El Plan de Modernización ‘Ciudad Real 2025’ prevé invertir más de 103 millones para el “renacimiento” de la ciudad

J. Y. Ciudad Real

Los representantes de las tres administraciones implicadas en el plan, junto al exalcaldes y el expresidente de Castilla-La Mancha / Elena Rosa

García-Page ha destacado que este plan de modernización será "el segundo gran salto" que permitirá a Ciudad Real recobrar el protagonismo que en su día tuvo la ciudad en la provincia y en Castilla-La Mancha, un “renacimiento” que se hará a través de una estrategia coordinada entre la Junta de Comunidades, Diputación provincial y Ayuntamiento

Infraestructuras de comunicación, recuperación de edificios históricos y una gran transformación urbanística para tener una ciudad más habitable, sostenible y con más calidad de vida son los ejes del Plan de Modernización ‘Ciudad Real 2025’, presentado este viernes por el presidente regional Emiliano García-Page, el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y la alcaldesa de la capital, Pilar Zamora.

El plan, elaborado con la colaboración de las tres instituciones, supondrá un profundo cambio arquitectónico, físico y social de la ciudad, tendrá una inversión en ocho años de 103,5 millones de euros (26 millones en la presente legislatura), y creará decenas de puestos de trabajo.

El montante presupuestado se distribuye en cuatro partidas: cerca de 30 millones a cargo del Ayuntamiento; algo más de 30 millones que asumirá la Junta; 23,5 millones por parte de la Diputación, y otros 20 millones de euros que, en teoría, asumirá el Ministerio de Fomento, una institución ausente en el diseño del proyecto.

La estrategia, según García-Page, representa “el segundo salto” de Ciudad Real, un “renacimiento” que llevará a la capital a recobrar el protagonismo que tuvo en Castilla-La Mancha y “a que empuje al carro regional”.

También dispondrá de su propia página web que permitirá seguir la evolución del proyecto.

Entre otras actuaciones hasta 2025 está previsto completar el tramo norte de la segunda ronda de Ciudad Real, para la habilitación de 350 metros, para permitir la conexión con la Carretera de Toledo con 850.000 euros de presupuesto; el Centro Regional del Folclore en el antiguo Colegio de la Ferroviaria -por valor de 3,5 millones de euros-; la creación del Parque de Sanidad en la antigua sede de la Delegación provincial de Sanidad -con un coste de 550.000 euros-; así como la modificación del Pabellón Ferial por 21 millones; y la recuperación de Los Silos, con otros 350.000 euros.

También está previsto dar un nuevo uso al antiguo Hospital del Carmen, que albergará todas las delegaciones provinciales del Gobierno de Castilla-La Mancha, así como demolerán el Hospital de Alarcos para habilitar una gran zona verde de usos múltiples y deportivos, y posteriormente un nuevo centro de salud.

La delegada de la Junta Carmen Olmedo / Elena Rosa

La delegada de la Junta Carmen Olmedo / Elena Rosa

En la presentación de la hoja de ruta en la Delegación de la Junta, García-Page ha destacado “la unidad” institucional y ha asegurado que el plan, con una amplia revisión de la ciudad, supondrá “abordar el segundo gran salto, un renacimiento” de Ciudad Real, que se sumará a los beneficios de otras importantes inversiones “de su primer impulso” como son el AVE, la capitalidad universitaria y el Hospital General.

Así, según ha dicho, el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene “un interés tremendo en que el plan restaure pacífica y amablemente” a Ciudad Real, pues servirá de motor para impular las economías provinciales y regional.

“Es absolutamente determinante la fuerza motora de las siete ciudades más grandes de Castilla-La Mancha (las cinco capitales, y Talavera y Puertollano) para el desarrollo regional”, ha sostenido el presidente autonómico, teniendo en cuenta la “complejidad y dispersión” de una comunidad con 80.000 kilómetros cuadrados y dos millones de habitantes, y la “diversidad y complejidad” del marco económico nacional.

Estos grandes núcleos, a su juicio, han de ser “reactores de un conjunto de servicios y prestaciones” dentro de una estrategia común, suma de los proyectos para cada provincia, que en el caso de Ciudad Real tiene “una voluntad decidida, de la mano del consenso de las tres administraciones más cercanas para invertir 103 millones de euros”.

