Piden nueve años para un hombre de 33 años que abusó de su hijastro en Ciudad Real

Julia Yébenes Ciudad Real
Interior de la Audiencia provincial / Clara Manzano

Interior de la Audiencia provincial / Clara Manzano

A. M.C., con antecedentes penales, está acusado de haber abusado del hijo de su expareja en un pueblo del partido judicial de Almagro, aprovechando la cercana relación familiar para su satisfacción sexual, tal y como relata el escrito del Ministerio Público

La fiscalía pide una pena de nueve años de prisión para un joven de 34 años acusado de un delito continuado de exhibición y provocación sexual y de otro de agresión sexual a menor de dieciséis años, por haber abusado de un niño de 10 años entre mayo y julio de 2017.

A. M.C., con antecedentes penales, está acusado de haber abusado del hijo de su expareja en un pueblo del partido judicial de Almagro, aprovechando la cercana relación familiar para su satisfacción sexual, tal y como relata el escrito del Ministerio Público.

Al parecer, en el inicio del verano del pasado año, el imputado empezó a acercarse a la víctima en los momentos en que la madre del pequeño, J.V.C.R., estaba ausente.

En concreto, el procesado aprovechó las horas de la siesta para quedarse a solas con el menor en la zona del corral de la vivienda de sus abuelos, donde le exhibía y comentaba videos de contenido pornográfico, además de hacer referencia explícita a las relaciones sexuales que mantenía con su madre.

En otras ocasiones llegó a mostrar sus partes íntimas al niño, incluso intentó que éste le tocara los genitales, siempre bajo amenazas de pegarle si contaba lo sucedido, así como alguna vez golpeó le golpeó con los nudillos y le retorció los dedos.

Estos hechos, según el fiscal, son constitutivos de un delito continuado de exhibición y provocación sexual y de otro de agresión sexual a menor de dieciséis años, por los que le piden un total de nueve años de prisión y la prohibición de aproximación y de comunicación a menos de 500 metros por cualquier medio con el niño durante 10 años.

Asimismo, solicita un periodo de libertad vigilada durante seis años, la obligación de participar en programas formativos de educación sexual, y 8.000 euros de indemnización.

El caso se enjuiciará el próximo 23 de octubre ante la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, en la que el menor no tendrá que declarar. En la sesión testificarán agentes de la Guardia Civil y el personal forense que examinó al pequeño.