Muñoz de Morales: “Me lo pasé bomba, este homenaje me da mucha energía”

Belén Rodríguez Ciudad Real
Miguel Muñoz de Morales, anoche, con el nuevo concejal de Cultura Ignacio Sánchez, en el homenaje al Teatro de la Sensación / Lanza

Miguel Muñoz de Morales, anoche, con el nuevo concejal de Cultura Ignacio Sánchez, en el homenaje al Teatro de la Sensación / Lanza

El creador del Teatro de la Sensación de Ciudad Real, la primera sala alternativa de Castilla-La Mancha, dice que su éxito se sustenta por el mimo a las compañías y la falta de subvenciones

Se imaginan una sala de teatro con programación variada diez meses del año, un espacio que permita a jóvenes compañías darse a conocer, y una escuela para educar a niños y adultos en la creación. Todo eso se lo ha dado a Ciudad Real Miguel Muñoz de Morales, fundador del Teatro de la Sensación, que anoche recibió un homenaje por sus más de treinta y cinco años de aportación a las artes escénicas.

“Me lo pasé bomba, este homenaje me da mucha energía”, explica De Morales, desde anoche el emperador Miguel I, ‘Imperatoris ciudarrealense orbe absoluta’, título con el que amantes de las artes, la cultura y el Teatro de la Sensación, lo sorprendieron en una gala de risas y emociones, en el patio del museo municipal López Villaseñor.

Fundador de la primera sala de teatro alternativo de Castilla-La Mancha –ahí es nada- que desde la discreta calle Monjas de Ciudad Real lleva quince años dando la brasa cultural (en el buen sentido), con todo tipo de espectáculos, De Morales recibió anoche el reconocimiento público a tantos esfuerzos por mantener el teatro en Ciudad Real.

Miguel Muñoz de Morales, en el homenaje / Lanza

Miguel Muñoz de Morales, en el homenaje / Lanza

Crisis: “Como nadie nos apoyaba ni la notamos”

De Morales desvela para Lanzadigital.com el secreto su éxito: mimar a las compañías y no recibir ninguna subvención. Solo esto último –dice- le permitió aguantar la crisis económica, “como nadie nos apoyaba ni la notamos. Antes de la crisis hubo muchas salas que tuvieron que cerrar. A nosotros los apoyos nos empezaron a venir muy tarde”.

El Ayuntamiento de Ciudad Real empezó a colaborar desde el año pasado, “bueno, antes lo hacían de manera simbólica, con mil euros desde hace unos ocho años, y con doce mil porque accedimos a una subvención el año pasado, eso es todo”. “Yo no tengo ni sueldo establecido y me ha apoyado mucha gente que venía a montar su espectáculo sin cobrar”, asegura.

Miguel de Morales dice que toda la gala fue una sorpresa

Miguel de Morales dice que toda la gala fue una sorpresa "superdivertida" / Lanza

A Miguel de Morales la pasión por el teatro le viene de la adolescencia. Con 14 años, en 1972, ya empezó con varios grupos de teatro aficionado de Ciudad Real, el grupo de Teatro Popular, que en aquel tiempo era un referente. Montó Tierra Seca, un compañía con la que entró en el circuito de Teatro Independiente de España y con 19 años se marchó a Madrid, huyó de Ciudad Real, “¡esto era para no verlo!”, viajó por España, estuvo formándose en Cataluña con Dagoll Dagom…

Antes de vivir o medio vivir del teatro trabajó en “mil cosas en Madrid” (fue gerente de cinco zapaterías) empleo que compaginó con sus estudios de teatro hasta que volvió a Ciudad Real y en 2004 creó la sala Teatro de la Sensación, el espacio en el mejor se trabaja, según dicen las decenas de actores que han pasado por él, como los que le homenajearon anoche.

Proclamación de Muñoz de Morales como Miguel I,

Proclamación de Muñoz de Morales como Miguel I, "emperador" de Ciudad Real / Lanza

Teatro al aire libre en agosto

Sin sueldo fijo establecido, De Morales dice que nunca se va de vacaciones, “el año pasado, cuando cerré en julio y agosto me quedaban 214 euros en la cuenta”, aunque este verano ha sido más previsor y se tomará unos días libres, “la verdad es que me gustaría hacer teatro en la calle para niños en agosto, pero consigo convencer al Ayuntamiento, me dicen que en agosto no hay nadie en Ciudad Real”.

Teatro de La Sensación, con programación todos los fines de semana en Ciuad Real de enero a julio y de septiembre a diciembre, abarca desde hace treinta y cinco años “un amplio espectro dentro de las técnicas teatrales, la investigación y difusión del conocimiento actoral a través de sus espectáculos, cursos impartidos, organización de eventos, siempre pensando en la ciudadanía, esté o no vinculada a las artes escénicas”, dice el fundador sobre su criatura.

La sala, con capacidad para cien espectadores, no es pequeña, pero sí próxima al público, “no somos una empresa, somos un proyecto cultural sin ánimo de lucro que potencia la diversidad heterogénea en su propio territorio”.