“No es frecuente que un niño se muera ahora de meningitis”

Belén Rodríguez Ciudad Real
Valentí Pineda, jefe de la Unidad de Infecciosas Pediátricas del Hospital Parc Taulí de Sabadell y presidente de la Sociedad Catalana de Pediatría hoy en Ciudad Real / J.Jurado

Valentí Pineda, jefe de la Unidad de Infecciosas Pediátricas del Hospital Parc Taulí de Sabadell y presidente de la Sociedad Catalana de Pediatría hoy en Ciudad Real / J.Jurado

El pediatra Valentí Pineda recomienda vacunar de la meningitis B a menores de 5 años y adolescentes, aunque asegura que los casos son pocos y están bajando, por eso esta vacuna no está incluida en el calendario obligatorio

Los niños españoles están cada vez mejor protegidos contra las enfermedades infecciosas más frecuentes y graves, y los pediatras atentos a las epidemias que se pueden prevenir con vacunas. Un caso muy gráfico es la meningitis cuya incidencia global en los últimos doce años está bajando. “No es frecuente que un niño se muera ahora de meningitis porque están bien cubiertos con las vacunas que se dan de forma sistemática”, afirma el pediatra Valentí Pineda, jefe de la Unidad de Infecciosas Pediátricas del Hospital Parc Taulí de Sabadell y presidente de la Sociedad Catalana de Pediatría.

“La meningitis ha bajado muchísimo. Tenemos como tres o cuatro veces menos casos de los que había hace diecisiete años. Entendemos que disminuye el serotipo C porque estamos vacunando desde el año 2000 de forma sistemática, pero no acabamos de entender por qué lo hace el otro serogrupo, el B, que también está bajando”.

Pineda, que ha participado en Ciudad Real en la XXI Reunión Anual de la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla-La Mancha, sí cree conveniente vacunar de la meningitis meningocócica tipo B, que por ahora no está incluida en el calendario vacunal obligatorio aunque su vacuna, el Bexsero, se comercializa en farmacias.

Vacuna de la meningitis B: menores de 5 y adolescentes

“Todos los pediatras estamos de acuerdo en que la vacuna contra el meningococo B debería ponerse aunque los casos son pocos, sobre todo en menores de 5 años y adolescentes, los grupos de edad en el que son más frecuentes”, explica el pediatra.

Desde este mes también está disponible en farmacias bajo prescripción médica la vacuna tetravalente conjugada antimeningocócica, que incluye protección frente a otros cuatro serogrupos del meningococo: A, C, W e Y. En este caso el doctor Pineda y el resto de pediatras tienen más dudas sobre la conveniencia de aplicarla, “el serogrupo C lo tenemos cubierto con nuestra vacuna obligatoria, en el resto el número de casos es muy bajo, yo la recomendaría si se viaja por largo tiempo para vivir en países como Inglaterra y Estados Unidos en los que ha aumentado el serotipo W”.

El experto en enfermedades infecciosas, que ha participado en la mesa redonda ‘Novedades prácticas en vacunas’ de la Reunión de Pediatría, asegura que los números no dan para vacunar de forma  sistemática a la población infantil en estos dos supuestos.

100 casos de meningitis B al año, pocos

“La epidemiología no acompaña para hacer un calendario vacunal sistemático. El año pasado en toda España hubo 22 casos de meningitis meningocócica del que cubre los cuatro serotipos (A, C, W e Y), y la mitad de ellos en adultos. Respecto a la meningitis B hubo cien casos, esta incidencia no se considera suficiente para vacunar a toda la población infantil española de forma gratuita, porque las vacunas tienen un coste alto, y ahí habrá siempre un poco de discusión entre vacunas que se ponen enseguida y otras que cuesta más implantar”.

El presidente de la Sociedad Catalana de Pediatría insiste en que tanto los pediatras como las autoridades sanitarias están muy atentos a la evolución de las enfermedades infecciosas, “si en vez de cien casos del meningococo B hubiera el doble o creciera el número en pocos meses se actuaría enseguida”.

No todas las meningitis -una de las enfermedades infecciosas más graves-, son mortales. “Hay tres gérmenes que provocan meningitis, tres bacterias, una es el Haemophilus influenzae, de la que se vacuna desde los años noventa de forma sistemática y ha desaparecido; el neumococo, cuya vacuna combinada (PCV13) se utiliza de forma sistemática y gratuita para todos los niños desde 2016 y luego tenemos el meningococo, el tipo del que hablamos más porque hay varios serogrupos, hasta doce o trece, aunque  que afecten de verdad a los niños están el B, el C y últimamente el W en algunos países”.

Calendario vacunal unificado

En su calidad de presidente de la Sociedad Catalana de Pediatría Valentí Pineda considera que el calendario de vacunas sistemáticas en España es bueno, y contrariamente a lo que se cree no difiere entre comunidades. “Tenemos esa idea de que hay muchos calendarios de vacunación pero cada vez es más unificado y en estos momentos aparte de pequeños cambios es prácticamente igual”.

En cuanto al movimiento antivacunas dice que en España es muy minoritario, “estamos hablando de entre un 1 y 1,5% de la población, y no de todas las vacunas, por miedos; es difícil que no exista esto, las libertades son las libertades, pero aquí no es preocupante si lo comparamos a lo que ocurre en Francia o Italia países en los que incluso se discute si obligar a la gente a vacunarse por brotes de sarampión. La población tiene la idea de que ya no hay polio ni difteria y esas enfermedades han desaparecido porque vacunamos”.