Seis acusados de tráfico de drogas en la comarca de Valdepeñas se enfrentan a un total de 31 años y medio de cárcel

Julia Yébenes Ciudad Real
Audiencia Provincial de Ciudad Real / Lanza

Audiencia Provincial de Ciudad Real / Lanza

Los procesados, todos reincidentes, serán juzgados en la Sección Segunda de la Audiencia de Ciudad Real los próximos 17, 18 y 19 de mayo, y para el fiscal son culpables presuntamente de seis delitos contra la salud pública, con la agravante de reincidencia

Seis acusados de traficar con drogas en la comarca de Valdepeñas, uno de ellos de origen ecuatoriano, se enfrentan a un total de 31 años y seis meses de cárcel por distribuir sustancias en la comarca de Valdepeñas entre octubre de 2015 y febrero de 2016.

Los procesados, todos reincidentes, serán juzgados en la Sección Segunda de la Audiencia de Ciudad Real los próximos 17, 18 y 19 de mayo, y para el fiscal son culpables presuntamente de seis delitos contra la salud pública, con la agravante de reincidencia.

Según relata el Ministerio Público en su escrito de acusación, R.R.R.P., el principal acusado, y R.C.P., C.J.S.L., E.S.L., I.D.S. y J.A.L.U., tres de ellos adictos, formaban parte de un entramado delictivo dedicado a la venta y distribución de sustancias estupefacientes, fundamentalmente cocaína, a consumidores de la comarca de Valdepeñas.

En concreto, pide seis años de cárcel para cada uno de R.R.R.P., C.J.S.L. y E.S.L. (sufría adicción), y cuatro años y seis meses para I.D.S., R.C.P. y J.A.L.U, este último puede cumplir año y medio de cárcel y sustituir el resto de condena por la expulsión de España y la prohibición de entrada por un periodo de ocho años.

Las investigaciones comenzaron en octubre de 2015 cuando el juzgado número 2 de esta localidad abrió una causa y decretó el secreto de alas actuaciones, además de autorizar la intervención telefónica de varios de los móviles de los acusados. Las escuchas y otras vigilancias permitieron concluir a las fuerzas policiales que el principal suministrador de la droga era  R.R.R.P., quien viajaba con asiduidad desde Madrid a Valdepeñas y quedaba con el resto de acusados “para abastecerlos de sustancias estupefacientes” (en alguna ocasión fue al revés).

Los seguimientos permitieron comprobar las visitas de ‘clientes’ al domicilio de R.C.P. los viernes y sábados preferentemente, en horarios nocturnos y de madrugada, con gran afluencia de vehículos y personas.

Es el mismo caso de C.J.S.L., que la ser vigilado “se puso de manifiesto su dedicación a la venta de cocaína en el bar que regentaba junto a su pareja, al igual que su hermano E.S.L. e I.D.S. y J.A.L.V.

Tras las escuchas, fue autorizada la entrada a los domicilios de los acusados, donde se encontraron con material compatible con la venta de droga, como bolsitas monodosis, básculas de precisión, teléfonos, televisiones, pequeñas cantidades de cocaína y cannabis (por un valor de algo más de 1.250 euros) y dinero en diversas cantidades (14.500 euros). También les fueron confiscados tres coches.

Todos estuvieron en prisión provisional varios meses en 2016.