García-Page ha destacado la credibilidad del plan, al que durante meses “han dado sentido” a las ideas con un planteamiento “razonable, financiable y sostenible”, y dará respuestas a las necesidades sociales y económicas no contempladas en anteriores actuaciones, como el tramo urbano “que no se ha adaptado a la envergadura de los grandes proyectos de la ciudad”

El presidente regional ha avanzado, igualmente, que intentará atraer la inversión del Estado para cubrir los proyectos de su competencia, en una reunión que celebrará en breve con el ministro de Fomento, al que expondrá otras reivindicaciones como la referida al trazado de la A-43 hasta Mérida.

“Espero que no nos perjudique el plan público-privado de autovías porque incumpliría el contrato firmado entre las dos administraciones”, ha señalado, a la vez que ha comentado “la buena disposición del titular de este ministerio”.

 

Page saluda al arquitecto responsable del Plan de Modenización 2025 Ciudad Real / Elena Rosa

Page saluda al arquitecto responsable del Plan de Modenización 2025 Ciudad Real / Elena Rosa

Pero “lo verdaderamente importante” para una provincia “capital” es el desarrollo de la estrategia, en la que “es necesario combinar todos los factores y responder a la programación” diseñada, además de  suponer la creación de “cientos de puestos de trabajo”.

Así, ha deseado que la alcaldesa obtenga la confianza de los ciudadanos a través de las reuniones que va a celebrar desde el lunes con colectivos, para así “desmenuzar” un plan “con vocación de que sea criticado y para que se le pueda sumar y aplicar otros proyectos”, además representar una oportunidad para “la humanización de la ciudad, en el que tendrán una gran protagonismo los ciudadanos”.

Ha anunciado, de otro lado, la presentación el día 30 del proyecto de agua para la Venta de la Inés, en la finca La Cotofía en el Valle de Alcudia, una decisión de “conciencia”.

La buena política

Por su parte, el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, ha visto la presentación pública de la estrategia de modernización como “un acto reivindicativo de la buena política”, por el diseño coordinado del plan entre las administraciones, “que han buscado la cooperación institucional y los objetivos comunes” para alcanzar decisiones políticas “que transforman”.

A su juicio, el proyecto global para Ciudad Real “pensado en su condición de capital de la provincia” gira en torno al urbanismo, y su concepción “cambiará la vida de las ciudad y de sus gentes”, tal y como se ha demostrado con las grandes infraestructuras ferroviarias, universitarias y sanitarias que ya funcionan en la ciudad.

Precisamente, la visión integral de la planificación fue la que le animó a implicarse “de pleno” porque “si se apoya a Ciudad Real, se ayuda al resto de la provincia”, ha explicado, a la vez que ha recordado que la Diputación aportará 23 millones de euros.

Ha detallado las dos inversiones que realizará la institución provincial a través del Plan de Modernización, como es el la ampliación del pabellón ferial, y el cambio de sede del Servicio de Emergencia Ciudad Real, actualmente en un inmueble cercano al campus, que será demolido para crear un acceso directo a los edificios universitarios.

En este sentido, ha resaltado la “necesidad imperiosa” de poder disponer del nuevo pabellón de ferias y muestras, “objeto de ríos de tinta y aprovechado electoralmente”, un proyecto ya desbloqueado gracias a la colaboración con el Ayuntamiento “para beneficio del  conjunto de la provincia”.

Las obras de remodelación de este espacio “estarán a la altura, ha comentado, de nuestra importancia, nuestros deseos e ilusiones”, y contará con un presupuesto inicial de 11 millones de euros, más otros 10 millones que invertirán en la segunda parte para albergar un total de 40.000 metros cuadrados para actividad expositora.

En la primera fase abordarán la ampliación de las actuales instalaciones, con el objetivo de que en mayo de 2019 acojan la décima edición de la Feria Nacional del Vino (FENAVIN), una muestra que ha marcado “el momento” de tomar la decisión para abordar las obras.

Posteriormente, se construirá un segundo edificio, que sumará otros 20.000 metros cuadrados más y que en conjunto, el complejo expositivo será el segundo más grande de España, sólo por detrás del de Ifema en Madrid

Sobre Fenavin ha avanzado los datos de la última edición de 2017, que consiguió un reporte de 60 millones de euros para Ciudad Real, entre los más de 18 millones inyectados de manera directa a la capital con la muestra, y de otros 42 a través del negocio de las empresas participantes.

