Santo Tomás de Villanueva, patrón de la Diócesis, saldrá en procesión el 10 de octubre

Aurora Galisteo Ciudad Real
En el centro, la imagen de Santo Tomás de Villanueva que saldrá en procesión el día 10 de octubre /Emilio Martín-Aguirre

En el centro, la imagen de Santo Tomás de Villanueva que saldrá en procesión el día 10 de octubre /Emilio Martín-Aguirre

La imagen que preside el retablo de la capilla del Santísimo de la Catedral saldrá a las 12 de la mañana y recorrerá las calles adyacentes a la Basílica. El obispo, Gerardo Melgar, invita a todo el pueblo cristiano a acompañar, en el día de su festividad y en el año en el que se celebra el 400 aniversario de su beatificación, a la imagen del santo manchego. A su término, se celebrará una misa solemne

La imagen de Santo Tomás de Villanueva que preside el retablo de la capilla del santísimo sacramento de la Catedral saldrá en procesión el próximo 10 de octubre, día en el que se conmemora la festividad de este santo nacido en Fuenllana. Así lo ha decidido el obispo de la Diócesis, Gerardo Melgar, quien quiere celebrar de una manera más solemne la fiesta de este santo manchego, patrón de la Diócesis de Ciudad Real, del que este año se conmemora el 400 aniversario de su beatificación.

Así lo han cofirmado a Lanza fuentes del Obispado quienes indican que la procesión con la imagen del santo, obra de los escultores José María Rausell Montañana y Francisco Llorens Ferrer del año 1956, saldrá a las doce de la mañana y recorrerá las calles adyacentes a la Catedral. En concreto, y tras rodear el templo catedralicio, subirá por la calle Reyes, Postas, María Cristina y Prado y volverá a entrar en la Catedral donde, a continuación, el obispo presidirá la celebración de una misa solemne.

Dar realce a la festividad del patrón de la Diócesis

De igual manera, subrayan que esta procesión se seguirá celebrando en años sucesivos con el objetivo de que la fiesta del patrón de la Diócesis “tenga más realce”. Asimismo, el obispo está invitando a todos los fieles, este mismo sábado han recibido por carta la invitación todos los sacerdotes, a que participen en esta “sencilla” procesión.