Rosa Romero: “Que parte del voto del PP no se vaya a Ciudadanos o Vox es clave en provincias como Ciudad Real para que no gane el PSOE”

Rosa Romero repite como número 1 al Congreso por el PP en la provincia de Ciudad Real /Clara Manzano

Rosa Romero repite como número 1 al Congreso por el PP en la provincia de Ciudad Real /Clara Manzano

Rosa Romero ha sido candidata al Congreso bajo las presidencias de Aznar y Rajoy en el PP, ahora lo vuelve a ser con Casado al frente del partido. Las dos últimas legislaturas, tres años y medio en conjunto, ha sido vicepresidenta tercero de la Cámara Baja. Cree que su nombre en las listas pone nervioso al PSOE y cree que Ciudad Real puede ser una provincia clave en las generales del 28-A, ante la fragmentación del voto en los partidos de derecha.

PREGUNTA.- ¿Cómo analiza estas dos últimas legislaturas, que, en conjunto, apenas han durado tres años y medio, período en el que ha habido dos gobiernos de distintos signos y la primera moción de censura que ha triunfado en la democracia?

RESPUESTA.-  La situación ha sido compleja. Primero hubo un Gobierno en funciones durante seis meses y, después de las segundas elecciones, el PP logró ampliar su ventaja y pudo seguir con sus reformas. Hace diez meses, vino la moción de censura de Sánchez con Podemos, independentistas y Otegi, socios muy peligrosos para España, como se ha demostrado. En todo caso, la verdad es que el Estado de Derecho ha funcionado, porque todo lo que ha pasado estaba dentro de la Constitución, aunque a mi me haya gustado poco. La aplicación del artículo 155 en Cataluña, por otro lado, fue la respuesta ante un “golpe de Estado” irresponsable de las autoridades catalanas.

P.- Habrá que verlo con más tiempo para tener perspectiva, pero ¿en qué cree que ha cambiado la política española en estos tres años y pico?

R.-  Hasta ahora, había gobernado o PSOE o PP, aunque no siempre con mayoría absoluta apoyados por los partidos entonces nacionalistas, no independentistas, como son hoy. Ahora estamos en un nuevo escenario con nuevas formaciones y ha sido más difícil llegar a acuerdos. También ha cambiado la sociedad en su conjunto y habrá que analizar eso, la sociedad de la información, las redes sociales, la cantidad de información que hay, la forma de relacionarse la gente.

P.- Una de las consecuencias del triunfo de la moción de censura fueron los cambios en el PP con la llegada de Pablo Casado. ¿Ha tenido tiempo de marcar su impronta Casado en el partido? ¿Esto es un hándicap para el PP de cara a las elecciones?

R.- El PP aborda estas elecciones con la renovación de lo que ha significado el congreso último. Casado es un hombre joven, pero su impronta personal se nota ya. Es una persona muy cercana, muy directa, muy comunicativa. Tiene mucha pasión para defender a España, para recorrerse España. Está echando muchas horas, está formando equipos renovados y con mucha experiencia. Casado nos ha llenado de ilusión a toda la gente del PP y creo que esta ilusión ha llegado a la calle.

P.- El PP pidió elecciones desde el mismo momento del triunfo de la moción de censura. ¿Es este el mejor momento para el PP?

R.- Las elecciones han sido cuando ha querido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, porque esa era su potestad. Casado ha pedido elecciones desde el principio porque estábamos en una situación de urgencia nacional. En España hay un presidente que no ha pasado por las urnas, es verdad que es una posibilidad que recoge la Constitución, pero es que ni siquiera es diputado, es que ninguno de los ministros es diputado. Todo tiene su amparo constitucional, pero un presidente que ha sido elegido de la forma que lo ha sido, con el apoyo de los independentistas, lo mejor es que haya elecciones y nosotros contentos de que sea así. Casado está en su mejor momento para afrontarlas. Mejor ahora que más tarde, mejor por España y por mi partido.

