Ofelia Santiago, la coach que crea líderes a través del autodescubrimiento

Julia Yébenes Ciudad Real
La psicóloga y coach Ofelia Santiago / Lanza

La psicóloga y coach Ofelia Santiago / Lanza

Esta gurú del coaching en España apuesta por dar paso a una nueva economía “reescrita en femenino” y que ponga atención al medio rural. Considerada una ‘imprescindible ‘ de la alta dirección en España desarrolla desde hace dos décadas un modelo innovador para crear líderes

Observar, escuchar, reflexionar, y guiar son los pasos del arte del coaching, al menos el que practica Ofelia Santiago. Esta reputada consultora y estratega del management, la única mujer incluida en el libro ‘Los imprescindibles del Management’, de Salvador Molina, lleva años desarrollando un pionero modelo para abordar con éxito procesos de transformación empresarial, política y personal “a través del alma”.

En cualquiera estos tres ámbitos, Santiago invita en sus estrategias a hacer “un viaje interior para pensarse a uno mismo”. Viene a decir que la persona que se enfrenta a un problema o a un cambio ha de verse desde fuera como un observador, en un ejercicio interior de “elevación de la conciencia” que le llevará a corregir los “mapas mentales que a priori impiden ver soluciones”.

La gurú del coaching habla, en un discurso coherente y seductor, de la necesidad de aplicar un código ético desde el compromiso personal. Sólo se podrán implementar las decisiones más eficaces en administraciones o empresas, asegura en una entrevista a Lanzadigital, desde la posición del dominio de la transformación del ser, cambios que vendrán desde la observación personal y la interpretación y el análisis de los hechos, con el fin de generar nuevos resultados.

“Un buen líder no puede transformar sin haberse transformado él mismo antes, sin saber quién es y sin empoderarse en lo que destaca”, señala en la publicación del top ten definido por Salvador Molina.

La experta en creación de líderes en una actividad con empresarios / Lanza

La experta en creación de líderes en una actividad con empresarios / Lanza

Empresas

En el ámbito empresarial, Santiago aprovecha su formación como psicóloga y filósofa para desplegar herramientas relacionadas con el yo más personal, el nosotros más intuitivo y el ellos como aliados. La mayoría de retos que le plantean las organizaciones, asegura, están relacionados con la digitalización y la introducción de las nuevas tecnologías, una transformación que “no sirve para nada si la cultura de la compañía no está alineada con las nuevas competencias”, es decir, si el cambio no está vinculado con el llamado entorno VUCA, caracterizado por la Volatilidad (volatility), la Incertidumbre (uncertainty), la Complejidad (complexity) y la Ambigüedad (ambiguity), y al que las empresas “inteligentes se anticipan para convertirlo en una oportunidad”.

“Mi objetivo como coach, argumenta Santiago, es contribuir a la preparación de líderes altamente conscientes, inspiradores, transformadores, con valores, efectivos y prácticos y sobre todo facilitadores que permitan resolver los verdaderos retos de estas últimas décadas enamorando equipos altamente competentes bajo el modelo de empresa extendida”.

Gobernanza política

Como coach política, la cofundadora de la escuela de alto gobierno Gobernatia, alerta del peligro que corre la gobernanza mundial, no tanto por la gestión de los estados de la comunidad internacional, como por la necesidad de transformar “un paradigma que ya está agotado”.

Los conflictos en el escenario público “no se resuelven con competitividad, ruptura y separatismo, sino con intuición, pasión, empatía, cooperación y escucha, a través del pensamiento positivo y la gestión emocional”, agrega la ‘entrenadora’ en unas declaraciones llenas de mensajes innovadores y reflexivos.

Para Ofelia Santiago, compartiendo las ideas de su compañero Joan Gonçales, sociólogo, experto en marketing político y socio y director del área de marketing político de Gobernatia, la gobernabilidad debe evitar la metonimia entre lo político y lo urbano, la simplificación de la parte por el todo, y debe ofrecer un modelo que tenga en cuenta otros ámbitos, como el rural, y que “se reescriba en femenino”.

“Hay un verdadero retorno dentro del concepto de economía circular, con una gestión eficaz de los recursos, y una humanidad constatable”, explica, a la vez que resume que se trata de gestionar el talento dentro del paradigma de un liderazgo que tenga en cuenta a la mujer y a los entornos agrícolas, bajo un paradigma basado en la sostenibilidad.

En este sentido, recuerda que Donald Trump fue aupado a la presidencia de EEUU por el gran sueño de votos de la América blanca rural, un yacimiento que descuidaron sus competidores del sistema. “Muchos de sus mensajes más extremistas van dirigidos a estos votantes”, subraya Santiago.

En femenino

Respecto a la presencia de la mujer en la vida pública, apuesta incorporar su perspectiva y renovar la gobernabilidad tradicional, definida “en un modelo económico, social y político escrito en masculino”. “Por defecto se ha utilizado este rol, pero difícilmente se puede desarrollar una transformación si no hay suficiente masa crítica en el entorno que sirva como modelo”, apunta.

Así, apuesta por la visibilidad del liderazgo femenino para ir derrumbando los techos donde hay barreras, y dar paso a una nueva economía “reescrita en femenino”, la única que permite el paradigma de la sostenibilidad. Pero Ofelia no habla de un liderazgo feminista y contrapuesto a lo masculino, sino de un liderazgo amable, inclusivo, acogedor que recoja las dos fuerzas, como en el yin y el yang, como un todo.

