El pequeño comercio de Ciudad Real pide limitar a 6 los festivos en los que se pueda abrir

Belén Rodríguez Ciudad Real
Ultima edición de la Feria del Stock celebrada el mes pasado en Ciudad Real / J.Jurado

Ultima edición de la Feria del Stock celebrada el mes pasado en Ciudad Real / J.Jurado

"Abrir todos los domingo por sistema no nos viene bien, doce son demasiados”, explica Lorenzo Serrano, que argumenta que la recuperación económica no ha llegado a este sector

Lorenzo Serrano, expresidente de la Asociación Comercial de Ciudad Real desde hace quince días, pide a la administración local y regional que “se implique” en la defensa del pequeño comercio y restrinja los horarios. “Sería bueno que sólo se permitiese abrir seis días festivos al año, bien repartidos, buscando que no se solapen en el calendario; doce son demasiados”, dice.

El comerciante ha reconocido que la temporada de ventas otoño-invierno está siendo muy floja por la falta de frío, que se suma a los más que discretos resultados del resto del año e incluso de la temporada de rebajas. “La supuesta recuperación económica no ha llegado a nuestro sector”, se lamenta.

La liberalización perjudica

“Si a esto le unimos que los festivos se solapan en el calendario, y la libertad de horarios de las tiendas con personal asiático y magrebí, nos es imposible competir”. “Creo que la Administración debe tomar cartas en el asunto, la liberalización que se impuso sobre todo a partir del Gobierno de María Dolores de Cospedal nos ha perjudicado”, subraya.

El comercio, la primera empresa del país

Serrano considera que el Gobierno regional “debería someter a estudio estas pretensiones de la mayoría de las asociaciones comerciales, estamos todos en la misma batalla”, asegura, y considera que para favorecer “a unos pocos” y a las grandes empresas “están haciéndole mucho daño al pequeño comercio que es la gran empresa, la primera empresa del país”.

Serrano, que deja la presidencia de la Asociación Comercial tras diez años al frente, incide en que son muchos los frentes abiertos para el sector, y que la liberalización “ha desmoralizado los centros de las ciudades”.

Bajo su punto de vista los políticos “deben cuidarnos mucho, visitar el comercio y estar a pie de calle”.

 

,