P.- Además de otros cargos, como alcaldesa de Ciudad Real, ha sido diputada con las presidencias de Aznar, Rajoy y ahora con Casado. También has vuelto a la dirección nacional del PP, de la que ya formó parte. Ahora se mantiene pese a que Casado ha renovado el 80 por ciento de los cabezas de lista. ¿Con estos antecedentes, se considera una “pata negra” del PP?

R.- No sé. Estoy agradecida porque mi partido siempre me ha apoyado para diferentes cargos de responsabilidad y siempre los he afrontado todos ellos con mucha ilusión. Tanto los que han sido a nivel orgánico como a nivel institucional. El más importante, ser alcaldesa de Ciudad Real, que es del que más presumo, porque ha sido la etapa de mi vida política de la que más he disfrutado. Nunca voy a ser nada más importante que lo que he sido, ser alcaldesa de Ciudad Real. Ahora, formar parte del equipo de Casado me llena de muchísima ilusión, de muchas ganas, y creo que Casado ha hecho un gran equipo, porque de la gente que se incorpora de otras provincias, hay una combinación de gente nueva en el Congreso, pero que vienen de una tradición política en sus territorios en su gran mayoría. Y creo que el apoyo que se me da tiene que ver también con mi trayectoria política.

Se ponen nerviosos

P.-  Esa larga trayectoria sirve a los adversarios para el ataque político. Desde el PSOE se critica a los que en ninguno de sus cargos han hecho nunca nada por la provincia…

R.- Creo que el PSOE en cuanto ve mi nombre se pone muy nervioso y suelta todo tipo de lindezas a las que estoy muy acostumbrada de mucho tiempo. Me han hecho campañas muy sucias, que no tienen ningún resultado a la hora del voto de la gente. Yo no sé cómo no cambian de estrategia, se lo tenían que hacer mirar. Yo no me voy a meter nunca con las personas que forman las candidaturas del PSOE y menos a nivel personal, pese a que a mí se me han hecho muchos ataques a nivel personal.

P.- En los nombres del PP al Congreso y al Senado, ha habido una sola incorporación, la del alcalde de Villamyaor, Juan Antonio Callejas, como número dos al Congreso, un hombre que apoyó a Casado desde el primer momento…

R.- Nosotros, aquí, en la provincia de Ciudad Real, apoyamos a Pablo Casado, y también en la región. Es la grandeza de las primerias, hubo una primera vuelta y una segunda. Que la región apoyara a Casado, lo tenemos claro, fue clave para que hoy sea presidente del partido. Callejas es una persona de mucha valía, es un profesional reconocido y como alcalde lleva varias legislaturas. Tenía ganas de incorporarse a responsabilidades del partido y, por tanto, creo que esa una buena apuesta, que representa la renovación que lleva el partido.

P.- Sin entrar en temas personales, que ha dicho antes que nunca va a entrar, cómo analiza la candidatura del PSOE en la provincia, con personas de mucho peso político, como Barreda, que lo deja, e Isabel Rodríguez, que tampoco repite, y tira de dos personas que vienen de la política regional.

R.- La candidatura del PSOE creo que pierde peso político después de haber tenido al frente a personas con importantes bagajes, como ha sido Barreda, ex presidente de Castilla-La Mancha, al que deseo todo lo mejor. La nueva candidatura creo que tiene que ver con el último congreso federal del PSOE y el triunfo de Sánchez y lo que está haciendo, que es eliminar a todo el que le ha protestado. Este es un análisis político y no personal de lo que está pasando en el PSOE. Las personas que entran son personas con menos trayectoria política y que no hayan sido puestos a dedos para, en la mayoría de los casos, estar insultando al contrario. Ojalá, en esta nueva responsabilidad se den cuenta de que la política es otra cosa. Desencuentro político sí, pero nunca el ataque personal.