Con estas premisas, la coach muestra su idea de gobernanza como el “arte o modo de gobernar” para alcanzar un “desarrollo económico, social e institucional duradero y sostenible”, vinculado a la defensa de los derechos humanos en una conjunción táctica y equilibrada en la sociedad civil.

De hecho, sólo concibe el éxito de su estrategia si en ella participan “todos los actores”, es decir, asociaciones, partidos, sindicatos, y organizaciones sociales, con el fin de cerrar el círculo cuando se sienten “escuchados, representados, e implicados”.

Pero la política en España, en su opinión, está alejada de estos valores, y no está en su mejor momento, con unas hondas brechas territoriales que tienen un reflejo claro en los presupuestos, donde hay “falta de compensación y de solidaridad”.

Los soberanismos producen “todo lo contrario” a sus objetivos, pues están justificados en una hipotética búsqueda de la solidaridad sólo para su territorio y, por tanto, desarrollan una “dictadura solidaria” de la que sólo se beneficia una minoría. Este modelo choca, a juicio de la coach Santiago, con las corrientes cada vez más influyentes del bien común, que preconizan la cooperación y colaboración, unas cualidades intrínsecas “al ser humano”.

Por tanto, la gobernabilidad ha de reunir “los valores de la sustentabilidad, confiabilidad y transparencia, sin olvidar la equidad e igualdad”, tal y como los recogen las leyes fundamentales como la Carta Magna española.

Nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías componen otro extremo con el que trabaja Santiago, pues son transmisoras de la participación ciudadana, dentro de un nuevo modelo que se ha encargado de enterrar estilos caducos. “Ahora la comunicación está atomizada y es heterogénea, aduce, y la ciudadanía aprovecha los nuevos canales para expresar sus demandas de forma inmediata, voluntaria y espontánea”.

Ante este escenario cambiante, Santiago recomienda a los potenciales líderes con los que trabaja que comprendan y dominen estas herramientas donde “las nuevas generaciones generan sus propios contenidos, como una base fundamental para que las instituciones puedan recuperar la confianza de la sociedad” y, por tanto, se cumpla el principio de “tolerancia democrática”.

 

Diferencias

Santiago apunta que su valor diferencial es que utiliza herramientas científicas que permiten a personas, equipos, políticos o empresas “maximizar su talento, a través del autodescubrimiento, mejorando su eficacia tanto a corto como a largo plazo”.

“Se basa en el modelo del observador”, indica, es decir, “que los resultados, que es el dominio del tener, dependerán de los comportamientos o acciones de la persona, que es dominio del hacer, y a su vez, éstas esferas dependen de la manera en la que nos observamos y miramos al mundo, que es el dominio del ser”.

La coach aclara que “no es lo mismo observar desde la escasez que desde la abundancia”, pues en el primer supuesto se actúa desde la competencia, mientras que el segundo marco, menos restrictivo, permite a las personas ser creativas y plantear soluciones innovadoras a los problemas y crear alianzas estratégicas.

Y va más allá, el conocimiento en que se basan los pensamientos creativos es clave para aumentar “un peldaño en el grado de conciencia” a la hora de resolver cualquier conflicto. “Los mapas mentales determinan la conducta”, es decir, la manera de pensar y de decidir las acciones a implantar, tanto en el ámbito empresarial como político.

El objetivo es que “esos líderes revisen sus modelos mentales y las creencias que sostienen en la toma de decisiones”, aclara la psicóloga, para quien “es imprescindible preguntarse qué supondría dirigir el país o liderar los equipos políticos”.

Por otro lado, Santiago se declara una profesional con vocación de servicio hacia los más vulnerables, según dice, determinado “por mi propósito o misión personal y mis prioridades, para dar voz a líderes con menos posibilidades de ser oídos”. Colabora en proyectos de empoderamiento y liderazgo en América Latina y Asia, además de asesorar a emprendedores empobrecidos por la crisis en España que “han tenido que reinventarse”.

Así, esta gurú del liderazgo transformador cumple una agenda endiablada, que le obliga a mantener un amplísimo horario al entrenar de manera virtual a clientes de doce países en latitudes opuestas de la tierra.

Santiago es licenciada en Psicología y Filosofía, y cuenta con multitud de estudios como formadora y consultora en alta dirección de empresas y de corporaciones políticas.

La presentación de su labor no deja lugar a dudas: emoción e inteligencia, apasionada y resolutiva, sus intervenciones no dejan indiferente.

 

Modelo de la pirámide de base triangular

 

Ofelia Santiago desarrolla un modelo de coaching totalmente rompedor, basado en la figura de la pirámide de base triangular, aplicable a todos los ámbitos con los que trabaja.

EMPRESA. En el entorno empresarial o ejecutivo impulsa la transformación de la persona, el rol (directivo) y el sistema interno (equipo) y externo (clientes y resto de grupos de interés). Según explica, además de examinar la estrategia de planificación interna de la compañía, valora las aportaciones de los llamados ‘stakeholders’ (partes interesadas), es decir, los actores internos -los propios empleados en una disposición de abajo a arriba- y externos: los clientes, los proveedores, incluso sus competidores y la propia sociedad en la que impacta.

POLÍTICA – Aquí trabaja un micro entorno compuesto por la persona, -quién es, su formación, valores, y aspiraciones- y el rol -el hacer, ejecutivo frente a legislativo-, mientras que analiza al partido y a la ciudadanía en un marco más abierto. En concreto, ofrece herramientas a los líderes para gestionar equipos, aflorar su talento y facilitar su empoderamiento. También trabaja con los dirigentes estrategias para que sepan comunicarse con los votantes y cómo responder a sus expectativas.