistido' / Clara Manzano

El presidente de la Asociación Derecho a Morir Dignamente de Madrid ofreció una conferencia en la Biblioteca Pública del Estado

El presidente de la Asociación Derecho a Morir Dignamente de Madrid, Fernando Marín, ofreció este lunes en la Biblioteca Pública del Estado una conferencia en la que habló sobre la muerte voluntaria, desde la premisa de si la persona estima que es dueña de su vida o no, para disertar, en el caso de que considere que sí lo es, sobre las condiciones en las que puede finalizar su vida y en cuáles puede pedir ayuda a terceras personas como los profesionales de la sanidad que es el caso de la eutanasia y el suicidio médicamente asistido.

El estado de Victoria en Australia ha sido el último en legislar a favor de la eutanasia, indicó Marín, que habló del marco legal actual en España y otros países occidentales, “qué opciones hay, qué ocurre con la muerte voluntaria clandestina, en qué circunstancias se da, cómo reaccionan los profesionales sanitarios y qué opciones de futuro hay”. Se trata de “un tema de debate en todo el mundo desarrollado”, subrayó Marín, que cree que “se va a regular seguro” como ocurrió con “otro tipo de derechos como el matrimonio homosexual, la interrupción voluntaria del embarazo o el divorcio”. La cuestión es cuándo, y, a su entender, se regulará “cuando podamos liberarnos del miedo que la Iglesia católica fundamentalmente en el caso de España imprime al debate con unos temores infundados”, con “una serie de mitos que no están basados en la realidad”, ya que “hoy en día hay suficientes garantías para que uno pueda finalizar su vida cuando desee sin que nadie le obligue”.

“En España, el suicidio es impune, no está en el Código Penal y cualquier persona puede disponer de su vida siempre y cuando lo haga de forma autónoma”, mientras que lo que está prohibido es “la cooperación necesaria al suicidio y provocar la muerte a otra persona con una inyección letal con una eutanasia”, expuso Marín, que consideró “una contradicción” que sea delito “ayudar a una persona a hacer un acto que no es delito -el suicidio- y que precisamente piden aquéllos que no lo pueden hacer por sí mismos porque, por ejemplo, es una persona tetrapléjica” que no quiere aguantar más sufrimiento con el proceso de cuidados paliativos y “quiere morir rodeado de los suyos con asistencia médica”.

Permitida la eutanasia en Holanda y Bélgica, también se ha despenalizado en cinco estados de EEUU y Canadá y está regulado el suicidio asistido en Suiza, comentó Marín, que cree posible que “en esta legislatura veamos en España una Ley de Eutanasia para los enfermos terminales y gravemente discapacitados”. Marín indicó que Unidos Podemos presentó una propuesta legislativa para regular la eutanasia que no apoyó el PSOE que ahora sí va a presentar una propuesta en torno a este tema, siempre respetando la voluntad del afectado, desde el objetivo de que la persona muera sin sufrimiento y garantizando que se lleva a cabo de forma correcta el procedimiento adecuado. Esta propuesta incluiría a dos potenciales grupos como son los enfermos terminales como los de cáncer con un pronóstico de que van morir en meses y no quieren pasar por un proceso último de sufrimiento, y los enfermos que padecen avanzados estados de patologías degenerativas.

Así mismo, expuso Marín, habría otros dos grupos que no entrarían en esta propuesta legislativa del PSOE que serían los correspondientes a trastornos mentales que hacen que el paciente “quiera morir” y las personas con demencia que en las primeras fases de la patología indican en un testamento vital su opción por la eutanasia cuando ya no puedan reconocerse a sí mismos ni a los demás.

El Grupo Local de 'Derecho a Morir Dignamente' invitó a Marín al encuentro en Ciudad Real / Clara Manzano

El Grupo Local de 'Derecho a Morir Dignamente' invitó a Marín al encuentro en Ciudad Real / Clara Manzano

Marín defendió la necesidad de ofrecer toda la medicina paliativa para las enfermedades y también tener la opción de la eutanasia, y evitar muertes violentas o que se recurra al mercado negro de medicamentos. La eutanasia debe estar medicalizada, en manos del médico, siendo la mayor garantía el profesional sanitario, agregó, para indicar que en países como Bélgica y Holanda se sigue un riguroso proceso de una entrevista con el médico que debe repetirse a los quince días, para posteriormente pasar a otro facultativo independiente que, así mismo, puede que pida ayuda a otro médico para determinar si es aliviable, consolable, mejorable o inmejorable el sufrimiento que padece esa persona.

En los casos en los que ha habido problemas en estos países, no ha sido por dudar de la voluntad del paciente sino por la calidad del procedimiento, apreció el responsable de la Asociación Derecho a Morir Dignamente de Madrid, que se muestra a favor de la eutanasia “cuando una persona esté convencida de que la única opción o camino para liberarse del sufrimiento es morir”. A este respecto, indicó que “el sufrimiento es una experiencia, no tiene por qué ser una enfermedad, también puede ser porque consideres que tu vida ha terminado”, que es el concepto “de vida completa, biografía finalizada que se está barajando ahora en Holanda”, respecto a las personas que “de forma autónoma deciden terminar”.