Romero considera que Ciudad Real puede ser una de las provincias claves para que Sánchez no siga en La Moncloa /Clara Manzano

Romero considera que Ciudad Real puede ser una de las provincias claves para que Sánchez no siga en La Moncloa /Clara Manzano

Provincia clave

P.- Ciudad Real es una de las 30 provincias que elige hasta un máximo de 5 diputados en las que se considera que, con la irrupción de Vox, la dispersión del voto puede perjudicar a conformar un triunfo de los tres partidos denominados de derecha, PP, Ciudadanos, junto a Voz. ¿Cómo analiza esta situación en el caso de Ciudad Real?

R.- Vivimos una situación parecida en las elecciones de diciembre de 2015 y en las de junio de 2016, donde aparecen las nuevas formaciones, Ciudadanos y Podemos, que quitaron votos a PSOE y PP. Vox ya ha estado en algunas elecciones y, en este sentido, quiero recordar lo que pasó en Ciudad Real capital en las municipales de 2015. Vox tuvo algo más de 700 votos y en base a esos votos, por la Ley D´Hont, yo no fui alcaldesa y Vox no tuvo concejal y tenemos a Zamora y Podemos gobernando sacando peores resultados. Ese es el mejor ejemplo y la fotografía para tanta gente que en Ciudad Real me decían que no podía ser que nos quitaran la Alcaldía de esa manera. Vuelvo a decir todo legal y todo constitucional. Lo que pasó en Ciudad Real capital se puede repetir en la provincia y esas otras 30 provincias.

P.- Cómo ve de posible la repartición de diputados entre más de dos partidos…

R.- En diciembre de 2015, contra viento y marea, el PP logró sacar tres diputados y, en junio de 2016, los mantuvimos, pero por muy pocos votos y hubo otro partido que estuvo a punto de conseguir un diputado. Ahora, muchos de los votantes que van a votar a Vox han votado al PP y también a Ciudadanos. Esa fragmentación, en todo caso, hace que Vox tenga casi imposible, aunque las urnas son las que hablan, sacar un diputado en Ciudad Real, según las tendencias de las encuestas. Pero lo que puede hacer es que, al final, se sitúe por delante el PSOE y que quien obtenga ese tercer diputado sean ellos por esa fragmentación del voto de la derecha. Por eso, a lo mejor, la provincia de Ciudad Real es más importante que Madrid o Sevilla para que Sánchez no vuelva a La Moncloa.

P.- ¿La irrupción de Vox en la provincia puede hacer que el PSOE logre tres diputados, y los otros dos vayan a PP y a otro partido, Ciudadanos, por ejemplo?

R.- No creo. Según las tendencias de las encuestas, no la de Tezanos, que ya sabemos cómo funciona, lo que están diciendo, una provincial no tenemos, es que Podemos se hunde y que parte de su voto es el que está recuperando el PSOE. No es que el voto de la izquierda esté mejor, está bajo, porque las cosas que está haciendo Sánchez no le gustan ni a los socialistas. El PP, el riesgo que tiene es que parte de nuestros votantes pueda irse a Vox y Ciudadanos y eso también beneficia al PSOE.

P- En esa campaña, qué va a tener una mayor incidencia, el tema nacional, el tema de Cataluña, o los “viernes sociales” que ha puesto en marcha el Gobierno para contrarrestar.

R.- Desde el PP vamos a hacer la campaña que hemos denominado “puerta a puerta” y los temas que vamos a tratar en campaña son los que le preocupan a los ciudadanos, que son que este país sea competitivo, crecimiento económico y, prioridad absoluta, empleo y, por ende, financiación de los servicios públicos, su defensa, bajada de impuestos y las pensiones. Estos son los ejes fundamentales para el PP, que todos ellos tienen que ver con la defensa de España. Porque si España se rompe se cae la economía, se cae el empleo, se cae nuestra fuerza y se cae nuestra competitividad. Por ello todo está bajo el paraguas de la defensa de España, de la Constitución y de  hacer frente a los populismos y al independentismo, que están haciendo daño en todos los lugares y, por supuesto, en España.