Lanza Digital

El pequeño comercio de Ciudad Real se rearma frente a las nuevas amenazas

El comercio de proximidad ciudarrealeño está saliendo poco a poco de la recesión, tanto por la propia dinamización de los negocios como por el respaldo institucional que reciben para mantener la viabilidad de “una de las principales industrias” de la ciudad.

Además de la recesión económica, el sector ha sorteado desafíos como la llegada de las grandes superficies y centros comerciales, y ahora se enfrenta a la amenaza creciente del comercio electrónico, muy implantado entre las nuevas generaciones.

Para contrarrestar los nuevos hábitos ha tenido que aprovechar fortalezas como la cercanía, el asesoramiento, las estrategias promocionales y la ubicación para así fidelizar a sus clientes.

En los últimos años, las asociaciones de comerciantes están trabajando en colaboración con las administraciones más cercanas para mantener vivos sus negocios, aunque haya calles del centro con locales cerrados, en venta o alquiler, o que la última campaña de Navidad, previa a las rebajas, no cumpliera las expectativas, según la Asociación Comercial de Ciudad Real.

Su presidenta, Marga Romero, apuesta por la adaptación y renovación “a los nuevos tiempos”, dado que el sector online “tiene diversidad de posibilidades, y desde el comercio tradicional debemos tener nuestros escaparates visibles”.

A su juicio, “lo ideal es tener el máximo conocimiento, y contar con profesionales que nos ayuden y asesoren”, a pesar de la elevada edad media de quienes regentan los comercios de proximidad que, por razones generacionales, podría dificultar dicho reciclaje.

Con todo, Romero se muestra segura de que “vamos a conseguir que el comercio de nuestra ciudad esté plenamente integrado en los nuevos tiempos”, con iniciativas conjuntas que promoverán en breve plazo.

Principal motor

El concejal de Promoción Económica, José Luis Herrera, subraya el apoyo del Consistorio al sector como “principal motor de desarrollo económico” de la capital y avanza las acciones más novedosas del Instituto Municipal para la Formación y el Empleo (Impefe) para incentivar al sector, como es la inminente presentación de un estudio sobre el parque de locales comerciales elaborado por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

Será en el marco de la próxima reunión la semana que viene de la Mesa del Comercio de Ciudad Real, creada para dinamizar el pequeño comercio dentro de un marco de participación y para consensuar las principales políticas y planes de acción municipales, donde se presentará dicho análisis realizado dentro del II Observatorio por el Empleo elaborado en colaboración con la UCLM.

Con la publicación de la nómina de locales en la web del Impefe “tendremos una contabilidad de los comercios vacíos y los ocupados, sus características, superficie en metros cuadrados, precios y su disposición para ser alquilados”, explica Herrera, quien destaca la oportunidad que dará esta nueva herramienta para el emprendimiento de uno de los sectores que mejor caracteriza a la sociedad ciudarrealeña.

De esta manera, podrán testar la salud del pequeño comercio dentro de la estrategia municipal para “la dinamización fundamental de una de nuestras principales industrias”.

“Estamos trabajando mucho, sostiene el edil, desde que empezó la legislatura y para este 2018 seguiremos realizando distintas acciones, además de contar con financiación dentro de Edusi para potenciar esa línea”.

Herrera destaca la “buena relación” con la asociación comercial que preside Romero, con la que en las próximas semanas presentarán de manera conjunta una nueva campaña promocional “para que la gente compre” en el comercio de proximidad, y así seguir contribuyendo a que el sector “salga de la crisis, que para los comerciantes ha sido muy dura, y están tardando un poco más en salir”.

El sector de Comercio, que copan en un 70% los servicios, está centrado en formarse en las nuevas tecnologías para informatizar sus equipos y dar un servicio más ajustado a las demandas actuales de los clientes.

“También queremos dinamizar los polígonos”, apunta Herrera, como es el caso del polémico Oretania, paralizado desde 2011. Según dice, la tercera semana de mayo representantes del Ayuntamiento se reunirán con la presidenta de la Empresa Pública de Suelo Estatal (Sepes) para analizar la situación del polígono Sepes de la capital, y así poder acceder a su parcelación y desarrollo, tal y como piden “los empresarios, partidos y sindicatos”.

“Nosotros iremos con una disposición totalmente abierta a negociar, con el fin de poder dar soluciones”, sostiene Herrera.

Balance desigual

La creación de empresas en el sector Comercio a nivel provincial ha tenido un balance desigual en los últimos ocho años, con una media anual de 73 pymes. En 2011 todavía en plena crisis, la Ventanilla Única (VUE) de la Cámara de Comercio registró 49 empresas nuevas, que fueron aumentando sucesivamente hasta 2014 hasta alcanzar las 120, el pico más alto. Al año siguiente la cifra bajó más de un 50 % y se volvió a recuperar en 2016 hasta las 84, mientras que 2017 cerró con sólo 65. Este 2018 ha empezado fuerte, con la constitución de 36 negocios en dicho sector en los tres primeros meses.

Un local cerrado y en alquiler / Elena Rosa

La directora del Área de Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio, Mayte Carmona, indica que la actividad en éste ámbito representa entre el 15 y el 20% del total de registros de la VUE, el 18% en 2017, siendo el segundo sector en importancia, tras el de actividades profesionales.

En el conjunto de ámbitos profesionales, seis de cada 10 empresas creadas sobreviven, apunta Carmona, un índice actualmente a la baja, “se cierran más negocios”, debido a la recuperación económica.

Aunque parezca contradictorio, explica, el emprendimiento creció en los años de crisis “por necesidad” ante las mayores dificultades para conseguir trabajo, mientras que la recuperación está trayendo más empleo por cuenta ajena.

Carmona subraya la diversidad de acciones de la Cámara para apoyar al sector comercial, como el programa específico de apoyo competitividad y comercio minorista, en el que se realizan con carácter gratuito “diagnósticos de innovación en el comercio, in situ, como una foto de su situación”, con el fin de asesorarlos y ofrecerles “propuestas de mejora”, casi siempre relacionados “con procesos de innovación, o incorporación a las nuevas tecnologías.

Por otra parte, desarrollan, también en este 2018, formación a través de talleres y jornadas por toda la provincia, con temáticas como el comercio on line, escaparatismo, merchandaising o técnicas atención al cliente y de venta.

Nuevas tecnologías y atención al cliente

Sobre las demandas de estos profesionales, la portavoz de la Cámara señala que la formación y el reciclaje continuado, sobre todo en NNTT y atención al cliente, centran sus solicitudes.

La compra por internet es uno de sus hándicaps a los que se enfrenta el sector, por lo que la experta aconseja “subirse a ese carro” para que se convierta en una competencia más que les ayude a comercializar sus productos.

También apunta a mejorar la actividad con una mirada innovadora, es decir, “no sólo con lo relacionado con la tecnología, sino aprovechando otros factores como la experiencia, una estrategia  de marketing, la recolocación de los productos,…”. “Eso también es innovación”, asegura, pues “hay mucho camino y nuevos estilos de hacer cosas diferentes”.

De la misma manera, Carmona celebra la receptividad de las empresas y emprendedores de Comercio en la provincia a la hora de someterse a un diagnóstico de Innovación Comercial dentro del Plan de Comercio Minorista, con diez calificaciones realizadas en 2017.

También participaron 170 personas en acciones de formación en poblaciones como Puertollano, Alcázar de San Juan, Daimiel, Santa Cruz de Mudela, Ciudad Real, Valdepeñas, Bolaños, Tomelloso, Campo de Criptana y Villanueva de los Infantes, además de otros tallers fuera de dicho programa en Almagro y Manzanares