Seamos responsables

Nieves Peinado Fernández-Espartero* Ciudad Real
Nieves Peinado

Nieves Peinado

Lo hemos dicho ya en muchas ocasiones y lo seguiremos afirmando, porque forma parte de la realidad de los y las que hemos tenido que sufrir los distintos gobiernos del Partido Popular en Ciudad Real: han gobernado de espaldas a la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas, y lo han hecho con prepotencia, soberbia, bajo el ordeno y mando y, sobre todo, lo han hecho con mucha irresponsabilidad

Quizás, en otros municipios de éste país, exista todavía alguien que tenga dudas sobre lo que supone estar gobernados por el Partido Popular y las consecuencias que esto pueda tener para la mayoría de sus vecinos y vecinas. Más aún, si el Partido Popular lo hace ostentando la mayoría absoluta.

En Ciudad Real eso no pasa. Es posible que alguien se despiste momentáneamente y tras estos casi cuatro años de una legislatura más cercana, humana y tolerante no recuerde lo que ha pasado durante los 20 años de gobierno de la derecha más radical. Pero, inevitablemente, el recuerdo vuelve a nuestra memoria de manera inmediata cuando se presta un poco de atención a las declaraciones del PP en estos días.

Lo hemos dicho ya en muchas ocasiones y lo seguiremos afirmando, porque forma parte de la realidad de los y las que hemos tenido que sufrir los distintos gobiernos del Partido Popular en Ciudad Real: han gobernado de espaldas a la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas, y lo han hecho con prepotencia, soberbia, bajo el ordeno y mando y, sobre todo, lo han hecho con mucha irresponsabilidad.

Se han pasado estos últimos cuatro años castigados en el banquillo de la oposición porque, cuando se gobierna como hacían ellos; solo para una minoría radical y pensando en los intereses de unos pocos, no se alcanzan nunca las mayorías suficientes para mantener un gobierno democrático. Hacía mucho tiempo que la gente necesitaba una realidad distinta, una representación más plural y que además estuviera obligada a dialogar y alcanzar acuerdos para gobernar nuestra ciudad.

El PP ha mantenido un papel, en la mayoría de las ocasiones, escandalosamente irresponsable en unos cargos públicos que tienen que velar por los intereses de todas y todos. Recordemos las afirmaciones falsas lanzadas contra nuestro compañero Jorge Fernández en su etapa de presidente de la EMUSER respecto al sueldo que percibía por desempeñar ésta responsabilidad. Cuestión claramente demostrada como mentirosa y que sin embargo no tuvieron ningún pudor en defender públicamente, suponemos que con la intención de calentar el ambiente contra los que consideran sus enemigos políticos, que vienen a ser todos lo que no sean de su propio partido.

Esta manera de hacer oposición desde la irresponsabilidad más absoluta, se ha puesto de manifiesto en muchas otras ocasiones durante toda esta legislatura. En vez de remangarse y ponerse a trabajar, aportando soluciones, sumando con sus propuestas para el beneficio del conjunto de las vecinas y vecinos, en vez de trabajar para el bien común, que es para lo que se elige a todos y cada uno de los concejales de un Ayuntamiento, se han dedicado a politizar cualquier diferencia de opinión, incluso las cuestiones puramente técnicas, han buscado el conflicto por el conflicto, y han hecho permanente demagogia con las dificultades que todos los que trabajamos por Ciudad Real nos hemos ido encontrando por el camino en estos cuatro años. El PP ha depositado todos sus esfuerzos en buscar el enfrentamiento por encima del diálogo y del consenso. Ese es el ambiente en el que se encuentran cómodos y al que fían sus futuros resultados electorales. Su estrategia es básica: cuanto peor para Ciudad Real, mejor para el Partido Popular.

El último ejemplo lo tenemos muy reciente. Ante la “polémica” del humorista Dani Mateo con el uso de bandera en un programa de televisión, el Partido Popular ha aprovechado esta circunstancia para llevar el debate al extremo, al conflicto y al enfrentamiento ciudadano, aprovechando la obra de teatro que tendrá lugar ésta semana en nuestra ciudad y de la que Dani Mateo es co- protagonista. No se nos ocurre nada más irresponsable que las afirmaciones que llevan vertiendo sobre la opinión pública estos últimos días, y más viniendo de un cargo público con una responsabilidad institucional.

Cada uno y cada una puede defender lo que considere, solo faltaría, pero la manera en la que se defiende la propia opinión es lo que marca la diferencia entre los demócratas y los intolerantes. Porque la democracia exige demócratas, y es responsabilidad de todos y todas las representantes públicos dar ejemplo de democracia.

El Partido Popular está intentado, una vez más, generar una sensación de miedo aprovechando una circunstancia que ha supuesto cierto debate, sano y saludable en democracia, pero que ellos han radicalizado hasta el extremo, provocando una polémica que solo beneficia, dudosamente, a sus propios intereses electorales y partidistas. Mientras generan odio y radicalizan falsas polémicas en torno a la bandera, esconden que su única bandera ha sido, durante mucho tiempo, la bandera de quienes han saqueado los recursos públicos de todos y todas robándonos a manos llenas. Están tapando la cantidad de dinero público derrochado y malgastado en auditorios fantasmas, en terrenos en mitad de secarrales, en sueldos desorbitados, en comidas de lujo facturadas a cargo de las empresas municipales, pero también están tapando a Cospedal, Barcenas, Villarejo… y a M.Rajoy.

En definitiva están centrando su trabajo y esfuerzos en tapar lo que realmente nos importa a la mayoría de esta ciudad, de esta región y de este país envolviéndose en la bandera. Ellos si están insultando a las gentes de nuestro país usando la bandera para tapar sus vergüenzas.

Volquemos nuestros esfuerzos en seguir trabajando por mejorar la vida de la gente, desde lo cercano, desde el diálogo. Trabajemos por un Ciudad Real más habitable, con mejores servicios sociales, con más cultura, más amable y paseable. Nosotras seguiremos trabajando con, por y para Ciudad Real mientras otros trabajan con, por y para ellos mismos. Cada uno y cada una sabrá cual es su sentido de la responsabilidad institucional… cada cual sabrá qué idea tiene de la política, pero por favor, ¡seamos responsables!

*Nieves Peinado es la portavoz del Grupo Municipal Ganemos en el Ayuntamiento de Ciudad Real