Marín replica al PP que “el mayor peligro para el Estado de Derecho y la unidad de España son los patriotas de hojalata”

Fausto Marín, diputado regional del PSOE /Lanza

Fausto Marín, diputado regional del PSOE /Lanza

El diputado regional del PSOE destaca el trabajo que realizan a diario el Presidente del Gobierno de España y el de Castilla-La Mancha, Pedro Sánchez y García-Page, respectivamente, para resolver los problemas y las necesidades de los ciudadanos.

El diputado regional del PSOE, Fausto Marín, ha respondido a la senadora `popular´, Cristina Molina, indicándole que “el mejor patriotismo es aquel que defiende los intereses de la gente y resuelve sus problemas y necesidades, y en ese sentido tanto Pedro Sánchez como Emiliano García-Page son buenos llevándolo a la práctica”.

Lo que no cabe en estos tiempos que corren, dice el responsable socialista, son “los patriotas de hojalata que tienen hartos a la ciudadanía, aquellos que van con una bandera en la mano, como es el caso de los responsables del PP, y una tijera en la otra para recortar los derechos y las libertades de la éstos”, critica Marín.

Mientras tanto, añade el parlamentario socialista, tanto los castellano-manchegos como los habitantes del resto de España, “saben quién les quiere subir el salario mínimo interprofesional, y quién lucha por sus pensiones”, y ese partido –dice- es el PSOE con Pedro Sánchez a la cabeza.

Igualmente, en la región, como recuerda Fausto Marín, “está claro en la mente de todos quién vela por los intereses de la Educación Pública, mejorando los colegios y aumentado el número de profesores hasta en 1.564 más que en la época de Gobierno de Cospedal”, quién ha conseguido a base de esfuerzo que la Sanidad regional cuente con 2.000 médicos más, o quién está reconstruyendo hospitales y centros de salud y bajando las listas de espera, explica el diputado regional.

Considera Marín, que los responsables del PP “deben haber hecho un curso de alarmismo y palabrería” y les pide al respecto que “dejen de mentir y sean leales a los datos objetivos que indican que hoy hay en Castilla-La Mancha haya 43.063 desempleados menos de los que dejó el PP de Núñez y Cospedal, 22.300 nuevos beneficiarios de la Ley de Dependencia, y unas listas de espera a niveles del año 2006, con menos de 100.000 pacientes mes tras mes”.