Un proyecto “sensato y asumible” para una ciudad “más habitable”

Julia Yébenes Ciudad Real
Alberto Pérez Parada durante la presnetación técnica del proyecto / Elena Rosa

Alberto Pérez Parada durante la presnetación técnica del proyecto / Elena Rosa

El arquitecto Alberto Pérez Parada ha presentado el Plan de Modernización ‘Ciudad Real 2015’, en el que ha detallado los ejes del plan, con actuaciones en cuatro niveles: infraestructuras para la ciudad, edificios y personas, conexiones y movilidad y rehabilitación de inmuebles simbólicos

Alberto Pérez Parada, el arquitecto responsable del Plan de Modernización ‘Ciudad Real 2025’, ha detallado los ejes del plan, que contempla 21 actuaciones en cuatro niveles: infraestructuras para la ciudad, edificios y personas, conexiones y movilidad y rehabilitación de inmuebles simbólicos.

Ha destacado la colaboración técnica de los responsables de los ayuntamientos de Miguelturra y Ciudad Real, de la Diputación provincial y la Universidad de Castilla-La Mancha para elaborar un documento que refleja “con sensatez” las soluciones a las necesidades futuras.

El proyecto ha nacido de la unión de “voluntades” para abordar “problemas reales y mejorar la vida de los habitantes, con el objetivo de convertir Ciudad Real en una ciudad “agradable,  próxima, cómoda, accesible, despejada del tráfico, personalizada por los ciudadanos, más habitable”, y donde “las empresas tengan todas las facilidades para instalarse y crear empleo”.

Pérez Parada ha explicado que la estrategia se ha abordado desde un proceso basado en la búsqueda de información sobre todas las infraestructuras a ejecutar, con una visión de optimización para “arreglar lo que tenemos”, y trasladar la  prioridad del coche al peatón y consumir, así, menos energía.

“Hemos dejado atrás el urbanismo de expansión y crecimiento y estamos en la fase de ordenación urbana y planificación”, ha reconocido el director técnico, que ha defendido un proyecto “asumible”.

Infraestructuras

En el área de las infraestructuras destacan las dos variantes que enlazarán con la ansiada segunda ronda, y que permitirá descargar de tráfico al centro de la capital.

En concreto, en el tramo nordeste habilitarán 4.100 metros entre las carreteras N-401 (hacia Toledo) y N-420, con conexión a la A-43, y un presupuesto de 11 millones de euros, mientras que en la parte suroeste conectarán la N-430 (hacia Badajoz y Portugal) con la A-43 en un tramo de unos 3 kilómetros, y un gasto de 8 millones de euros.

“Con siete kilómetros y un coste de 19 millones de euros protegeremos al área urbana, desde la Poblachuela a la Atalaya, eliminando el tráfico pesado y mejorando el Medio Ambiente”, ha explicado Pérez Parada.

De la misma manera, para completar la segunda ronda en una primera fase arreglarán un tramo de 350 metros en la parte norte, para ensamblarlo con la carretera de Toledo – en la rontonda de Anterrocín- desde la Avenida de los Descubrimientos, que supondrá una financiación de 850.000 euros, mientras que por el sur, en una segunda fase, habrá otra conexión desde la N-430 a la carretera de Puertollano, que discurrirá por detrás del Hospital universitario, tendrá 2.700 metros y un coste de siete millones de euros.

Igualmente, transformarán la actual ronda en una avenida de amplias aceras, conectadas con carriles bicis dentro de un tejido de trama urbana y un coste total de seis millones de euros.

Personas

En el área de personas y edificios está el Centro Regional de Folklore en el antiguo colegio Ferroviario, con una profunda renovación en 2.700 metros cuadrados construidos y una inversión de 3,5 millones.

También impulsarán un área cultural, entre la Biblioteca Municipal, el Museo del Quijote y el edificio de la Cruz Roja, en el que recuperarán sus 690 m2 en tres plantas con 890. 000 euros.

El edificio de la antigua delegación de Sanidad, en la calle Postas, se convertirá en un parque con una inversión 550.000 euros.

En el caso del Hospital de Alarcos, construido hace 50 años con una extensión de 31.000 metros cuadrados, el proyecto diseñado para su espacio está basado en “la sostenibilidad y la adopción de los fines a los medios”, con una actuación en cinco fases que contemplan desde la demolición del inmueble para habilitar zonas vedes de usos múltiples y saludables, a un nuevo centro y de salud y de Urgencias.

Respecto al Hospital del Carmen, del año 1973, cuenta con 24.000 m2 y otros 15.000 de zonas verdes y será convertido para su reutilización como cabecera de la ciudad administrativa de Ciudad Real, al agrupar todos los servicios provinciales en un proyecto de tres fases, con una remodelación que supondrá un gasto de 18,6 millones de euros.

En este cuadrante se pueden encontrar la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), la Jefatura provincial de Tráfico, un centro comercial y una residencia de asistidos.

En el caso de la reforma y ampliación del Pabellón Ferial, actualmente con 2.000 metros, tendrá una inversión de 21 millones y se convertirá en un espacio funcional y modulado para acoger grandes muestras como la Feria Nacional del Vino (Fenavin), ya que se habilitarán 41.000 metros cuadrados y será el segundo mayor complejo de España.

Conexiones

En el tercer nivel, dedicado a las conexiones y movilidad, la universidad tiene protagonismo como “una industria que es” y con tres ejes de ubicación: el campus, el rectorado y los edificios detrás de la vía de Renfe.

En este ámbito, pretenden convertir la calle Calatrava es una vía “fácilmente transitable” y el paso por la Ronda “cómodo”, con una Plaza de entrada al campus de 8.600 metros y un coste para su habilitación de 950.000 euros.

Por su parte, la demolición del parque de Bomberos donde se emplazará “una puerta de entrada” tendrá un presupuesto de 2,1 millones de euros.

En cuanto a la conexión entre Ciudad Real y  Miguelturra, que “están muy unidas, a un distancia de 4,7 kilómetros entre las dos plazas mayores”, lograrán una comunicación peatonal “cómoda y segura” tras una ampliación de la rotonda existente y un gasto de millón de euros.

En el caso de los silos, con 8.500 metros cuadrados, se mejorará su estructura y se adecentará la zona adyacente, con un montante de 350.000 euros.

Edificios

Respecto a la recuperación de edificios y espacios preexistentes, rehabilitarán el Arco del Torreón por 250.000 euros y la renovación del coso taurino y de los espacios anexos por 800.000 euros, así como en el caso del auditorio paralizado en 2010 se aprovechará el parking para 260 plazas y la plaza para su uso ciudadano, así como sobre la Casa de Cultura, en el Paseo del Prado, conocida como edificio Fisac será recuperada con una inversión de 550.000 euros.