Lanza Digital

Reconoce que abusó de la hija de 10 años de unos amigos y pacta dos años de cárcel

J.F.G.C., inmigrante colombiano afincado en Ciudad Real, ha reconocido hoy ante la Audiencia Provincial haber abusado de la hija de diez años de unos amigos bolivianos y ha pactado una condena de dos años de prisión.

Sucedió el 16 de agosto de 2015, al final de una fiesta en casa de la familia de la víctima. El acusado se quedó a dormir y en mitad de la noche entró en el cuarto de la cría y la manoseó.

El imputado, que pleitea para conseguir regularizar su residencia en España, lo ha reconocido todo ante la sección segunda, y ha aceptado una condena de dos años de prisión, en vez de los cuatro que pedían fiscalía y acusación particular a través del programa de la Junta Revelas-m.

Diez años de alejamiento y 6.000 euros

La sentencia recoge además diez años de alejamiento de la víctima, a la que deberá indemnizar con 6.000 euros por daños morales, y la prohibición de ejercer cualquier actividad laboral con menores por tiempo de cinco años. A cambio no será expulsado del país, como pretendían inicialmente las acusaciones.

“La víctima y sus padres están conformes con el acuerdo y confían en que esto no vuelva a ocurrir”, ha explicado la abogada de Revelas-m Concha Marín.

La menor, ahora de 13 años, delató a su agresor esa misma noche: se puso a chillar y acudió su familia que denunció el caso inmediatamente, pese a la amistad que le unía con el acusado y su mujer, compatriota boliviana.