Santiago Heredia prevé lluvia y un verano todavía más caluroso para 2018

Noemí Velasco Ciudad Real
Santiago Heredia prevé el tiempo del año próximo a partir de las cabañuelas de los 13 primeros días de agosto /C.Manzano

Santiago Heredia prevé el tiempo del año próximo a partir de las cabañuelas de los 13 primeros días de agosto /C.Manzano

El ciudarrealeño Santiago Heredia, experto en interpretar las cabañuelas a partir del tiempo de los trece primeros días de agosto, adelanta la previsión para 2018 con un 80 por ciento de probabilidad de acierto

La tan deseada lluvia llegará a La Mancha el próximo 2018, que tendrá un invierno “atípico y muy frío”, una primavera lluviosa y un verano muy caluroso. El ciudarrealeño Santiago Heredia anuncia las conclusiones de las cabañuelas de este mes de agosto y asegura un acierto de un 80 por ciento en un radio de 150 metros.

El “cabañuelista” adelanta para Lanza la previsión meteorológica del próximo año, a partir de la temperatura, la humedad y el viento experimentados en los trece primeros días de agosto. La buena nueva es que lloverá, sobre todo en primavera y en otoño, y la mala que las temperaturas en verano subirán una media de 2 grados.

A pesar de que Santiago Heredia no disminuye su porcentaje de acierto, el ciudarrealeño en cambio confiesa que “cada vez cuesta más trabajo interpretar las cabañuelas”, por la inestabilidad atmosférica derivada de los incendios y de la deforestación. “España arde por los cuatro costados, cada vez llueve menos y se rompe el equilibrio”, expresa.

Ciudad Real tendrá un invierno muy frío y con nieve

Nieve en Ciudad Real / Archivo

Nieve en Ciudad Real / Archivo

La nieve será protagonista a principios de año, según las estimaciones de Santiago Heredia, que asegura que “existe un 90 por ciento de probabilidad de que una nevada deje 5 centímetros de espesor entre el 18 y el 25 de enero en la capital de Ciudad Real”.

Las heladas serán un continuo en los primeros meses del año, pero también la lluvia. Santiago Heredia, que interpreta las cabañuelas desde hace unos 27 años, prevé un invierno “muy frío y con bastantes precipitaciones”. Así pues, en marzo volverá a aparecer el manto blanco.

Los agricultores tendrán lluvia, pero el verano será sofocante

Termómetro al sol en Ciudad Real / Elena Rosa

Termómetro al sol en Ciudad Real / Elena Rosa

La lluvia hará acto de presencia en abundancia en primavera para la felicidad de agricultores y vecinos en general. Heredia destaca que la primavera será “muy lluviosa”, de forma paralela al aumento progresivo de las temperaturas en abril y mayo.

En la línea de los últimos años, el verano llegará pronto y con unas temperaturas que batirán de nuevo récords. Así, el “cabañuelista” avanza que el próximo verano será todavía más caluroso, “dos grados por encima” que el actual, y que, aunque en julio el viento hará más llevaderas las temperaturas, en agosto serán “sofocantes”.

Los cielos cogerán tonos grisáceos y los días cada vez serán más oscuros en septiembre, que caminará hacia el otoño, donde llegará de nuevo el mal tiempo en forma de viento y nieblas. Las lluvias volverán a surgir en la última quincena de diciembre, con unas temperaturas más suaves que en las semanas anteriores.

Previsión meteorológica por meses:

Enero: Frío y temperaturas muy bajas en la primera quincena, con precipitaciones abundantes que podrían aparecer en forma de nieve en la zona más alta de Ciudad Real, en Villanueva de los Infantes o San Carlos del Valle. Mal tiempo y bajas temperaturas en la segunda quincena, donde existe un 90 por ciento de probabilidad de que nieve en Ciudad Real capital entre el 18 y el 25 de y el manto blanco llegue a 5 centímetros de espesor.

Febrero: Mucho frío, con heladas y nieblas en la primera quincena, que tendrá muy mal tiempo, pero sin precipitaciones. La segunda quincena seguirá en la misma línea, con el mercurio por los suelos, hasta tal punto que si hay precipitaciones caerán en forma de nieve.

Marzo: El frío disminuye y aparece la lluvia, aunque puede nevar en los primeros días del mes. A partir del día 22 puede aparecer también la nieve en la capital.

Abril: Importante cambio de temperaturas de acuerdo al fin del invierno y la lluvia aparecerá en abundancia en la primera quincena. En los últimos quince días del mes, el sol será protagonista y la lluvia asidua. De forma paralela al aumento de temperaturas, los días de sol con los lluviosos se alternarán.

Mayo: El tiempo continúa en la línea del mes anterior. Habrá lluvia, con posibilidad de que algunas sean muy fuertes. Las precipitaciones empezarán a ser más ocasionales en la segunda quincena. Suben las temperaturas según se acerca el verano.

Junio: La meteorología empieza a estabilizarse en la primera quincena, con el sol como protagonista. El verano entrará con “pie firme” en la segunda quincena: las temperaturas se disparan con 2 grados más que el último.

Julio: El calor será continuo durante la primera quincena, sin una gota de agua y algo de viento que “hará más llevadero el tiempo”. En la segunda quincena el viento desaparecerá y aumentarán más las temperaturas, por lo que “habrá riesgo de incendios”.

Agosto: Más sol y altas temperaturas en la primera quincena, que tendrá un calor sofocante. “Hacía tiempo que no había un mes de agosto con temperaturas tan altas”, dice Santiago Heredia. Sin embargo, las tormentas pueden dar algo de “tregua” en la segunda quincena, en la que empezará a estropearse el tiempo.

Septiembre: El verano todavía estará presente con un tiempo estable y alguna tormenta en la primera quincena. Los días más cortos, frescos y más oscuros anunciarán el otoño en la segunda quincena, a la vez que las temperaturas disminuirán de forma importante.

Octubre: Los días soleados quedarán en el recuerdo en la primera quincena, en la que el gris teñirá los cielos y anunciará el frío. El otoño entrará con contundencia en la segunda quincena, donde podría aparecer la lluvia.

Noviembre: El mal tiempo típico del otoño será el dominante en la primera quincena, cuando es probable que aparezcan las primeras nievas. La segunda quincena marcará el camino al invierno, con temperaturas muy bajas, heladas, nieblas y viento.

Diciembre: La primera quincena seguirá en la línea anterior con más frío, mucho viento, nieblas y heladas. En la segunda, las temperaturas sin embargo serán más suaves, a la vez que aparecerá la lluvia.