El Pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real saca adelante una moción para endurecer la ordenanza de ruidos del Torreón

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real / Clara Manzano

Pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real / Clara Manzano

El PP criticó al equipo de Gobierno y a sus socios de Ganemos de haber aprobado una nueva delimitación de la zona ZAS en septiembre de 2017, que afecta a cuatro calles, pero que "no ha servido para mejorar la calidad de vida de los vecinos".

El Pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real aprobó este jueves, aprovechando las ausencias de la alcaldesa, Pilar Zamora, y la portavoz, Sara Martínez, una moción para endurecer la normativa de ruido en la zona ZAS del Torreón, con el objetivo, según el PP, “mejorar la calidad de vida” de los vecinos de este barrio ciudarrealeño.

La concejala ‘popular’ Rosario Roncero, dio lectura a una moción que ponía de manifiesto la pérdida de calidad de vida de la zona del Torreón. La moción contempla que se inicien los trámites oportunos para la adaptación a la actual legislación estatal del ruido y rebajar a 25 decibelios el nivel acústico permitido de inmisión en las viviendas de zona residencial en cualquier franja horaria.

La moción también contempla aumentar la cuantía de las infracciones sancionadas, modificar o eliminar algunos artículos de la actual ordenanza, revisar los equipos de música de los locales en las 18 calles del Barrio del Torreón e iniciar los trámites legales para presentar ante el Pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real un texto completo de una nueva Ordenanza de Ruidos. Además de la puesta en marcha de una campaña de sensibilización y comunicación en el barrio del Torreón en torno a la convivencia en el barrio y establecer un plazo temporal de tres meses, a partir de la aprobación de estas medidas, para su puesta en práctica.

En este sentido, Roncero criticó al equipo de Gobierno y a sus socios de Ganemos de haber aprobado una nueva delimitación de la zona ZAS en septiembre de 2017, que afecta a cuatro calles, pero que “no ha servido para mejorar la calidad de vida de los vecinos”.

Por su parte, la concejala de Medio Ambiente, Manuela Nieto, recordó que el PP fueron quienes aprobaron la Zona ZAS en 2006 y que afectaba a un total de 18 calles, sin embargo, éstos olvidaron los consejos de los técnicos municipales para adaptar la ordenanza a la normativa de ruidos y así renovar la normativa ZAS. Y reprochó a los ‘populares’ que la nueva delimitación es una solución “al problema que ustedes provocaron”.

El portavoz de Ciudadanos, Francisco Fernández-Bravo, comentó que la ZAS “ha criminalizado a los hosteleros”, independientemente de si cumplen o no las diferentes normativas. El representante de la formación naranja en el Ayuntamiento de Ciudad Real afeó al PP y al PSOE que tengan a los vecinos y a los hosteleros enfadados y les instó a buscar una solución consensuada.

Finalmente, la moción salió adelante por los votos a favor del Partido Popular, Ciudadanos y del concejal no adscrito, mientras que PSOE y Ganemos votaron en contra.