Ratifican la condena de 2 años de cárcel por provocar ruidos para dos hosteleros de Ciudad Real

Belén Rodríguez Ciudad Real
Se trata de los dueños de la terraza de Los Faroles y la cafetería De Maria's / Clara Manzano

Se trata de los dueños de la terraza de Los Faroles y la cafetería De Maria's / Clara Manzano

La Audiencia de Ciudad Real acaba de abrir un hito al ratificar “íntegramente” una sentencia de primera instancia que condena a penas de prisión, multa e inhabilitación (1 año y tres meses) a los dueños de la cafetería De María’s y el bar terraza Los Faroles

La sección primera de la Audiencia Provincial acaba de ratificar “íntegramente” la sentencia del juzgado de lo Penal número 3 de Ciudad Real que condenó en enero a dos años de prisión, un año y tres meses de inhabilitación, y un año de multa (10 euros), a los dueños de la cafetería De María’s y el bar terraza Los Faroles de Ciudad Real por ruidos molestos para el vecindario.

“Estamos ante un hito que abre un precedente judicial importante, a tener en cuenta por otros empresarios de hostelería de zonas de ocio de la capital que han generado muchos trastornos por ruidos a los vecinos y hasta ahora no había habido sanción penal”, explica Jesús Barroso, abogado de los seis denunciantes, vecinos del bloque de viviendas frente al Hospital General en cuyos bajos se asientan estos negocios, abiertos en la actualidad.

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Luis Casero, desestima el recurso de los hosteleros porque entienden que la jueza que juzgó el caso en primera instancia “no ha cometido ningún error valorativo”.

Autores de un delito contra el medio ambiente

La sala ha ratificado que tanto M.N.R., como D.N.M., propietarios de los dos bares, son responsables respectivamente de un delito contra el medio ambiente y los recursos naturales por ruidos, en concurso con un delito leve de lesiones, por los trastornos (ansiedad, estado de ánimo depresivo y dolor de cabeza crónico) que sufrieron cinco de los denunciantes.

Ya es difícil que prospere un recurso

La sentencia de la Audiencia, que según Barroso ya es imposible recurrir (se puede plantear un recurso de casación por infracción del ley, pero eso no suele prosperar), recoge también que los condenados indemnicen con 58.000 euros a los perjudicados.

Denuncia por lo penal de 2014

El caso empezó con varias denuncias administrativas previas a la apertura de ambos negocios, a partir de 2012. Los perjudicados más afectados por el ruido nocturno de las terrazas (los balcones que dan a las terrazas) emprendieron la vía penal en 2014, que ha fructificado en la primera sentencia del juzgado de lo Penal 3 (del pasado enero), y ahora con la ratificación de la sentencia y la desestimación de la apelación de la Audiencia de Ciudad Real.

Una sentencia «durísima»

A mediados de enero, cuando se notificó el primer fallo, el abogado Francisco Víctor que representa a los hosteleros tachó de “durísima” la sentencia y “la  inseguridad jurídica a todos aquellos complejos hosteleros que tengan terrazas autorizadas en la capital”. Al carecer de antecedentes y haber sido condenados a dos años de prisión lo normal es que los dueños no ingresen en prisión cuando la setencia sea firme.