Raquel Bodoque y Sonia Muñoz desarrollarán dos proyectos de investigación contra el cáncer becados por la AECC de Ciudad Real

Aurora Galisteo Ciudad Real
Raquel Bodoque y Sonia Muñoz desarrollarán dos proyectos de investigación contra el cáncer becados por la AECC de Ciudad Real /J. Jurado

Raquel Bodoque y Sonia Muñoz desarrollarán dos proyectos de investigación contra el cáncer becados por la AECC de Ciudad Real /J. Jurado

Los dos proyectos se llevarán a cabo en el Hospital General Universitario y en la Facultad de Ciencias y Tecnología y van a contar con una colaboración anual, cada uno de ellos, de 20.000 euros durante cuatro ejercicios.

Los proyectos de investigación presentados por las jóvenes investigadoras Raquel Bodoque y Sonia Muñoz, sobre “Quimioterapia intra abdominal hipertérmica y antigencetamina para inhibición de carcinomatosis de orígen pancreático” y sobre “El papel preventivo de antioxidantes naturales de alimentos en la prevención del cáncer”, respectivamente, han sido los seleccionados por la Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) para ser becados íntegramente por la Junta Local de la AECC de Ciudad Real.

Se trata de dos proyectos de investigación que se van a desarrollar también en Ciudad Real, en el Hospital General Universitario y en la Facultad de Ciencias y Tecnología, y que van a contar con una colaboración anual, cada uno de ellos, de 20.000 euros durante cuatro ejercicios.

Una “iniciativa pionera”

Así lo ha indicado este miércoles el presidente de la AECC en la provincia, Félix Peinado, quien ha recordado que se trata de una “iniciativa pionera”, una primera convocatoria de becas para proyectos de investigación a la que se han presentado seis proyectos de la UCLM y los hospitales de Ciudad Real y Alcázar de San Juan en ámbitos tan diversos como la alimentación, las matemáticas o la bioquímica.

La investigación es vida

Por su parte, el doctor Javier Espinosa ha recordado que la investigación es vida, lema que lleva por bandera la AECC, y ha resaltado que es la primera vez “que ese euro que se deposita en las huchas va destinado a dos proyectos de investigación que se van a desarrollar enteramente en Ciudad Real, gracias a la solidaridad de la gente de Ciudad Real”.

Espinosa ha sido el encargado de presentar a las dos jóvenes investigadoras, de 24 y 23 años respectivamente, que gracias a la solidaridad de los ciudarrealeños van a ver cumplido su sueño de poder trabajar en la investigación contra el cáncer.

Marcadores para la detección precoz del cáncer de páncreas

Raquel Bodoque es grado en Bioquímica y máster en BioMedicina por la UCLM y a pesar de su juventud ya ha estado un año trabajando en el Instituto de Investigación contra el Cáncer en Londres. Actualmente forma parte de la Unidad de Investigación Translacional del Hospital General Universitario de Ciudad Real donde va a desarrollar este proyecto de investigación, con la colaboración entre otros del doctor Padilla, cuyo objetivo último es, según ha explicado, “encontrar unos marcadores para la detección precoz del cáncer de páncreas, el cuarto con mayor tasa de mortalidad en nuestro país, que hoy no existen”.

El doctor Espinosa ha sido el encargado de presentar a las dos jóvenes investigadoras que han agradecido a la AECC sus becas /J. Jurado

El doctor Espinosa ha sido el encargado de presentar a las dos jóvenes investigadoras que han agradecido a la AECC sus becas /J. Jurado

El papel de las moléculas antioxidantes en la prevención del cáncer

Por su parte, Sonia Muñoz es grado en Biología y máster en BioMedicina por la universidad de Alicante. Ha explicado que su proyecto de investigación, que lo va a desarrollar con la investigadora de la UCLM Mairena Martín, en la Facultad de Ciencias y Teconología, consiste en demostrar si ciertas moléculas antioxidantes que ingerimos en la dieta, como algunas que se encuentran en la uva y, también, en el vino tinto y en el lúpulo, tienen un papel preventivo y anti tumoral que pueda llevar a establecer unas estrategias preventivas que, incluso, se pudieran convertir, a largo plazo, en una estrategia terapéutica.

Esta no es la única colaboración que en materia de investigación desarrolla la AECC de Ciudad Real, ya que el año pasado destinó un total de 150.000 euros a la Fundación.