Con más de 100.000 reproducciones el reguetón feminista de los alumnos del instituto Juan de Ávila de Ciudad Real es ya un fenómeno viral

Anibal B.C. Ciudad Real
En  el videoclip han participado 80 personas/ Lanza

En el videoclip han participado 80 personas/ Lanza

La idea del vídeo, que acaba de superar las 100.000 reproducciones, surgió a raíz del asesinato de la profesora zamorana Laura Luelmo

El reguetón feminista de alumnos, profesores y personal del instituto Juan de Ávila ‘Solo quiero bailar’ para avanzar en la igualdad de género se ha hecho viral en pocos días.

El videoclip, dirigido por el profesor de música Miguel Ángel Maroto Negrete y en pocos días ha logrado superar las 100.000 reproducciones en la plataforma de vídeos YouTube.

La idea, letra y música son originales del profesor Maroto, quien con esta iniciativa ha querido poner un “granito de arena” en la lucha contra el maltrato hacia la muje

Miguel Ángel Maroto ha comentado que la idea de realizar este vídeo surgió a raíz de la muerte de la profesora zamorana Laura Luelmo en El Campillo (Huelva), por cuya muerte se guardó un minuto de silencio en el instituto ciudadrealeño.

Educar a los alumnos en gestos

El profesor ha asegurado que en ese momento pensó que podrían estar educando a los alumnos únicamente “en gestos”, por lo que, creyó conveniente dar un paso más y hacer algo distinto “que removiera más profundamente la sensibilidad de alumnado”.

El reguetón no tiene porqué ser machista

Fue entonces cuando ideó utilizar un género musical como el reguetón, muy ligado a letras machistas, para hacer una canción con una letra totalmente opuesta que hablara sobre el machismo e igualdad de género.

El videoclip, en el que han participado unas 80 personas entre alumnos, profesores y personal del centro educativo, comienza con un estrofa en el que “aparece el problema”, a la que le sigue una segunda, en la que se llama la atención sobre el “reciclaje que ha sido capaz de experimentar el machismo a lo largo del tiempo, que no desaparece, si no, que se transforma”, ha dicho el profesor.

La canción, en su estribillo, incluye la expresión “no es no” y claras referencias a la libertad de las mujeres.

Miguel Ángel Maroto ha señalado que no esperaba que el videoclip superara las 20.000 reproducciones, sin embargo, esta cifra ha ido en aumento en los últimos días, hasta superar las 100.000 reproducciones que “es mucho más de lo que pensamos”.

El objetivo inicial del videoclip era que se pudiera visualizar en el terreno educativo, algo que ha ocurrido porque son muchos los centros educativos de España en los que se está viendo, ha apuntado Maroto, que ha añadido que “ahora lo que si nos gustaría es que saltará del terreno educativo a la sociedad en general, para hacer llegar este mensaje a cuanta mas gente mejor”.

Maroto ha recordado que el vídeo comienza con una cita Nelson Mandela que afirmó que “la libertad no se logrará hasta que las mujeres consigan emanciparse de todas las formas de opresión”.