El peligro de derrumbe de un muro obliga a cerrar el Mercadona de la calle Real en Ciudad Real

Belén Rodríguez Ciudad Real
La zona, a la espalda del supermercado, permanece acordonada por seguridad / J.Jurado

La zona, a la espalda del supermercado, permanece acordonada por seguridad / J.Jurado

La pared ha amanecido agrietada por las últimas lluvias y los bomberos han intervenido para picar las partes blandas y acordonar la zona, en el grupo San Clemente. Una empresa se encarga en estos momentos de la reparación

El Mercadona de la calle Real de Ciudad Real permanece cerrado desde primera hora de esta mañana ante el peligro de derrumbe de una pared colindante (en el grupo San Clemente) que ha amanecido agrietada como consecuencia de las últimas lluvias.

No ha habido daños por el momento, pero por precaución la Policía Local, avisada por los vecinos del callejón con acceso por la Ronda de Alarcos, han llamado a los bomberos que han intervenido para picar las partes blandas del muro y comunicar a las empresas del gas y de la electricidad que debían cortar el suministro (pasa una tubería de gas de grandes dimensiones y si caen las dos paredes podrían provocar un desastre).

Acceso al aparcamiento del supermercado que tendrá que permanecer cerrado hasta que se repare el muro / J.Jurado

Acceso al aparcamiento del supermercado que tendrá que permanecer cerrado hasta que se repare el muro / J.Jurado

Cerrado hasta que se repare el muro

“En realidad son dos muros medianeros los que tienen riesgo inminente de derrumbe, uno da directamente a Mercadona y el otro al grupo San Clemente, incluso se oían crujir”, ha explicado a Lanzadigital.com el jefe de parque de bomberos de Ciudad Real. Suya ha sido la decisión de comunicar el cierre a Mercadona y avisar a la comunidad de propietarios.

La actuación de los bomberos se ha producido entre las nueve menos diez y las once de la mañana. En estos momentos la zona del peligro permanece acordonada y una empresa de construcción está interviniendo en el lugar. Hasta que no se reparen ambas paredes el establecimiento no podrá abrir.

El supermercado seguirá cerrado hasta que los técnicos determinen que no hay riesgo para las personas.