Además, ha vinculado la celebración de la feria con el alza en las exportaciones de vino, que “van como un tiro”, al igual que supone una apuesta “por las zonas rurales que cultivan viñas”.

El pabellón también será una oportunidad, ha sostenido Caballero, para impulsar el turismo ferial y de congresos de la capital y provincia, con grandes posibilidades por su cercanía a Madrid, y poder acoger ferias de otros sectores. Cabalero ha destacado, en este ámbito, la demanda creciente registrada en la presente legislatura, que ha cuadruplicado la cifra de eventos, de los cuales quince se han celebrad en 2017.

Respecto al parque de bomberos, ha recalcado que “es también una necesidad imperiosa”, y su nueva ubicación “está prácticamente pensada”.

Jose Manuel Caballero, Presidente de la Diputación de Ciudad Real,  durante su intervención/ Elena Rosa

Jose Manuel Caballero, Presidente de la Diputación de Ciudad Real, durante su intervención/ Elena Rosa

En cuanto a la financiación ha explicado que abordarán las obras “sin detraer un solo euro del resto de las políticas comprometidas al conjunto de la provincia”, pues utilizarán los ahorros con que cuenta la institución.

De hecho, ha señalado que ya se ha cerrado el plazo de licitación de la primera fase del pabellón ferial, por un importe de 4,5 millones de euros, a la que han concurrido 23 ofertas de empresas, así como en los próximos días se liberarán otros cinco millones para abordar la segunda fase, con la construcción de otro inmueble en la parte norte del actual.

Plan real

De su lado, la alcaldesa Pilar Zamora, ha incidido en el carácter “real y con calendarización” del plan, pues dispone de un cronograma que contempla “el cómo, cuándo y quién lo va a financiar”.

El objetivo del proyecto, según la primera edil, es el impulso de Ciudad Real como “una ciudad moderna, de servicios, para que todo el mundo se sienta a gusto y en la que se pueda invertir”, a la vez que ha subrayado el carácter interactivo de la amplia iniciativa.

“No lo hemos hecho en el despacho, ha remachado, sino en la calle y con los colectivos, con los ciudadanos, recogiendo reivindicaciones, y hablando con la gente, como es nuestro modelo de hacer política”.

A juicio de Zamora “no es el plan de tres administraciones políticas”, sino un plan “serio y riguroso” diseñado para una ciudad “que quiere progresar, para su crecimiento y desarrollo, y para empujar a toda la región”.

Así, ha destacado y agradecido “la disponibilidad” de las administraciones provinciales y regionales que, entre otros proyectos, ha permitido al Consistorio arreglar la Plaza de Cervantes, abrir el Museo Elisa Cendrero y tener más espacios comunicados por vía peatonal.

 

Page y Zamora junto a los concejales socialistas de Ciudad Real / Elena Rosa

Page y Zamora junto a los concejales socialistas de Ciudad Real / Elena Rosa

Dentro de esta gran apuesta, Zamora ha requerido el apoyo del Gobierno central, a través del Ministerio de Fomento, a quien ha pedido “que no castigue a Ciudad Real” y que desarrolle el Polígono Sepes y el suelo “que necesitamos” para poder invertir, además de respaldar la pasarela peatonal con Miguelturra “en la estamos trabajando y que dará más seguridad a los ciudadanos”.

En otro momento, ha valorado la política municipal en la actual legislatura, en la que “hemos mejorado las arcas municipales, y hemos llenado la ciudad de vida, de cultura y de inversiones, una ciudad que queremos, respetamos, admiramos y en la que nos gusta vivir”.

Detalles técnicos

El arquitecto Alberto Pérez Parada, cuyo gabinete ha diseñado el proyecto, ha detallado las claves técnicas del plan, con actuaciones en cuatro niveles: infraestructuras para la ciudad, edificios y personas, conexiones y movilidad y rehabilitación de inmuebles simbólicos.

Toda la sociedad ciudarrealeña

El acto, presentado por la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, ha contado con la presencia de numerosos representantes de las principales entidades políticas, económicas, sociales y culturales de la provincia y la región, como el expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda; el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina; el consejero de Sanidad, Jesús Fernández; el presidente de la Federación de Empresarios de Ciudad Real, Carlos Marín; el presidende de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE), Rodrigo Caballero, el presidente de la cámara de Comercio, Mariano León o los exalcaldes capitalinos Lorenzo Selas y Nicolás Clavero (actualmente concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento).